¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Fatuas para Imran Khan – Las elecciones pakistaníes se ponen feas

Screengrab from PTI Official Website http://insaf.pk/

Una popular estrella del cricket convertida en político, cuya campaña y mítines [en] han estado atrayendo a jóvenes votantes con el eslogan “Naya Pakistan” (Nueva Pakistán), ha irritado a algunos de sus seguidores al distanciarse [en] del Ahmadía, el grupo minoritario oprimido del país.

Imran Khan estaba reaccionando ante las fatuas o decretos publicados esta semana por algunos clérigos islámicos y un partido político islámico en las que se prohibía a los paquistaníes votarle por ser “un ateo” y “un agente de Ahmadía”. Aún faltan unos días para las históricas elecciones que tendrán lugar el 11 de mayo de 2013. El partido de Khan, un nuevo jugador en la escena política de Pakistán, está demostrando ser un verdadero contrincante para los partidos ya consolidados del país [en].

Las declaraciones de Khan sobre Ahmadía

En la página web oficial de su partido, Pakistan Tehreek-e-Insaf PTI, Khan respaldaba la constitución de Pakistán [en] que declaraba a los ahmadíes no eran musulmanes en 1974 y prohibía al Ahmadía llamar a su fe Islam y a sus lugares de rezo mezquitas en Pakistán.

Pakistán es el único país del mundo que ha declarado oficialmente que “los ahmadíes no son musulmanes”. El comunicado de prensa del PTI emitido el 2 de mayo dice [en]:

El PTI está de acuerdo con el artículo de la Constitución de la República Islámica de Pakistán sobre el Ahmadía. No forma parte de la agenda del PTI pedir la modificación de dicho artículo de la Constitución.

[…]

Se trata de una conspiración política en contra de mi persona y del PTI como partido […] Aquellos ulemas [autoridades religiosas] que me tachan de kafir [ateo] y le dicen a la gente que votar al PTI es haram [prohibido por la ley islámica] en sus fatuas [decretos religiosos] habrían hecho bien en seguir las normas para emitir fatuas y en haber verificado mi fe antes de emitir las mismas.

Un vídeo de Khan hablándole directamente a la cámara [ur] fue también subido a la web el 2 de mayo, aunque fue retirado más tarde.

La diseñadora de moda Zarlasht Faisal viajó a través del país para asistir a los mítines de Khan previos a las elecciones. Antes de ser informada de las fatuas escribió en su página pública de Facebook el 2 de mayo:

Como apasionada seguidora del PTI y de IK, estoy horrorizada por la declaración sobre el Ahmadía en la página web del PTI; esto es verdaderamente decepcionante.

Decreto religioso emitido en contra de Khan

La declaración de Imran Khan llegó como respuesta [en] a un vídeo que circulaba por las redes sociales en el que se mostraba a una mujer que parecía representar al PTI solicitando el voto del Ahmadía a un líder espiritual del Ahmadía. El vídeo impulsó a varios eruditos islámicos a emitir el 1 de mayo fatuas en contra del voto a Khan.

El 4 de mayo, Fazlur Rehman, líder del partido islámico más grande de Pakistán, Jamaat-e-Islami, también respaldó [en] el decreto. El popular periodista Moeed Pirzada escribe en su página de Facebook [en]:

Fazlur Rehman utilizó todas las palabras que pudiesen fomentar el odio de cualquier persona de las masas conservativas de Pakistán. Llamó a Imran agente de “norteamericanos, judíos, ahmadíes y persona de carácter enfermizo”. “Una persona que no pudo hacer de sus hijos musulmanes ni paquistaníes, que sueña con ser el primer ministro de Pakistán y con convertir el país en un estado islámico del bienestar”, dijo el Maulana [autoridad religiosa]. — ¡Jajaja! ¿Dónde está la Comisión Electoral?

Un día después de la declaración de Rehman, una granada fue lanzada a la oficina del PTI [en] hiriendo a dos personas. Este fue el primer ataque dirigido al partido en vísperas a las elecciones, a pesar de que la campaña electoral ha sido sangrienta para otros partidos. 

Las juventudes partidarias de Khan reaccionan

Una publicación de Pirzada en Facebook generó cientos de comentarios en unas horas. Un seguidor responde [en]:

Bilal Fazal: voy a votar a IK [Imran Khan] tras su fatua. Este es el tipo de fatua que ha hecho de Pakistán un lugar sangriento e inhabitable. Que Dios ayude a los seguidores de Maulana dándoles hidayat [orientación] y rochni [luz] para verlo.

Una estudiante de derecho natural de Islamabad, Imaan Hazir Mazari (@ImaanHMazari [en]), que solía ser una apasionada seguidora del PTI y cuya madre es miembro [en] del partido de Imran Khan, tuitea [en]:

@ImaanHMazari: No había necesidad de actuar tan a la defensiva. Ha dado como resultado la impresión de que su acoso [ahmadí] es justificable. Mal movimiento, IK.

En su blog personal añade [en]:

Creo en el cambio del que él hablaba incluso cuando dejé el PTI porque creía que era un hombre que no se doblegaría ante los extremistas cuando llegase al poder. Mi fe en él flaqueó dado que sus recientes acciones han resultado muy desalentadoras para una paquistaní que cree en la igualdad de derechos para todos, independientemente de la creencia religiosa. Lo más triste es que yo, al igual que muchos otros paquistaníes, me siento indefensa y sin opciones. Si no voto a Imran Khan ¿a quién voy a votar?

En un hilo de Facebook en su perfil con docenas de comentarios, Zarlasht Faisal dice [en]:

Una declaración muy irresponsable pero aun tengo MUCHA fe en él. La cuestión es… que se trata de un odio que la ley del rumor ha cavado en nuestra psique desde 1973… Hará falta mucho más que una charla durante los días previos a las elecciones para cambiarlo.

El 4 de mayo escribió una publicación más larga en la que explicaba por qué [en] continúa apoyando a Imran Khan.

El Ahmadía de Pakistán

En 1973. el gobierno de Zulfiqar Ali Bhutto (padre de Benazir Bhutto) cedió ante las presiones de partidos religiosos y modificó la constitución para declarar no musulmanes al Ahmadía [en] a través de una ley parlamentaria. En 1984 el dictador militar Zia-ul-Haq fue un paso más allá al prohibir a Ahmadía “aparentar ser musulmanes”. Lo que quiere decir que no pueden hacerse llamar musulmanes, ni a sus lugares de rezo mezquitas y ni siquiera pronunciar el saludo musulmán en árabe, assalamu-alaykum (que la paz esté con ustedes).

Desde entonces se ha ido incrementado el número de crímenes de odio contra el Ahmadía [en]. Muchos temen por su seguridad en Pakistán y viven en la sombra. Con Ahmadía en el centro de este reciente juego político de anotarse puntos, muchos jóvenes ahmadíes han comenzado, valientemente, a tuitear y a mencionar sus luchas en Facebook.

Nadir, un ahmadí de 30 años residente en Australia, escribe en su página privada de Facebook (usado con permiso):

Es duro ser ahmadí. Primero sus padres les dicen que estén orgullosos de su país y que lo amen, después todos comienzan a asesinar a todo el mundo y le dicen que no vuelva a Pakistán ya que puede acabar asesinado/secuestrado o que nunca consiga un ascenso en ningún trabajo, si es que consigue uno; la policía no le puede ayudar ni siquiera si se trata del crimen de otra persona hacia usted o su familia, ni tampoco lo hacen los juzgados. Hoy en día se les dice a los niños que no le cuenten a nadie que son ahmadíes, ya que si lo hacen son echados del colegio, pegados, asesinados, suspendidos o aislados. Es una mierda, se lo digo yo, una seria fractura de identidad.

Un grupo anónimo de Facebook de izquierdas llamado “Traidores de Pakistán” publicó el 4 de mayo una imagen y una cita del venerado padre fundador del país que decía:

Los ahmadíes son musulmanes si ellos dicen que son musulmanes, y nadie, ni siquira la Soberana Legislación, tiene el derecho de decir lo contrario” – Muhammad Ali Jinnah, 5 de mayo de 1944.

La cita fue compartida por cientos de jóvenes paquistaníes usuarios de Facebook y generó cientos de comentarios con muchas dudas acerca del estatus de Ahmadía como no musulmanes en Pakistán.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.