¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Corte brasileña prohíbe a activista protestar en internet contra proyecto de construcción

Un tribunal de apelaciones brasileño ha prohibido a un ingeniero agrícola, crítico de la construcción de complejos de apartamentos de gran altura, hablar en las calles y en Internet en contra del proyecto. 

Defensores de la libertad de expresión han advertido que la decisión rompe con los estándares legales a nivel internacional.

La corte de Justicia de Sao Paulo dio de baja la apelación del abogado Ricardo Fraga de Oliveira el 15 de mayo del 2013 a un mandato judicial temporal impuesto a él el 6 de marzo del 2013 para ser suspendido, lo que él reclamó restringía su libertad de expresión. 

El mandato judicial surgió de un caso presentado contra Oliveira por Mofarrej Vila Mariana SPE (Sociedad de ingenieros petroleros), la compañía constructora detrás de los complejos de apartamentos. La compañía acusa a Oliveira de calumnias, argumentando que estaba ”espantando” a posibles compradores de apartamentos debido a sus protestas. Oliveira lidera un movimiento llamado ”O Outro Lado do Muro – Intervenção Coletiva ” (Al otro lado del muro – intervención colectiva) que ha hecho campaña en contra del proyecto señalando que dañaran un río en el sitio, llamado ”Boa Vista” e incrementaría el ya caótico tráfico en el barrio.

O Outro lado do muro - Intervenção coletiva/Foto: Artigo 19/Usada com permissão

  El otro lado de la muralla – intervención colectiva. Foto de Articulo 19, usada con permiso.

La decisión de la corte reafirma su previa decisión con un leve cambio: Oliveira debe dar de baja cualquier contenido que haga referencia a la compañía constructora, Mofarrej Vila Mariana SPE, de su Facebook en lugar de dar de baja la pagina entera. Se le ha prohibido también acercarse más de una cuadra al sitio del proyecto de construcción, en lugar de 1 kilómetro, como se había decidido antes.

En la apelación de Oliveira (o “agravo de instrumento”, en portugués), se ve reflejado lo que esta en juego:

Em um país com histórico ditatorial, deve-se analisar com extraordinária cautela um caso que, se não for compreendido com a devida sensibilidade jurídico-social, poderá formar um precedente jurisprudencial gravemente periclitante ao exercício de uma Democracia conquistada após anos de censura e opressão.

En un país con el legado de una dictadura, debe ser analizado con extrema cautela un caso que, si no es entendido con los toques del deber social y legal, puede crear una jurisprudencia peligrosa para el ejercicio de los derechos democráticos, ganados luego de años de censura y opresión.

El canal de youtube TVassim Vila Mariana grabó el juicio de su apelación. En la grabación, mientras escuchamos la decisión final, Oliveira se conmueve soltando un par de lágrimas. Inmediatamente después se levanta frente al juez al lado de otras personas, quienes se amordazan en señal de protesta.

La organización no gubernamental Articulo 19 que se especializa en los derechos de libertad de expresión, ha seguido el caso de cerca y subió a Internet documentos de la corte relacionados con el caso en este sitio web. La ONG explica que la decisión tomada por el tribunal de Sao Paulo no estaba basada en el articulo 19 de el Tratado Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que define solo 3 situaciones en las cuales alguien puede tener su libertad de expresión restringida: (1) Hacer cumplir una ley que esta claramente escrita, (2) Para respetar los derechos o la reputación de otros, (3) para proteger un proyecto de seguridad nacional, orden público o morales públicas, en conclusión:

Caso o teste das três partes tivesse sido observado, a restrição contra a liberdade de Ricardo não teria sido concedida visto que tal restrição não se encontra prevista em lei e o interesse econômico de comercialização dos lotes pela empresa não está acima do interesse público concretizado na garantia da liberdade coletiva de manifestação.

Si las tres situaciones hubieran sido observadas, la restricción en contra de la libertad de Ricardo no tendría que haber sido permitida, tal restricción ya no es proporcionada por la ley y el interés económico de comercialización de la empresa no esta por encima del interés publico, enfocado en la garantía de una libertad colectiva de manifestación.

Luego de que el facebook de Oliveira ”O Outro Lado do Muro” (Al otro lado del muro) haya sido dado de baja siguiendo la orden de la corte, otro movimiento social llamado “Meu Nome Não é Fraga” (Mi nombre no es Fraga, haciendo alusión a Ricardo Fraga de Oliveira) surgió en las redes sociales para subir contenido acerca del caso. Otra iniciativa en Facebook llamada ”O lado de cá do muro: o do cidadão da Vila Mariana” (El otro lado del muro: el grupo a favor de los ciudadanos de Vila Mariana) fue creado también con el objetivo de hacer retroceder a la compañía constructora.

Bruno Costa, el administrador del grupo, analizo la situación:

Quando digo que os empreiteiros são espertos digo porque quando fizeram esta ação sabiam que tal censura nos deixariam revoltados e que protestaríamos. Com toda razão. A censura realmente é ABOMINÁVEL. Ok. Mas sabiam também que o foco central se perderia e que aumentaríamos nossos esforços contra a censura. O fato é que se não fizermos algo muito rapidamente não haverá mais como interromper aquela insanidade que é o Boulevard Ibirapuera

Cuando digo que los contratistas son inteligentes, lo digo por que cuando ellos pidieron la medida cautelar, sabían que tal censura nos haría sentir furiosos y que protestaríamos. No hay dudas. La censura es realmente ABOMINABLE. Ellos también sabían que el objetivo central se perdería y que centraríamos nuestros esfuerzos en contra de la censura. el Hecho es que si no hacemos algo rápido, no habrá forma de parar la locura que es Boulevard Ibirapuera (El nombre de la residencia en donde se encuentran los apartamentos)

Se lanzaron además una petición, que ha conseguido 5,000 firmas pidiendo una re-evaluación del proyecto de Mofarrej, asi como un manifiesto para reunir apoyo por la libertad de expresión del grupo.

En cuanto a la prensa, el periódico Estadão (Estado) reporto el caso, y la historia fue compartida en Facebook 5,500 veces, donde un lector llamado Davi Oliveira hizo el siguiente comentario.

A ditadura nunca foi embora, antes era a militar.. hoje é a de quem tem dinheiro..
Nunca seremos livres, eterna colonia.

La dictadura nunca terminó, antiguamente era una dictadura militar. En estos días es acerca de quien tiene dinero. Nunca seremos libres, seremos una colonia por siempre.

‘Luchando por proyectos urbanos adecuados’

Oliveira, quien tiene un titulo en Derecho y un máster en ciencias publicas saludables (planificación ambiental), creo el movimiento ”O Outro Lado do Muro – Intervenção Coletiva” (El otro lado del muro – intervención colectiva) con el propósito de alentar a los residentes del barrio Vila Mariana a hacer uso del arte para expresar su opinión acerca de lo que debería ser hecho en el espacio urbano. 

El ”Muro” en el nombre del movimiento, hace referencia al muro que rodea los 9.356 m² de parcela donde había, hasta el 2004 una vieja fabrica llamada Cera Record. En una entrevista vía e-mail con Global Voices, Oliveira explica que la ”Demolición (de la fabrica) sucedió durante la noche, sin ninguna advertencia a la comunidad”. El sitio vacío llegó a ser considerado como un espacio público por la comunidad, pero fue comprado por la compañía Mofarrej donde comenzaron la construcción de 3 torres de apartamentos con 27 pisos cada uno y 654 estacionamientos.

El movimiento bajo el liderazgo de Oliveira comenzó en junio del 2011 y ha cobrado impulso en cada reunión realizada durante muchos sábados, de acuerdo a una pieza escrita por Denise Delfim para el periódico local “Pedaço da Vila” (Un pedazo del pueblo). El arte empleado en el muro puede ser visto en el vídeo de abajo

En adicion a las criticas en contra de la construcción de los apartamentos, otro objetivo mas grande del movimiento es atraer a los residentes de Sao Paulo a una reflexión ”acerca de la manera en cómo se han apropiado de la ciudad, el modelo del edificio de gran altura que se ha impuesto sobre esta […]”. Tal como Oliveira dijo en el sitio web G1

O nome é Outro Lado do Muro porque este outro lado é a rua. E estamos na rua mostrando esta questão. Estamos brigando por projetos urbanísticos com características mais adequadas a cada região da cidade

El nombre es ”El otro lado del muro” por que este otro lado esta en las calles. Y nosotros estamos en las calles señalando este asunto. Estamos peleando por proyectos urbanos adecuados con características que puedan ajustarse mejor a cada área de la ciudad.

Con respecto a cualquier posibilidad de parar la construcción y de restaurar el sitio del barrio Vila Mariana, Oliveira afirmo a Global Voices lo siguiente:

a única chance é o Ministério Público propor uma Ação Civil Pública em face das irregularidades ocorridas nos processo de licenciamento. Existe um Inquérito Civil instaurado no MP e em mãos do Promotor Vicente Malaquias da Promotoria de Justiça de Habitação e Urbanismo.

La única oportunidad sería que la oficina del Ministerio Público proponga una acción civil pública dadas las irregularidades que ocurrieron durante el proceso de licencia. Hay un investigación civil establecida en la oficina del fiscal, en las manos del fiscal público Vicente Malaquias de la oficina de Fiscales de Vivienda y Urbanismo.

Mientras tanto, el movimiento ha influenciado a los residentes de otras áreas en la ciudad de Sao Paulo. Por ejemplo, el barrio ”Phineiros”, donde el 26 de marzo del 2013, los residentes se juntaron en la plaza ”Benedito Calixto” a discutir, de una forma creativa, los cambios urbanos y el futuro que ellos quieren para su comunidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.