¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Snowden, la NSA y Latinoamérica: Más allá de los titulares

Si un lector leyera únicamente los titulares de las noticias estadounidenses que cubren el caso de Edward Snowden y la vigilancia de la NSA (siglas en inglés de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU) en Latinoamérica en la ultima semana, sería fácil pensar que la región es un bloque sólido de países que siempre tienen voz unida contra Estados Unidos.

Sin embargo, en las redes sociales, el debate sobre la vigilancia de la NSA en la región ha ido más allá de los titulares publicados en los medios estadounidenses.

Titulares como “Latin American leaders, on first-name basis, unite against critics” [en] (“Líderes latinoamericanos, que se llaman por sus nombres de pila, se unen contra sus críticos”), “Rerouted Morales plane has South American leaders irate” [en] (“Avión desviado de Morales enoja a líderes suramericanos”) y “Evo Morales’ Plane Grounding Causes Uproar Throughout Latin America” [en] (“Aterrizaje de avión de Evo Morales causa conmoción en América Latina”), publicados días después del incidente con el vuelo del presidente boliviano Evo Morales, han dado una apariencia de unidad entre países que en realidad tienen diferentes políticas hacia Estados Unidos, Europa e incluso entre ellos mismos.

Reunión de la UNASUR el 4 de julio, 2013, en respuesta el incidente del avión de Evo Morales en Europa. Foto compartida por Presidencia de la República de Ecuador en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Reunión de la UNASUR en respuesta al incidente con avión de Evo Morales en Europa. Foto compartida por Presidencia de la República de Ecuador en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Otros comentarios en los medios han advertido que el “circo de Evo” o el “eje de Evo” [en] podría estar controlando cuerpos regionales como la UNASUR (la Unión de Naciones Sudamericanas). Sin embargo, las ultimas acciones de los países de UNASUR -que no logró unir a los 12 países participantes en la reunión de emergencia en Cochabamba, Bolivia, para condenar el incidente con el avión de Morales- y del MERCOSUR -donde se debate el retorno de Paraguay al bloque- demuestran ciertas divisiones regionales.

Esto es algo que ha reconocido el gobierno de Estados Unidos, que en un informe de 2011 para el Congreso estadounidense [en] subrayó las buenas relaciones de intercambio que tiene con Colombia, Chile y Perú, para quienes Estados Unidos existe como su primer socio de importaciones y exportaciones, y con quienes este país ha implementado nuevos tratados de libre comercio. El mismo reporte indica que “hay menos dependencia” de Estados Unidos en países como Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Pero una semana después de la controversia por el avión de Evo Morales, vemos una gran variedad de debates en distintos países, lo que demuestra la diversidad que existe entre los países de la región en sus relaciones con países externos, y que es poco probable que un solo país pueda “controlar” el debate regional.

El debate en Twitter

En Twitter, activistas regionales han contribuido a que el debate no se enfoque solamente en personajes clave como Evo Morales o el propio Edward Snowden.

En Brasil, vemos los tuits de Glenn Greenwald (@GlennGreenwald), el primer periodista que reveló información sobre el espionaje de correos electrónicos y llamadas telefónicas realizado por la NSA en América Latina con un artículo que publicó O Globo, y sobre el cual Greenwald tuiteó el 6 de julio:

@ggreenwald: NEW: The US is spying on millions of calls & emails of Brazilians: my article in the Sunday edition of @JornalOGlobo http://oglobo.globo.com

@ggreenwald [en]: NUEVO: EEUU está espiando millones de llamadas y correos electrónicos de brasileños: mi artículo en la edición del domingo de @JornalOGlobo [pt] http://oglobo.globo.com [pt]

Los múltiples artículos de Greenwald fomentaron que el gobierno brasileño lanzara una investigación sobre la colaboración de empresas brasileñas en la vigilancia de Estados Unidos; además, sus artículos impulsaron la cubertura global de fuentes como el New York Times [en], The Guardian [en] y Associated Press [en].

En Ecuador, activistas de derechos digitales como Rafael Bonifaz (@RBonifaz) han usado fuentes de Twitter y blogs para distribuir información clave sobre el espionaje masivo de correos electrónicos y llamadas telefónicas por parte de la NSA, no solo en Brasil, sino en todo Latinoamérica. Subrayando la gravedad de las ultimas noticias de la extensa y masiva campaña de espionaje regional, Bonifaz tuiteó el 10 de julio:

@rbonifaz: América Latina indignada por espionaje. Ahora sí de verdad http://www.elcomercio.com/mundo/Americalatina-EEUU-Snowden-espionaje-Ecuador-asilo_0_953304835.html … Lo que escribí hace unas semanas http://rafael.bonifaz.ec/blog/2013/06/indignacion-en-america-latina/ …

En Bolivia, blogueros como la cineasta Violeta Ayala se preguntan cómo Estados Unidos sigue dando refugio a criminales buscados en Bolivia [en] que están acusados de matar a docenas de personas (como el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y dos de sus ministros), mientras que el mismo país sigue presionando a otros gobiernos para que entreguen a Snowden.

Por otro lado, activistas de tecnología libre en Bolivia como Mario Duran (@mrduranch), han organizado eventos en linea y en vivo para educar al público local sobre el programa de vigilancia electrónica PRISM. Del ultimo evento en linea del 11 de julio, Durán tuiteó:

@mrduranch: Software Libre, Criptografía y Privacidad para gobiernos e individuos, enterate + https://www.facebook.com/events/342717335858232/ … lunes 15 julio 2130 (GMT-4) #fb

Y en Colombia, normalmente considerado como uno de los países más fuertemente aliado de Estados Unidos en la región, ya se ve también una reacción importante después de que se revelara que Colombia sería el tercer país más espiado por la NSA en Latinoamérica.

La periodista Carolina Botero Cabrera, que usa su columna semanal en El Espectador para abrir un espacio sobre derechos digitales, escribió recientemente que el caso de espionaje estadounidense plantea más que solamente la pregunta sobre los hábitos de compartir información en linea — Botero sostiene que el caso además apunta a la pregunta de qué precio de derechos humanos y civiles queremos pagar para “luchar contra el terrorismo y darnos seguridad”.

Como tuiteó PanAmerican Post (@PanAmericanPost) el 10 de julio:

@PanAmericanPost: When even #Colombia formally asks for clarification on NSA surveillance activities, it's a sure sign that the US has really ticked off LatAm.

@PanAmericanPost [en]: Cuando hasta #Colombia pide formalmente una explicación de las actividades de vigilancia de NSA, es una señal segura de que Estados Unidos en verdad ha molestado a América Latina.

Aun con las preocupaciones compartidas sobre la NSA, hay bastante evidencia de que los titulares que simplifican la política de la región como un bloque no bastan para explicar lo que este caso significa para Latinoamérica. Será interesante observar esto en acción cuando Mercosur se reúna el próximo 13 de julio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.