Los islamistas piden que las mujeres de Bangladesh se queden en casa

Varios miembros de Hifazat-e Islam [en], un partido islamista radical de Bangladesh, atacaron a mujeres periodistas que cumplían su labor informativa cubriendo la marcha del grupo en la capital del país para exigir la estricta aplicación de la ley islámica [en], incluyendo la total separación por sexos y el castigo de «blogueros ateos o blasfemos».

Durante la marcha del 6 de abril de 2013 en Dacca, Hefazot Islam presentó su petición de 13 puntos [en] que supondría la pena capital por el delito de blasfemia, la obligatoriedad de la educación islámica y el final [bn] de «cualquier práctica cultural extranjera como la inmodestia, la lascivia, el comportamiento impropio, la cultura de libre reunión entre sexos o el encendido de velas en nombre de la libertad personal y la libertad de expresión».

El 6 de abril Hifazat-e Islam organizó una marcha para pedir acciones contra los 'blogueros ateos y blasfemos de la plataforma Ganajagaran Mancha de Shahbagh. Image de Suvra Kanti Das. Derechos de autor Demotix (6/4/2013)

El 6 de abril Hifazat-e Islam organizó una marcha para pedir acciones contra los ‘blogueros ateos y blasfemos’ de la plataforma Ganajagaran Mancha de Shahbagh. Image de Suvra Kanti Das. Derechos de autor Demotix (6/4/2013)

El día de la marcha, Hifazat-e Islam no solo impidió que las mujeres se sumaran al evento, sino que también acosaron física y verbalmente a varias periodistas [en] que lo cubrían. Un grupo de activistas de Hizafat persiguió y asaltó a Nadia Sharmin, reportera de Ekushey Television, en Bijoynagar, en el camino de la marcha, y le cortó el paso a la reportera de Financial Express Arafat Ara At Paltan, cerca de la zona del evento, cuando se dirigía a su oficina.

A Sharmin le lanzaron ladrillos y botellas de agua [en], y después la tiraron al suelo y le golpearon. Tuvo que ser ingresada en un hospital donde pasó tres días [en]. Se presentaron denuncias contra 60 personas.

Este vídeo subido a YouTube por el ProfessorZiauddin muestra como una muchedumbre de miembros de Hifazat ataca a Nadia:

Una anciana que recogía botellas de agua en la zona de la marcha fue expulsada con el pretexto de que «no era lugar para mujeres».

No obstante, con posterioridad, ante la protesta de los periodistas [en], que llamaron a boicotear la difusión de noticias de los islamistas, representantes de Hifazat declararon que el grupo lamentaba el ataque [en], afirmando que algunos «malhechores habían perpetrado la agresión a los escribas».

Activistas de Hefazot Islam atacan a la periodista Nadia Sharmin mientras cubría su larga marcha. Imagen por cortesía de Sanaullah Lablu.

Activistas de Hefazot Islam atacan a la periodista Nadia Sharmin mientras cubría su larga marcha. Imagen por cortesía de Sanaullah Lablu.

Hasta ahora, el gobierno bangladesí ha mostrado muy poca firmeza con ellos, y la primera ministra llegó a pedirles [en] que pospusieran las protestas que pensaban hacer en Dacca, programadas para el 4 y el 5 de mayo, por consideración a las actividades de rescate que se están llevando a cabo tras el derrumbe del edificio Savar (ver el informe de Global Voices).

La primera ministra también mencionó que muchos de sus 13 puntos ya se habían implementado o están en proceso de serlo. También ofreció negociar otras exigencias.

No obstante, el partido ha prometido [en] continuar las protestas y los disturbios durante un largo periodo de tiempo.

El 5 de mayo de 2013, el grupo planeaba aislar Dacca del resto del país colocando a sus activistas en los seis puntos de entrada a la ciudad, afirmando que la promesa de la primera ministra de tratar la mayor parte de sus 13 puntos está «desprovista de contenido». Los partidos opositores BNP [en] y Jamaat-e-Islami [en] les apoyan.

La postura de Hefazot contra las mujeres ha provocado una enérgica condena en Bangladesh, lo que ha hecho que se organien protestas y manifestaciones contra el grupo por todo el país.

Bangladesh es una democracia secular en la que las mujeres han hecho grandes progresos [en]. Según los datos del último censo [bn], alrededor de la mitad de la población bangladesí (152 518 015 personas) son mujeres. En educación, las mujeres progresan con mayor rapidez que los hombres: el 89,19% de chicas y el 78,23% de chicos [en] aprueban el examen final de secundaria. Y las mujeres van incrementando su poder económico, gracias a la industria textil en la que el 80% de los trabajadores son mujeres.

Activistas de la federación de teatros de Bangladés participaron en una marcha contra la manifestación de Hifazat-e-Islam en Dhaka. Imagen de Rehman Asad. Derechos de autoro Demotix (5/4/2013)

Activistas de la federación de teatros de Bangladesh participaron en una marcha contra la manifestación de Hifazat-e-Islam en Dacca. Imagen de Rehman Asad. Derechos de autor Demotix (5/4/2013)

Y la primera ministra del país, la líder de la oposición y exprimera ministra, y la recién nombrada portavoz del parlamento [en] son mujeres. Muchos consideran el opresor régimen de Hifazat como un obstáculo al progreso que Bangladesh ha hecho en cuanto a derechos femeninos.

El 27 de abril de 2013, una alianza de organizaciones no gubernamentales que trabajan por los derechos de la mujer convocó una manifestación [en] en Dacca para protestar contra el sometimiento propuesto para las mujeres. Sultana Kamal, una activista de derechos humanos, dijo a los reporteros:

La gente es poco comunitaria y tolerante con las religiones. El país no puede ceder ante el pulso de un puñado de fanáticos.

Kazi Mamun Hossain [hi] escribió en el blog comunitario Somewhereinblog contra el deseo de Hefazot de establecer un estado talibán en el que las mujeres se vean forzadas a quedarse en casa con sus burqas:

হেফাজত তাদের ১৩ দফায় ধর্মের নামে নারীদের চার দেয়ালে বন্দী করতে চায়, চায় পোশাক শ্রমিক নারীদের মাধ্যমে দেশ যে বিদেশী মুদ্রা আয় করছে তা বন্ধ হোক, আমাদের মেয়েরা কাজ না করে স্বামীর পদতলে বাঁধা থাকুক। শিক্ষা ব্যবস্থাকে আধুনিক না করে আমাদেরকে অন্ধকারে বেঁধে রাখতে চায়। ধর্মের নামে আধুনিক বাংলাদেশকে তালেবান রাষ্ট্র বানাতে চায়।

Hefazot intenta confinar a las mujeres entre cuatro paredes con sus 13 puntos de exigencias. Quieren interrumpir el flujo de divisas extranjeras prohibiendo a las trabajadoras de la industria textil hacer su trabajo. Quieren que nuestras mujeres dejen de ganar un sueldo y se sometan a sus maridos que serán los que generen ingresos. Quieren coartar la modernización de nuestras políticas educativas y mantenernos en la oscuridad. Quieren establecer un estado al estilo talibán con la excusa de proteger la religión.

En la misma web, Nayakraj [bn] reiteraba que este país es para todos:

বাংলাদেশকে কোনক্রমেই তালিবান আফগান বানাতে দেয়া যাবে না। বাংলাদেশ কোনো কাঠমোল্লার দেশ না, এই দেশ নারী পুরুষ সবার।

No podemos permitir que Bangladesh se convierta en un estado de tipo talibán como Afganistán. Bangladesh no es un país de fundamentalistas. Este país es para hombres y mujeres: para todo el mundo.
Las protestas de Hefajat-e Islam siguen y amenazaban con bloquear Dacca el 5 de mayo de 2013 si sus peticiones de 13 puntos, incluyendo una ley contra la blasfemia y la ejecución de los blogueros ateos por difamar el islam en Bangladés. Imagen de Rehman Asad. Derechos de autor Demotix (19/4/2013)

Las protestas de Hefajat-e Islam siguen y amenazaban con bloquear Dacca el 5 de mayo de 2013 si sus peticiones de 13 puntos, incluyendo una ley contra la blasfemia y la ejecución de los blogueros ateos por difamar el islam en Bangladés. Imagen de Rehman Asad. Derechos de autor Demotix (19/4/2013)

El bloguero Himu escribía [bn] en el blog comunitario Sachalayatan que las mujeres de Bangladesh son una parte demasiado importante del funcionamiento del país como para quedarse en casa:

যে বাংলাদেশের কৃষি অচল নারীর অংশগ্রহণ ছাড়া, যে বাংলাদেশের শিল্প অচল নারীর শ্রম ছাড়া, যে বাংলাদেশের পরিবার অচল নারীর নি:শব্দ আত্মবিসর্জন ছাড়া, সে বাংলাদেশে মাথায় ফেট্টি বাঁধা কতগুলি উন্মাদের কথায় নারী অন্তরীণ হয়ে থাকবে?
কখনোই না।

La agricultura de Bangladesh depende de la fuerza humana de las mujeres, la industria depende de las mujeres. En Bangladesh, las familias dependen de la silenciosa contribución de las mujeres como madres y amas de casa. Las mujeres de Bangladesh no van a confinarse porque unos cuantos radicales con turbantes en la cabeza lo digan. Nunca.

Shariful Islam Rukun [bn] cuestionaba en el blog Amarblog la forma que tiene este grupo de entender el islam, a la vista de sus ataques a mujeres durante la marcha:

ইসলাম শান্তির ধর্ম। হেফাজতের যে সব কর্মীরা এ মহত্ (!) কাজে অংশ নিয়েছেন তারা কী জানাবেন, একজন মহিলাকে অর্ধশত পুরুষ মিলে এভাবে নির্দয়ভাবে পেটানোর অনুমতি ইসলামের কোথায় উল্লেখ আছে?

Islam es la religión de la paz. ¿Nos pueden decir los miembros de Hefazot que participaron en estos sagrados (!) ataques dónde prescribe el islam que un grupo de hombres deban golpear despiadadamente a una mujer desarmada?

Irteza (@irteza) preguntaba en Twitter:

@ইরতেজা: সকল গণমাধ্যমকে উদাত্ত আহবান জানাচ্ছি, সাংবাদিক বোনদের ওপর অব্যাহত অত্যাচার নির্যাতনের প্রতিবাদে হেফাজতে ইসলামীর সকল সংবাদ বর্জন করুন।

@irteja: Pido a los periodistas que boicoteen todas las noticias relacionadas con Hefazot Islam en los medios como protesta por su ataque a las periodistas.

Bikkhipto Khitish (@projonmo106) afirma que los esfuerzos de los fundamentalistas son inútiles:

@প্রজন্ম১০৬: দু:খিত, হে ধর্মান্ধের দল, নারীকে ঘরে আটকে রাখার দিন এদেশে আর নেই, কোনোদিন আর আসবেও না। sachalayatan.com/dhusor_jolchobi/48746 #শাহবাগ

@projonmo106: Lo siento, queridos fundamentalistas, se acabó la época en la que guardábamos a nuestras mujeres dentro de casa. Esos tiempos no van a volver. sachalayatan.com/dhusor_jolchobi/48746#.UWW3Y3h_1Ns.twitter … [bn] #shahbag

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close