¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Familias sauditas conmemoran el ”Tercer día de los detenidos”

Las familias de los detenidos sauditas conmemoraron el “Tercer día de los detenidos” para protestar contra la detención arbitraria de sus familiares que están detrás de los barrotes desde hace años sin acceso a un juicio justo. El día 7 de julio fue así llamado por los grupos de defensa anónimos @e3teqal [detenidos] y @almonaseron [partidarios].

Arabia Saudita es una de las pocas monarquías absolutas que quedan en el mundo y tiene una muy mala reputación en el área de derechos humanos, que incluye la detención arbitraria de mas de 30.000 personas.

En diferentes lugares del reino las familias de los detenidos pusieron fotos y carteles pidiendo la liberación de sus parientes. Hicieron videos y distribuyeron volantes para dar publicidad a la causa. A diferencia del primer [en] y segundo ‘Día de los detenidos’, esta vez los puentes fueron custodiados [ar] por las fuerzas de seguridad para asegurarse que nadie cuelgue carteles en ellos. También las murallas que tuvieran cualquier tipo de expresiones pidiendo la liberación de los prisioneros fueron rápidamente pintadas.

La familia que recibió mayor atención fue la de Abdullah Al-Ayaf, quien está en prisión desde hace seis años. Fue juzgado y absuelto pero permanece en prisión. Su retrato fue colgado en Qassim, frente a su domicilio.

image

Su casa fue rápidamente rodeada de policías y por vehículos de la Mabahith (policía secreta). Un miembro de la Mabahith habló a Maha Al-Dhuhaian [ar] – la esposa de Al-Ayaf – durante el día y la maldijo. Mas tarde, un policía vino a hablar con ella para pedirle que sacara la fotografía. Elle le relató lo sucedido con el miembro de la Mabahith.

“No creo que ningún miembro de las fuerzas de seguridad dijera tales cosas,” respondió el oficial de policía. Agregó: “La foto es la única razón de que estemos aquí, es mejor para usted que la saque.” “La foto significa que quiero que mi marido esté de vuelta. No me envíe sus matones. La foto permanecerá” le respondió.

La conversación fue grabada en video [ar] por Yasser [ar] hijo de Al-Dhuhaian y Al-Ayaf. El oficial le pregunta si está grabando y Yasser responde “Sí.” El oficial de inmediato hace un llamado por teléfono mientras la madre le dice “¿está llamando por mi hijo? No lo haga. Yo le dije que grabe esto.”

http://www.youtube.com/watch?gl=US&hl=en&client=mv-google&v=eKDgJGYZdkc

Tan pronto como el video fue subido a YouTube se transformó en viral. Los tuiteros sauditas iniciaron una etiqueta pidiendo que los miembros de la Mabahith fueran responsables de calumnia.

Al atardecer [ar], oficiales de policía amenazaron a Saleh, hermano de Yasser, diciendo que estrellarían sus coches si no les daba el ID (NdT: identificación) de Yasser.

Maha Al-Dhuhaian tuiteó:

@cczz1000: الناس في صلاة الفجر تذكر الله ورجال الشرطة عند بابنا يطالبون تسليم ابنائي لهم والا سيعدم سيارتنا ..اي امن يتحدثون عنه حسبي الله وكفى

La gente está haciendo oraciones del amanecer (NdT: la primera de las cinco oraciones diarias hechas por quienes practican la fe musulmana) mientras la policía está en mi puerta pidiendo que entregue a mis hijos o estrellarán nuestro auto. ¿De qué seguridad están hablando?

Al día siguiente, el 8 de julio, llegó la policía a rodear la casa pidiendo nuevamente que la familia entregara al hijo que hizo el video. Al mismo tiempo un empleado del Ministerio del Interior llamó a la familia pidiéndoles borrar [ar] el video y prometiéndoles que tendrían lo que querían.

La última vez que hablé con Yasser me dijo:

“Mi padre será liberado tarde o temprano. No hago esto por mi padre. No soy un héroe, pero el camino es oscuro. Por lo tanto, si nosotros no nos quemamos ¿quien iluminará el camino?”

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.