¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Más violencia contra los defensores de LGBT en Rusia

Entre la creciente retórica homofóbica, los brutales asesinatos, los despidos discriminatorios y ahora, la recientemente aprobada ley federal que hace de la “propaganda homosexual” algo ilegal [ru] (de manera que pasa a ser una infracción administrativa, y cuyos autores serán multados, más que perseguidos como criminales), todo el mundo está de acuerdo en que son tiempos difíciles para formar parte de la comunidad LGBT de Rusia. Ciertamente, defender hoy en día los derechos de LGBT puede valerte un viaje al hospital.

Al menos ahí fue donde acabó Maria Baronova, bloguera y activista de la oposición, el 11 de junio después de asistir a una protesta contra la ley de “propaganda homosexual”. Baronova, que ha causado sensación recientemente en RuNet [en] por escribir una ácida carta en la que critica al líder de Otra Rusia, Eduard Limonov, es una de las defensoras de la revuelta civil del 6 de mayo [en] y una veterana en los mítines de la oposición. Es este hecho en particular es el que resultó ser su perdición.

La protesta, que tuvo lugar frente a la Duma, la Cámara Baja del Parlamento ruso, se volvió violenta desde un principio. El fotobloguero Ilya Varlamov, que documentó el día de los hechos en una publicación del LiveJournal [ru], tuiteó:

У Думы очередной пиздец. Православные бьют ЛГБТ

La cosa se ha fastidiado otra vez en los alrededores de la Duma. Los ortodoxos están apaleando a los LGBT.

El periodista Tikhon Dzyadko también informó [ru] que activistas religiosos contrarios a los LGBT acudieron en masa:

Было несколько стычек. “Православные” скандировали “Москва не содом”, “ОМОН, дави пидрил”, “Бей пидарасов”, “Христос Воскресе”, “Слава русскому ОМОНу” и проч. ЛГБТ-активистов закидывали яйцами, крапивой и презервативами с говном.

Hubo varios altercados. Los ortodoxos coreaban “Moscú no es Sodoma”, “Fuerzas Especiales, aplástenlos”, “Muerte a los maricones”, “Cristo se ha levantado”, “Vivan las Fuerzas Especiales rusas” y otras frases por el estilo. Los activistas de LGBT les lanzaban huevos, ortigas y condones con heces adentro.

A scuffle erupts between an LGBT activist and man who threw a condom filled with feces at him. YouTube screenshot. June 14, 2013

Un altercado entre un activista a favor de los LGBT (de amarillo) y el hombre que le lanzó un preservativo lleno de heces. Captura de pantalla en YouTube. 14 de junio de 2013.

En el pogromo también participaron adolescentes radicales, algunos de los cuales de apenas 12 años [ru]. La situación se agravó porque la policía y los equipos de Fuerzas Especiales, que estaban allí claramente para controlar a la multitud, estuvieron en gran parte inactivos al parar las agresiones contra manifestantes.

Al parecer, Baronova fue víctima de una de las agresiones donde al malhechor se le permitió huir. Ella tuiteó [ru] poco después del accidente, describiendo cómo la policía liberaba en esos momentos a un activista detenido contrario a los LGBT:

Только что из ОВД Тверское вывели человека, сломавшего нос Адику 22 января. Стали заводить за угол. Я пошла за ними. Тоже зашла за угол В этот момент меня обогнал мужчина в рубашке и галстуке ростом 190+ и резко ударил в живот кулаком, сотрудники Полиции в кол-ве человек 5ти Стали удерж.мужчин,которые его пытались задержать.

En directo desde el departamento de policía de Tverskoe. Sacaron al hombre que rompió la nariz de Adik el 22 de enero. Lo llevaron a la parte trasera del edificio, a una esquina. Yo fui detrás de ellos. En ese momento me alcanzó un hombre de camisa y corbata, de 1,90 m de altura, que de repente me golpeó en el estómago con la porra, y los cinco policías que presenciaban la escena trataron de retener a los hombres que estaban agarrándolo.

Según Baronova, la policía no intentó siquiera atrapar al hombre que la había agredido, y lo que es peor, bloquearon a la gente que sí trató de hacerlo. Describió [ru] a su agresor en Twitter (“un joven muy guapo, ruso, de 1,85 m de altura o más, que llevaba camisa lila, pantalones de vestir grises y zapatos marrones), pero hasta ahora nadie lo ha identificado. Esto no significa que no haya teorías –por ejemplo, el usuario @basilla_the1st le preguntó [ru] a Baronova si pensaba que podía haber sido el “pepino” quien la golpeó (aunque ella no lo cree), refiriéndose a un incidente de la semana anterior en que Baronova escupió a la cara a un hombre disfrazado de pepino [ru], un piquete que estaba afuera durante su juicio pidiendo penas de cárcel.

The human cucumber, who many suspect of being a Kremlin-paid plant, before the spitting incident. YouTube screenshot, June 14, 2013.

El hombre-pepino, de quien muchos sospechas que está pagado por el Kremlin, antes del incidente del escupitajo. Captura de pantalla en YouTube, el 14 de junio de 2013.

@willysever, quien se describe como periodista y fotógrafo, también hizo referencia a este incidente, tuiteando [ru] cínicamente:

Ни в жисть не поверю, что г-жа Баронова никому там в глаз не харкнула хотя бы, перед тем, как огрести…

@willysever [ru]: No creo ni por un momento que la señorita Baronova no haya, aunque sea un poco, escupido a alguien en el ojo antes de ser asaltada…

Baronova fue llevada a un hospital de Moscú donde estuvo en observación, pero parece que se encuentra bien [ru] –tuiteó que no había daños internos, a pesar de que sentía náuseas y había tenido algunos espasmos. Probablemente nunca se encuentre al hombre que la golpeó, sin embargo le preocupa más lo que su experiencia representa [ru] acerca de los derechos LGBT en Rusia. Nada bueno:

Слушайте, обычные активисты и сочувствующие. История с ЛГБТ-протестом совсем другая. Вот совсем. Поведение полиции другое. Агрессия другая Я этого никогда не замечала, но это какая-то абсолютно параллельная реальность, в которой полиция себя ведет иначе.

Escuchen, activistas asiduos y simpatizantes. La historia de la protesta LGBT es completamente diferente [de las frecuentes protestas políticas]. Completamente. La reacción policial es diferente. La agresión es diferente. Nunca doy cuenta de esto, pero es una especie de realidad totalmente paralela, donde la policía se comporta de un modo completamente diferente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.