¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Películas de Rickshaw: Tentative Collective

Rising Voices nota: Esta entrevista, realizada por Hira Nabi el 7 de enero de 2013, fue publicada originalmente en Mashallah News [en] y se vuelve a publicar parcialmente, con su permiso. Puede encontrar más información y actualizaciones recientes sobre el equipo Tentative Collective y sus proyectos en su página web [en].

Mera Karachi Mobile Cine es una iniciativa en colaboración con varias comunidades de marginados y migrantes para producir cortometrajes realizados con teléfonos móviles, y para organizar exhibiciones gratis utilizando un proyector con energía de rickshaw. Las personas detrás tienen por objetivo proporcionar un espacio alternativo y construir una practica colectiva artístico social.  

Hira Nabi habló con Yaminay Nasir Chaudhri del Tentative Collective [en] (Colectivo Tentativo, conocido como Grupo Aarzi en urdu), que dirige el proyecto Mera Karachi Mobile Cine. Hablaron de los desafíos involucrados en el proyecto, la práctica social en el campo del arte y de las posibilidades de Karachi.

karachi mobile cinema

HN: ¿Qué es el Tentative Collective

YNC: Somos un colectivo nómada de personas que comparten recursos para crear arte en los espacios públicos de las ciudades en las que vivimos. Queremos cultivar nuevos espacios de participación social a través de la creación de situaciones surrealistas y transformadoras en el día a día. Nuestros proyectos son colaborativos, en lugares específicos e implican diferentes niveles de la sociedad.

Por el momento, estamos respondiendo a la observación de que el espacio público se está reduciendo y tratamos de insertarnos en la ciudad cada vez que se presenta una oportunidad. El nombre de “tentativo” es apropiado para nosotros debido al contexto político inestable en el que operamos. Tratamos de utilizar la incertidumbre para nuestro beneficio y adoptar un tipo de metodología creativa: “¡vamos a hacerlo!”. Diferentes personas generosamente donan su tiempo y recursos a diferentes proyectos en función de sus intereses.

Nuestro ultimo proyecto, Mera Karachi Mobile Cine, fue una respuesta a los muros que se levantan alrededor de todo Karachi. Nuestros parques son amurallados, y la playa ahora tiene una tarifa de entrada. Las casas en tanto zonas de élite como marginadas han marcado sus fronteras con setos, rejas, alambradas de púas y concreto- barreras para determinar nuestro paisaje visual. Para nosotros, la proyección de imágenes en movimiento en estas paredes es una forma de desmaterializarlos. Mera Karachi Mobile Cine también tiene como objetivo crear un sentido de propiedad comunitaria de los espacios públicos en varios barrios, al albergar fiestas de proyección que ofrecen vídeos filmados en teléfonos celulares y reunidos en esos lugares.

HN: ¿Cómo crece el proyecto? ¿Cómo involucran a más personas? 

YNC: Cada proyecto tiene su propio equipo de participantes, asi que realmente, depende. No creo que nuestro objetivo sea el contínuo crecimiento. Personalmente, creo que un crecimiento excesivo puede tener efectos secundarios peligrosos. Pero nosotros queremos llegar a ser una especie de institución que esté presente por muchos años y esté disponible para cualquier persona que quiera beneficiarse de nuestros recursos.

Siempre estamos abiertos a nuevas personas y nuevos proyectos. Dado que somos muy jóvenes, actualmente estoy manejando bastante de la configuración organizativa y estructural. Sería muy bueno conseguir un buen grupo central en el lugar o una gran cantidad de personas que quieran llevar a nuestros temas y los utilizen para organizar nuevos proyectos en toda la ciudad. Nuestra actual forma de llegar es a través del boca a boca, los medios sociales y una red de personas que conocemos, trabajamos, empleamos y ¡accidentalmente encontramos!

Con Mera Karachi Mobile Cine empezamos pequeño, con una señora que vive en Ibrahim Haidery [en]. Fue presentada a nosotros por un académico urbano, el Dr. Nausheen Anwar, quien es amigo y asesor de nuestro equipo. Este contacto se convirtió en un miembro del colectivo y jaló a todo su vecindario. Era todo muy orgánico.

HN: ¿Cuán participativo es el trabajo que hacen? ¿Qué tipo de acceso a la tecnología tienen los colaboradores para crear y compartir el trabajo?

YNC: Estoy tratando de establecer un enfoque horizontal para la creación de trabajo. Es decir, quiero que la gente que participa, comparta y produzca ideas por igual y aprendan unos de otros en lugar de tener un enfoque de arriba hacia abajo. Esto es muy duro. Es particularmente difícil de navegar las barreras sociales y educativas, los privilegios de algunos miembros pueden superar las ideas de los demás. Pero somos conscientes de ello y lo manejamos exponiendo nuestras propias irregularidades y subjetividades. La tecnología es compartida tanto como sea posible y buscamos medios que sean fácilmente accesibles y comunes, tales como cámaras de teléfonos celulares en lugar de caras Réflex digitales en Mera Karachi Mobile Cine.

Esto ofrece la posibilidad de replicación o reutilización después que nos hayamos ido. Por lo tanto, en muchos sentidos, es la idea la que tiene preferencia en lugar de la tecnología. Y a veces soñamos en subir la apuesta y hacer cosas como enseñar a nuestro contacto residente en Ibrahima Haidery cómo editar y cómo llegar a ser un maestro para otros niños del barrio, de modo que el maestro puede seguir organizando cosas nuevas y desarrollar nuestra idea de mil maneras…

HN: ¿Cuáles son algunos de los obstáculos tecnológicos específicos que han enfrentado al trabajar en Karachi?

YNC: Hay un problema de bijli (electricidad). Algunos de los lugares a los que vamos tienen un sistema kunda [donde las personas obtienen la electricidad a través de medios ilegales sacando la energía de los cables sin tener que pagar por el consumo de energía], y no reciben electricidad por parte del gobierno. Eso nos hizo pensar en cómo hacer nuestro sistema de proyección móvil y fue la principal razón por la que se volvió móvil y auto suficiente. Tenemos nuestras propias baterías y nuestro propio convertidor y estamos totalmente fuera de la red. Nos vimos obligados a pensar de esa forma debido a a la situación especifica de Karachi.

rickshaw

Dado que no sabemos cuál será la situación de seguridad en el futuro, estamos tratando de pensar en una estética vernácula para este dispositivo de cine móvil, para que no seamos demasiado conspicuos como forasteros. La situación requiere de ciertas decisiones que informan tanto lo visual del proyecto como su tema.

Ahora, esto es interesante ya que algunos de los vídeos que recibí fueron, me dí cuenta, hechos sólo para mí. Las mujeres se habían filmado a sí mismas sin burkas pensando que estaban mostrandose a otra mujer.

HN: ¿Sabían que se proyectarían los vídeos?

YNC: Sí, se les había dicho antes. Cuando se dieron cuenta que serían mostrados en público, hubo un alboroto. Así que nos embarcamos en una intensa ronda de ediciones, difuminando caras y cortando tomas de ciertas partes del cuerpo. Ese corpus editado de trabajo, con todas esas exclusiones y substracciones, se convirtió en una obra de arte en sí mismo…

HN: Aparte de eso, ¿te has visto obligado a la auto censura en otras ocasiones?   

YNC: La política y la religión son las dos otras cosas que a veces tenemos que censurar. En política, en particular, porque no podemos poner en peligro la seguridad del participante siendo filmado. La censura es guiada por la comunidad pues la gente misma nos dice. Por ejemplo, algunas mujeres han dicho: “Mira, yo estoy mostrando imágenes de mí misma sin burka, puede mostrarlas en cualquier lugar, pero no las muestre en mi barrio.” Algunas personas han hecho vídeos políticos críticos y nos pidió mostrarlas en una parte diferente de la ciudad, donde viven los simpatizantes del partido de oposición.

HN: Por lo tanto, ¿es Tentative Collective casi una especie de servicio de mensajería? 

YNC: (Risas) Sí, a veces, pero no siempre hacemos eso, porque tenemos que salvarnos a nosotros mismos también. También puede ser peligroso para el colectivo, ya que si los vídeos políticos se vuelven virales, “podemos” ser malinterpretados como intermediarios políticos y conseguir un tiro del otro lado. Tenemos que reposicionarnos constantemente fuera de las rivalidades políticas en la ciudad y mantenernos alejados de las agendas políticas y religiosas.

Para obtener más información sobre Tentative Collective, visite su sitio web] [en] o sígalos en Facebook [en] y Twitter [en].

Lo mismo para Mashallah News [en] . Son un colectivo de periodistas, blogueros y diseñadores gráficos multilingue, una plataforma para lo que ellos llaman noticias “desOrientadas”, con el objetivo de difundir una nueva perspectiva en francés, inglés y árabe. Mira su blog [en] , que muestra imágenes y sonidos recientes, y síguelos en Facebook [en] y Twitter [en].

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.