¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La tradición democrática senegalesa corre peligro

Senegal tiene una sólida tradición de democracia protección de la libertad de expresión y derechos humanos. Pero en los últimos meses, la reputacióbn de este país de África Occidental como un bastión de la democracia en África se ha dañado seriamente con las expulsiones de un periodista chadiano y un disidente gambiano, ambos opositores a los gobiernos de sus países.

El bloguero y periodista chadiano Makaila Nguebla [en], opositor al presidente de su país, Idriss Déby,  que ha gobernado Chad durante más de dos décadas, fue deportado el 8 de mayo de 2013 a la vecina Guinea. Nguebala tiene un blog muy crítico del régimen de su país [fr].

El conocido opositor gambiano Kukoi Samba Sanyang [en], que en 1981 lideró la rebelión contra el régimen del expresidente Dawda Kaïraba Diawara, fue expelsado [en] el 17 de abril de 2013 a Mali.

Mamadou Oumar Ndiaye, autor del semanario senegalés Le Témoin, detalló el carácter democrático de Senegal, dando créido el primer presidente del país, Leopold Sedar Senghor, poeta e intelectual que estuvo en el cargo entre 1960 y 1980, en su post titulado “Senegal, ¡tus excelentes tradiciones se están desmoronando!“ [fr]:

Le Sénégal n’a ni or (ou alors très peu, dans la région de Kédougou), ni diamants, encore moins du pétrole, du gaz ou de l’uranium … De plus, la pluviométrie n’y est pas abondante et la plupart de nos paysans ne travaillent que trois mois dans l’année … Malgré tout, notre pays tient une place honorable dans le concert des nations africaines. Et, à franchement parler, il a un niveau de développement que beaucoup de pays incroyablement gâtés par la nature nous envient. Cela est dû, bien sûr, à la qualité des ressources humaines du Sénégal produites par un système éducatif de qualité mis en place par le premier président de la République, le poète, agrégé de grammaire et académicien Léopold Sédar Senghor. Un système public d’éducation dont l’actuel Président est un pur produit, soit dit en passant. … Ce niveau de développement enviable, notre pays le doit aussi à sa stabilité politique légendaire qui a fait que, depuis l’indépendance en 1960, il n’a jamais connu de coup d’Etat militaire. En Afrique, notre pays est l’un des rares à avoir toujours été gouverné par un pouvoir civil. Et au moment où partout ailleurs, les pouvoirs militaires étaient la règle, le Sénégal a constitué une joyeuse exception, un îlot de démocratie dans un océan de dictatures … Bref, de quelque côté qu’on le prenne, le Sénégal a toujours fait figure d’exception en Afrique.

Senegal no tiene ni oro (o al menos casi nada, sólo en la región de Kédougou), ni diamantes, y mucho menos petróleo, gas ni uranio… Por si fuera poco, las lluvias no son en absoluto abundantes y la mayor parte de nuestros labradores solo trabajan tres meses al año… A pesar de todo, nuestro país goza de una posición honrosa dentro del conjunto de las naciones africanas. Y, sinceramente, tiene un nivel de desarrollo que muchos países mal acostumbrados a sus abundantes medios nos envidian. Esto se debe, por supuesto, a la calidad de los recursos humanos de Senegal producidos por un sistema educativo de calidad implantado por el primer presidente de la República, el poeta, catedrático en gramática y académico Léopold Sédar Senghor. Un sistema público educativo que ha dado como fruto al actual presidente, dicho sea de paso… Este envidiable nivel de desarrollo de nuestro país se debe también a su estabilidad política modelo, que a su vez ha hecho que, desde la independencia en 1960, no haya conocido ni un golpe de Estado militar. En África, nuestro país es uno de los pocos en haber sido siempre gobernado por un poder civil. Y en el momento que en todo el resto de países los poderes militares eran la regla, Senegal ha constituido una brillante excepción, un islote de democracia en un océano de dictaduras… En resumen, sea como sea que lo tomemos, Senegal siempre ha sido la excepción en África.

Pero algunos consideran que Senegal se ha apartado del legado de Sedar Senghor. El año pasado, el expesidente Abdoulaye Wade, acusado de corrupción, nepotismo y de recortar la libertad de prensa en sugobierno, fue derrotado en su muy criticada postulación para un tercer periodo [en] en el cargo.

Con el fin del régimen de Wade, algunos esperaban el regreso a esas raíces democráticas. Pero estas medidas recientes tomadas por el actual gobierno plantean preguntas sobre su compromiso a seguir esas raíces.

Hasta Wade, que fue muy criticado durante su régimen, siempre fue muy respetuoso de la tradición de Senegal como país anfitrión para activistas de la libertad de expresión. El fracaso del gobierno de Wade no se trató de activistas de libre expresión, sino por no regularizar la situación de los refugiados [fr].

Como dijo el bloguero chadiano deportado Nguebala a Global Voices:

Bajo el poder de Abdoulaye Wade nunca, ni una sola vez, he sido detenido por la policía.

Se creó una coalición llamada Derecho de Asilo y Libertad de Expresión [fr], que exige la vuelta al poder de Makaila Nguebla. En este video, la coalición explica el contexto de las expulsiones y los riesgos que enfrentan los blogueros:

Boly BAH, periodista del sitio web senegalés La Gazette, hizo un llamado para detener el desgaste de la democracia de Senegal en su artículo titulado Desvío de una democracia [fr]:

Une dérive à stopper. Qui est le prochain sur la liste ? En moins de deux mois, le Sénégal a chassé deux opposants africains de Dakar. … C’est une concession grave à des régimes anti-démocratiques … Cette expulsion d’un défenseur des droits humains et leader d’opinion vers la Guinée, un pays « non sûr » et en proie à des tensions politiques, laisse apparaître un deal entre les autorités politiques sénégalaises et tchadiennes, en vue d’extrader Makaila Nguebla au Tchad où sa vie est menacée.
Le combat sera mené jusqu’au retour de Makaila et de Kukoi Samba Sanyang. …

Les pays n’ont pas d’ami mais des intérêts. En procédant aux expulsions de Kukoi Samba Sanyang, le Sénégal défend peut-être les relations de bon voisinage avec la Gambie. Et fait un clin d’œil à Yaya Jammeh, président gambien au cœur du règlement du conflit de la Casamance. La Gambie avait même facilité la libération des otages sénégalais, il y a quelques mois. C’est peut-être compréhensible de lui renvoyer la monnaie en expulsant son opposant-rebelle, Kukoi Samba Sanyang. Avec le Tchad, certes, il n’y a pas cette grande amitié, mais la nouvelle posture africaine de Idrisss Deby Itno vaut peut-être cette largesse.

Deby a le vent en poupe et avec sa forte colonie militaire dans le désert malien, le président tchadien est en pleine puissance sous-régionale. Le Tchad contribue aussi au financement du procès d’Habré. Maintenant, si le jugement d’Habré participe au renforcement de l’indépendance judiciaire africaine, l’expulsion de Makaïla reste plutôt suspecte. Le blogueur était un combattant de la démocratie. Un relais entre son peuple et l’extérieur. Il était la voix des sans voix tchadiennes, il informait des dérives de Deby parce que bénéficiant de cette liberté d’expression qui fait défaut à ses confrères restés au pays.

Esto es una desviación que hay que detener. ¿Quién será el próximo de la lista? En menos de dos meses, Senegal ha cazado a dos detractores africanos de Dakar. […] «Se trata de una concesión grave a regímenes antidemocráticos» […]. Esta expulsión de un defensor de los Derechos Humanos y líder de opinión sobre Guinea, un país “inseguro” y proclive a tensiones políticas, deja entrever un negocio entre las autoridades políticas senegalesas y chadianas, con el fin de extraditar a Makaila Nguebla a Chad, donde su vida corre peligro».
«El combate se mantendrá hasta la vuelta de Makaila y de Kukoi Samba Sanyang [en]. […]»

Los países no tienen amigos sino intereses. Al proceder a las expulsiones de Kukoi Samba Sanyang [en], Senegal probablemente mejore las relaciones de vecindad con Gambia, y guiña un ojo a Yaya Jammeh, presidente gambiano implicado en el reglamento del conflicto de Casamanza. Gambia incluso había facilitado la liberación de rehenes senegaleses hace unos meses. Podría ser comprensible que quieran pagarles con la misma moneda expulsando a su rebelde opositor, Kukoi Samba Sanyang. Con Chad, en realidad, no hay una gran amistad, pero la nueva postura africana de Idriss Deby Itno bien vale esta generosidad.

Deby tiene el viento a favor y, con su poderosa colonia militar en el desierto de Mali, el presidente de Chad se encuentra en pleno poder subregional. Chad contribuye también a la financiación del caso de Habré. En este momento, si el juicio de Habré colabora con el fortalecimiento de la independencia judicial africana, la expulsión de Makaïla continúa bajo sospecha. El bloguero era un combatiente por la democracia, un puente entre su pueblo y el exterior. Era la voz de los que no tienen voz en Chad, e informaba de las desviaciones de Deby porque se beneficiaba de la libertad de expresión de la que carecían sus hermanos, que se habían quedado en el país.

Otro asunto reciente es también sintomático del preocupante giro tomado por Senegal en la proteccipon de derechos humanos.

Aprovechando este tumulto, pese a que Senegal abolió la pena de muerte en 2004 y que la última ejecución capital data de 1967, un diputado de la mayoría presidencial quiere presentar una proposición de ley en favor de su restitución.

A propósito del movimiento de Youssou N’Dour, actual Ministro de Cultura y Turismo, Fekke Maci Bolle [fr] recuerda en su página de Facebook:

Celui ou celle qui affirme que l'on vit confortablement dans le couloir de la mort n'y a de toute évidence jamais mis les pieds … On voit rarement une personne riche ou aisée monter à la potence … La peine de mort est la négation absolue des droits humains. Il s’agit d'un meurtre commis par l'État, avec préméditation et de sang-froid. Ce châtiment cruel, inhumain et dégradant est infligé au nom de la justice.
Cette peine viole le droit à la vie inscrit dans la Déclaration universelle des droits de l'homme.
Amnesty International s'oppose à la peine de mort en toutes circonstances, quels que soient la nature du crime commis, les caractéristiques de son auteur ou la méthode utilisée par l'État pour l'exécuter.

Quien afirme que se vive cómodamente en el corredor de la muerte está claro que no ha puesto los pies en ese lugar… Rara vez se ve a ricos o gente de clase acomodada subir a la tarima de la horca… La pena de muerte es la negación absoluta de los derechos humanos. Es un asesinato perpetrado por el Estado, con premeditación y sangre fría. Este castigo cruel, inhumano y degradante es infligido en nombre de la justicia.

Esta pena viola el derecho a la vida descrito en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos, cualesquiera que sean la naturaleza del crimen cometido, las características de su autor o el método utilizado por el Estado para ejecutarlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.