Manifestantes búlgaros marchan kilómetros en desafío al gobierno

Tras 27 días de protestas contra el gobierno en Bulgaria, la dirigencia de este país del Este de Europa no ha hecho cambios.

Las protestas masivas empezaron el 14 de junio de 2013, luego de la designación de un polémico diputado, Delyan Peevski, para dirigir la Agencia Nacional de Seguridad búlgara y la cantidad de ciudadanos que se unen a las manifestaciones en las calles de la capital Sofía y otras ciudades han ido en firme aumento. Aunque Peevski renunció inmediatamente al cargo, los manifestantes están pidiendo el retiro del recién formado gobierno, elegido en mayo de este año, y que se hagan importantes reformas en varios sectores.

El domingo 7 de julio, la cantidad de manifestantes en las calles [en] de la capital búlgara no tenía precedentes, eran decenas de miles los ciudadanos en las calles, exigiendo una vez más la renuncia del actual régimen. El gobernante Partido Socialista Búlgaro, con su aliado Movimiento Turco para los Derechos y Libertades (MRF) por su parte, se negaron a ceder el poder a pesar de las protestas, que específicamente piden [en] más transparencia y menos corrupción en el gobierno, acción contra el crimen organizado y finalización del “gobierno de la oligarquía”.

Bulgarian protesters show solidarity with fellow protesters in other countries; image meme courtesy of Revolution News.

Manifestantes búlgaros muestran solidaridad con manfestantes de otros países. Imagen cortesía de Revolution News.

En 27 de junio, en una visita oficial a Bruselas, el Primer Ministro búlgaro afirmó que no tenía intención de renunciar [en] hasta tener el apoyo parlamentario para hacerlo. Cuando se le preguntó sobre la designación de Peevski, diputado del MRF, el primer ministro Plamen Oresharski admitió que fue un error político que, en sus propias palabras, “no es razón suficiente para una renuncia”.

Mientras tanto, detrás de las protestas, oficiales de la policía búlgara decidieron dejar de anunciar la cantidad de manifestantes [bg], señalando que no quieren causar conflictos políticos.

Al mismo tiempo, los medios en línea alternativos son muy críticos de los anuncios anteriores de la policía referidos al alcance de las protestas. En respuesta, una gran cantidad de manifestantes se alejó de su ya tradicional trayectoria a las sedes principales del gobierno e inundaron las calles el domingo, vigésimo quinto día de las protestas, con el objetivo en particular de llenar el espacio de tres kilómetros entre Orlov most (Puentes de las Águilas), el centro de Sofía y el hotel Pliska. En los días anteriores, “Llenemos el espacio entre Orlov most y el hotel Pliska” era uno de los lemas populares vistos en Facebook.

A sea of protesters fill the 3 kilometer distance from the Rectorate at Orlov most to the Pliska hotel; photo courtesy of From the Rectorate to Pliska Hotel Facebook fan page.

Una mar de manifestantes llena la distancia de tres kilómetros desde el Rectorado en Orlov most al hotel Plska. Foto cortesía de la poágina de Facebook de “Del Rectorado al hotel Pliska”.

Como informa Offnews, decenas de miles de personas [bg] se extendieron a lo largo del camino al hotel Pliska. Los números mencionados en este artículo y en otros medios alternativos contradicen la información dada por el Ministerio de Asuntos Internos de que había apenas 3,000 personas [bg] reunidas en las protestas. Offnews agrega que a inicios de la noche había 15,000 personas en Orlov most a las 10:15 de la noche. Un cartel al lado del camino decía: “Bulgaria es nuestra, la ley es de ustedes”.

El lunes, después de una revisión de los acontecimientos del día anterior, los medios informaron que la protesta #ДАНСwithме del domingo, popular etiqueta para las protestas, fue la mayor a la fecha. Radio Búlgara Nacional informó [bg]:

Хора, занимавали се с охрана на масови мероприятия, заявиха, че според тях са присъствали между 30 000 и 40 000 души.

La gente que tiene experiencia con protección de acontecimientos masivos dijo que, según ellos, asistieron entre 30 000 y 40,000 personas.

Una página titulada “El vagabundo búlgaro” (“vagabundo” es ahora una burla común en Bulgaria del diputado socialista Hristo Monov que llamó “vagabundos” [en] a los manifestantes) se inició en Facebook para burlarse de las discrepancias entre fuentes no oficiales y la información oficial.

El periodista Tony Nikolov escribió [bg] en la edición en línea de la revista Kultura:

Масовият протест на гражданите би трябвало да се възприеме от властта в България като въпрос, на който тя дължи незабавен отговор. Никакъв отговор обаче няма – повече от 20 дни, с което се стигна до ситуацията „парламент под обсада”.

La masiva protesta ciudadana debe ser percibida por las autoridades como una pregunta que merece una inmediata respuesta. Sin embargo, no hay ninguna clase de respuesta – más de 20 días, lo que lleva a la situación de “un parlamento bajo asedio”…

La situación que se forma nos da el derecho de llegar a las siguientes conclusiones. Primero, a la gente que nos gobierna no le interesan las reglas democráticas, su dignidad ni respetan la dignidad de los que los enviaron al parlamento o a altos niveles de poder. Prefieren gobernar detrás de filas policiales. Hacerse pasar por ciegos y sordos. Con la única esperanza de quedarse un poquito más en el poder en nombre de un pequeño partido, intereses personales y corporativos.

El escrito búlgaro Zachary Karabashliev expresó su opinión [bg] en Facebook sobre las reacciones de las autoridades:

Те съзнават, че не биха могли да устоят на пряк конфликт. Изплашени са. Затова го избягват на всяка цена. Ще има извинения, прошки, рокади, размествания, решения, протакане, имитации, няколко глави ще бъдат хвърлени на улицата…

Ellos [las autoridades] saben que no aguantarían un conflicto directo. Están asustados. Y es por eso que lo evitan. Se darán disculpas, perdones, movidas, cambios de lugar, decisiones, prolongaciones, imitaciones, pocas cabezas se arrojarán a las calles.

En uno de los artículos más comentados en redes sociales, publicado originalmente en el periódico Standartnews, el joven periodista Raiko Baichev escribió [bg]:

А сега протестите имат нужда от едно: постоянство. Най-трудното е. Погледнете всички по-лекички избухвания на недоволство през последните години. Тия пичове с властта му знаят тактиката – чакат. Чакат като луди. Да прощавате за тъпото сравнение, но протестите май са като любовта и имат същите фази – разгар, пик и угасване. В момента ви чакат да идете на море. Надеждите им са във вашия петък вечер, вашата планина, вашитe палатки и плажове. Чакат ви да се изповлюбите…

Y ahora las protestas necesitan una cosa: persistencia. Es lo más difícil. Miren todas esas pequeñas explosiones de descontento en los últimos años. Estos tipos en el poder conocen las tácticas – están esperando. Están esperando como locos. Perdonen mi estúpida comparación, pero las protestas parecen ser como el amor y tienen las mismas fases –plenitud, culminación y decaimiento. Por ahora, están esperando que te vayas a la playa. Sus esperanzas están en la noche del viernes, tu montaña, tu carpa y playas. Están esperando que te enamores…

A ballet dancer performing on the streets in a sign of solidarity with the Sunday protests; photo by Ivo Mirchev, used with permission.

Bailarina de ballet actúa en las calles en señal de solidaridad con las protestas del domingo. Foto de Ivo Mirchev. Usada con autorización.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.