¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Legisladores bosnios incumplen pedidos de protestas ‘Bebelución’

El Parlamento de Bosnia-Herzegovina no cumplió con la fecha límite del 1 de julio, fijada por furiosos manifestantes que pedían a los parlamentarios que establecieran un lapso en la ley nacional que evita que a los recién nacidos se les otorgue un número de identificación y, por extensión, documentos de viaje y de servicios de salud.

Durante más de un mes, los ciudadanos han estado protestando frente a su Parlamento nacional, solicitando que se hagan enmiendas urgentes a la legislación relacionada con el Número Principal Único de Ciudadano, abreviado como JMBG [bs]. Las protestas, a las que se ha llamado “Bebelución”, se iniciaron cuando una bebé de tres meses de nacida y que estaba gravemente enferma murió mientras esperaba este número único de identidad para poder recibir tratamiento y cirugía en el extranjero. La indignación contra esta negativa de derechos humanos básicos atravesó los estados balcánicos luego del trágico acontecimiento y cruzó divisiones étnicas en la región.

Las manifestantes habían concedido al órgano legislativo un plazo que vencía el 1 de julio de 2013 para poner remedio al vacío en la ley del número de identificación, que venció en febrero. El 1 de julio, cuando Croacia celebraba su entrada oficial a la Unión Europea, miles de personas se reunieron en la capital, Sarajevo, ante el edificio del Parlamento para enviar a sus representantes del gobierno un claro mensaje – “¡Están despedidos!” – e informar a la comunidad internacional de la situación con una carta abierta [en].

"Babylution" cover photo being distributed across social networks: "01.07. Dismissal"; image courtesy of Babylution Facebook fan page.

Foto de la cubierta de la “Bebelución” que se distribuye en las redes sociales: “01.07. Despido”; imagen cortesía de la página de fans de Bebelución en Facebook.

También se realizaron protestas en toda la Federación de Bosnia-Herzegovina, en Mostar, Tuzla, Zenica, Prijedor, Bugojn y otras ciudades y pueblos.

El bloguero Tom Simpson estuvo entre los que se unieron [en] a la “Bebelución” en línea:

En el tenso y angustioso interín, los manifestantes deberán hacer acopio de todo el coraje, paciencia y creatividad que puedan. Por esta parte, el resto del mundo necesita seguir poniendo presión a los políticos bosnios para que hagan lo correcto: garantizar las libertad y derechos humanos básicos para todos los ciudadanos de Bosnia Herzgovina. La lucha bosnia es una lucha profundamente humana, y el mundo estará al lado de los bosnios y los herzegovinos, cuando ellos se defiendan solos, escojan el amor y se atrevan a tener esperanza.

Mientras tanto, el Parlamento de Bosnia Herzegovina llevó a cabo una sesión [bs] y nada cambió durante y después de ella. Durante la sesión, las protestas #JMBG fueron calificadas como una “crisis de rehenes” [en] y los problemas se convirtieron en acusaciones entre partidos políticos. Las soluciones a los problemas que podrían beneficiar a los ciudadanos de Bosnia Herzegovina nunca llegaron como cuestión de orden.

Los legisladores que expresaron alguna preocupación por esto [bs] fueron muy pocos, entre ellos el parlamentario Anto Domazet:

Današnja rasprava o sigurnosnoj situaciji pokazuje da je fokus poslanika na političkom pitanju koje je izazvalo i zastoj u radu i vanrednu situaciju. „Međutim, mi se moramo zapitati šta je velika stvar koja će se desiti u političkom životu BiH? Očigledno je da građani traže politički pluralizam, da o bitnim stvarima ne odlučuju lideri ili stranke već i oni sami. To je nešto na što ćemo se morati navići“, istakao je.
Smatra da poslanici moraju imati u vidu da će živjeti i raditi paralelno s civilnim aktivizmom.

El debate de hoy sobre asuntos de seguridad demuestra que la atención de los parlamentarios está en los asuntos políticos que provocaron la demora en el procedimiento y la situación de crisis.

“Sin embargo, ¿debemos preguntarnos cuál es el gran asunto que ocurrirá en la vida política de Bosnia-Herzegovina? Es evidente que los ciudadanos quieren pluralismo político, no para que los líderes o los partidos decidan los asuntos, sino para que ellos también [decidan]. Esto es algo a lo que vamos a tener que acostumbrarnos”, enfatizó [Domazet].

En las redes sociales, la rabia [bs] no ha pasado. El estudiante de ciencias políticas Olivier Gonner (@igonnerclast) escribió [en]:

@igonnerclast [en]: Ermin Zatega: “El emperador está desnudo” – Brillante metáfora de Hans Christian Anderson [sic] para describir las protestas #JMBG en #Bosnia. #Bebolucija

Edita Gorinjac (@EditaGorinjac), periodista de Sarajevo, estuvo entre quienes critican [bs] al Parlamento:

@EditaGorinjac: Zastup. u #ParlamentBiH kritiku njihovog rada nazivaju blaćenjem. Kažu to nema nigdje u svijetu. Nisam sigurna o kojem svijetu govore.#jmbg

@EditaGorinjac [bs]: Representación. En #ParlamentBiH [Parlamento de Bosnia Herzegovina] están calificando de difamación las críticas a su trabajo. Dicen que nunca antes se ha visto en el mundo. No estoy muy segura de qué mundo están hablando. #jmbg

También en Twitter, el usuario Mahir Vražalić (@Mahir_Vrazalic) notó [bs]:

@Mahir_Vrazalic: Znaci u Parlamentu o svemu sem #JMBG….

@Mahir_Vrazalic [hr]: Bueno, en el Parlamento están discutiendo de todo menos de #JMBG….

Edis Jasarevic (@EdisPG), comentarista de carreras, agregó [bs] sarcásticamente:

@EdisPG: Molimo da se u parlamentu pušta samo lagana jazz muzika, kako poslanici ne bi osjecali pritisak, i barem 2x dnevno antistres masaze #jmbg

@EdisPG [hr]: Pedimos que en el Parlamento solamente se toque música de jazz suave, para que los parlamentarios no se sientan presionados, y que [reciban] masajes anti estrés por lo menos dos veces al día. #jmbg

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.