¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Es inútil el intento de Rusia de lograr prestigio internacional?

En el 2013, el presidente de Rusia Putin hizo un intento de albergar la Exposición Universal 2020 en Ekaterimburgo con un video publicado en su sitio web oficial. Por razones poco claras, el video fue realizado en inglés y no tuvo subtítulos.

Muchos en la blogósfera consideraron que el pedido del presidente fue vergonzoso, y varios notaron que Putin solo leía texto en un teleprompter y no había memorizado el discurso. Otro bloguero criticó su acento:

Какой ужасный акцент у него на англ.

Qué terrible acento tiene en inglés.

Sochi's Olympic Mascot, 21 February 2010, photo by Jennifer Jones, CC 2.0.

La mascota olímpica de Sochi, 21 de febrero de 2010, foto de Jennifer Jones, CC 2.0.

Otro bromeó:

лет ми спик фром май харт. ин инглиш

Déjenme hablar con el corazón. En inglés.

Este mensaje también había circulado en internet después de que Vitali Mutkó, el Ministro de Deporte, hiciera su discurso de aceptación para la Copa Mundial Rusia 2018 en inglés con un acento muy marcado.

Mientras tanto, se dieron a conocer más detalles sobre los crecientes costos de la construcción y sobre la corrupción en aumento de Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014. El líder de la oposición Boris Nemtsov publicó un informe acerca de la corrupción en los juegos titulado “Juegos olímpicos de invierno en las regiones subtropicales: corrupción y abuso en Sochi” [informe en inglés aquí]. En el informe, Nemtsov le recordó a la gente que el presupuesto para las Olimpíadas ahora ha superado los $50 mil millones.

Mientras Nemtsov viajaba y hablaba con la prensa, el director del Banco de Desarrollo de Rusia (VEB) dijo en una entrevista que es probable que muchos de los préstamos otorgados para los proyectos de construcción de las Olimpíadas no sean pagados, y que el público ruso tendría que abonar la diferencia.

Andrei Malgin, bloguero de LiveJournal, publicó una historia similar, titulada “La maldición de los elefantes blancos”. Según la leyenda, el rey de Siam solía regalar un elefante blanco a quienes deseaba ver en ruinas.

Белые слоны почитались как священные животные и не должны были работать, но стоимость содержания слона разоряла получателя такого подарка.

Los elefantes blancos son considerados animales sagrados y no deberían tener que trabajar, pero el costo de mantener el elefante arruinó a quien había recibido el regalo.

Esto provocó el siguiente comentario:

А впереди ещё ЧМ-18. Уууу…

Y todavía está la Copa Mundial en el 2018. Uuuu…

Las novedades acerca del presupuesto de la Copa Mundial 2018 tampoco son prometedoras. Anton Siluanov, ministro de finanzas de Rusia, dijo que Rusia no podía darse el lujo de firmar un cheque en blanco para la Copa Mundial. Mencionó que los Juegos Olímpicos de Invierno del 2014 pueden sentar un precedente sobre los límites del gasto para la Copa Mundial 2018.

The experience we have in other major events such as Sochi shows that there may be cost-increase issues for some events and proposals to add more items…. For this reason we think it will be reasonable today to make the decision that the sum of additional spending — 250 billion rubles — is final.

La experiencia que tenemos en otros eventos importantes como el de Sochi demuestra que pueden haber factores que incrementen los costos para algunos eventos, y propuestas que agreguen más factores… Es por esto que hoy creemos que la decisión del gasto adicional -250 mil millones de rublos- es razonable y definitiva.

Cuando, en diciembre de 2010, Rusia obtuvo el privilegio de ser sede de la Copa Mundial 2018, Putin solicitó fondos de oligarcas como Roman Abramovich (dueño del club de fútbol Chelsea), diciendo: “No descarto que el Sr. Abramovich participe en uno de estos proyectos… Dejen que busque en su bolsillo un poco. No es nada del otro mundo; no se va a ver afectado. Tiene mucho dinero”. No está claro si Abramovich contribuyó fondos o no.

Putin vestido de El Guasón, parado sobre Sochi, quemando el dinero de las Olimpíadas de Rusia. Imagen de Petr Leycans, 13 de junio de 2013.

El comentarista Valery Tyukhtin vio algo más siniestro detrás de los intentos de Putin para lograr prestigio internacional:

России нужны не PR-акции мирового масштаба, а национальные проекты с реально полезными результатами: внедрение передовых технологий, строительство новых современных предприятий, улучшение ЖКХ и т. п. Но Путин, как какой-то диверсант, придумывает всё новые сверх затратные проекты, от которых не будет никакой пользы народу.

Rusia no necesita estos proyectos de relaciones públicas de escala global, sino proyectos nacionales con verdaderos resultados útiles: presentación de tecnologías avanzadas, construcción de nuevas empresas modernas, mejoras en servicios de la vivienda y la comunidad, etc. Pero Putin, como un saboteador, sale con estos nuevos proyectos costosos que no beneficiarán a la gente.

Mientras Putin continúa con su política de usar eventos internacionales para mostrar que Rusia es merecedora de inversiones, los contribuyentes de ese país se están dando cuenta de que son ellos los que pagan las cuentas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.