¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Españoles votan por la sanidad universal en referéndum popular

Más de un 99% de españoles rechaza los planes del Gobierno de privatizar la sanidad. Este es el resultado del voto de casi 1 millón de personas en la consulta sanitaria que varios colectivos independientes celebraron en Madrid para que la ciudadanía decidiera qué tipo de sanidad prefiere,

Los resultados se presentarán en la Corte Europea en Bruselas.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, cuyo presidente es Ignacio González, ha tomado las decisiones sobre la sanidad sin consultar con los ciudadanos y sin apenas prestar atención a sus protestas. Esto ha llevado al colectivo “Marea Blanca”, junto con otras organizaciones, a rechazar la iniciativa privatizadora de la forma más democrática posible: haciendo opinar a la ciudadanía.

Portada

Una urna en un comercio. Fotografía de la página Consulta por la Sanidad.

Así, la capital española, entre los días 5 y 10 de mayo, se ha llenado de unas 2.500 urnas en la celebración de un referéndum sanitario, que ha tenido lugar en 103 municipios de Madrid. Todo se ha llevado a cabo mediante voluntarios que también se han preocupado de informar a la gente acerca de en qué consistía la votación. La concisa pregunta, lanzada a cualquier ciudadano mayor de 18 años, fue la siguiente:

Papeleta

Según los datos recogidos por la página del evento, durante los seis días han votado 935.794 personas, recogiéndose los siguientes porcentajes:

929.903 personas, un 99,4%, han respondido que

3.558 personas, un 0,4%, han votado que NO

1.454 personas, 0,2 % han votado en blanco

y se han producido 879 votos nulos, 0,1%

Los organizadores consideran un éxito tanto la participación como los resultados, y lo expresan en la página de este modo:

En esta Consulta, los ciudadanos hemos sentido que formamos parte del pueblo. Que tenemos voz. Estamos teniendo numerosas emociones positivas.

(…)

Según la Declaración Universal de Derechos Humanos, el derecho a la salud y la asistencia médica es uno de los derechos fundamentales. Según la Constitución Española “se reconoce el derecho a la protección de la salud”. A su vez, dice que “La soberanía reside en el pueblo”. Por tanto el pueblo es el que tiene todo el derecho a decidir.

Mesa de votación. Imagen de <a href="http://www.madridiario.es/galeria/consulta-popular-por-la-sanidad-publica-marea-blanca-1/62134.html">madridiario.es</a>

Mesa de votación. Imagen de madridiario.es

Reacciones

A pesar de contar con una enorme difusión en medios y redes sociales como Twitter o Facebook, la iniciativa, lógicamente, no convence a aquéllos a los que pretende enfrentarse. El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha intentado descalificar la consulta popular considerándola una “parodia” y “simulacro de referéndum” y argumentando que no representa, realmente, la voluntad popular. Ha denunciado, además, que todos aquellos que intentaban acercarse a las urnas a votar a favor de la privatización “han sido objeto de insultos y de acosos”.

Por otro lado, partidos como Izquierda Unida han celebrado el éxito de la iniciativa, mientras que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha rechazado el modelo privatizador del gobernate Partido Popular (PP), lo que le ha llevado a presentar un recurso al Constitucional. Gregorio Gordo, de Izquierda Unida, espetó en un pleno a Ignacio González que, si el PP justifica sus acciones en base a los resultados obtenidos en las urnas, deberían darle credibilidad también a consultas ciudadanas de esta naturaleza:

 El millón de madrileños y madrileñas que han votado la semana pasada sí sabían lo que votaban, y el millón y medio que les votaron [al PP] el año pasado no sabían lo que iban a hacer con sus votos.

Contra un modelo excluyente

A pesar de las descalificaciones, es verosímil que los resultados reflejen el malestar ciudadano hacia una reforma sanitaria que pretende privatizar (o “externalizar”, en palabras de los políticos) 27 hospitales públicos sólo en Madrid. Especialmente, la gente está ya concienciada en temas tan sangrantes como el del Real Decreto 16/2012, que deja a los indocumentados sin cobertura sanitaria: cientos de inmigrantes han sido, a raíz de la aprobación de este decreto, puestos en peligro por desatención, según aseguran Médicos del Mundo. Recientemente ha conmocionado a todo lector de prensa la muerte del senegalés Alpha Pam después de que se le negara el ciudado sanitario, el caso de María Concepción Amaya o el del Hospital de Burgos, donde se cobró 1900 euros a una inmigrante embarazada, que luego abortó, y a la que Hacienda la quiere embargar por 2.555 euros más.

Imagen del colectivo <a href="http://yosisanidaduniversal.net/portada.php">Yo Sí Sanidad Universal</a>

Imagen del colectivo Yo Sí Sanidad Universal

Respecto al primero de los casos, que ya se ha cobrado la destitución del director del hospital donde sucedió la muerte del senegalés, la plataforma Yo Sí Sanidad Universal, una iniciativa que lleva tiempo luchando de manera activa contra el real decreto y el modelo sanitario excluyente, ha comentado:

Está bien que haya responsabilidades. Pero no nos olvidemos que los últimos responsables de estas injusticias son el Ministerio de Sanidad, que gestó el RDL 16/2012, y las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas que lo aplican. Abajo el RDL 16/2012.

Pero, aún dejando a un lado los casos más extremos, la ciudadanía sigue teniendo motivos para rechazar un sistema de sanidad apoyado en unos recortes presupuestarios que suponen una merma de la calidad, de la que ya se vienen viendo casos, como, por ejemplo, el del Hospital de Navarra, con servicio de cocina privatizado y donde se han encontrado restos fecales en la comida, en tanto que la prensa denuncia un deterioro en la alimentación de los pacientes.

Imagen de la <a href="https://www.facebook.com/esmareablanca">página de Facebook</a> de la Marea Blanca

Imagen de la página de Facebook de la Marea Blanca

Antecedentes y vistas al futuro

Esta iniciativa sigue el reguero marcado por una experiencia anterior: la de la Consulta Social del Agua, un sondeo ciudadano contra la privatización del Canal de Isabel II en la Comunidad de Madrid, que fue “todo un éxito” de difusión y participación y cuyo resultado, según la Marea Blanca, fue “tan claro (99% en contra)” que consiguió frenar los planes de privatización. En aquella ocasión se presentó, junto a los votos, una demanda legal contra la privatización que fue admitida y sigue, al día de hoy, su curso legal en el Tribunal Europeo de Bruselas.

A Bruselas es donde quiere enviar nuevamente la Marea Blanca el millón de votos, para “exigir a las instituciones y políticos que respeten la voluntad de la ciudadanía”. Aseguran además que el colectivo pretende reunirse durante las próximas semanas con grupos políticos, explicar sus propuestas y hacer que la voz del pueblo sea escuchada de una vez.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.