¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El aterrador potencial de una Rusia luego de Navalny

En vísperas de ser sentenciado [en] a cinco años en una colonia penal, Alexey Navalny blogueó acerca del pez globo. La oposición rusa seria negligente de pensar en ella misma como un colegio de pequeños peces perseguidos por un gran pez depredador (es decir, el Kremlin), escribió [ru] en su blog. El depredador simplemente estaba haciendo un teatro para ocultar su debilidad.

Нынешняя власть – это не здоровая рыбина, это скорее рыба-шар или латиноамериканская жаба, которая при виде опасности раздувает себя с помощью телевидения, показывающего врущих проституток-телеведущих или чудиков из СК в синих мундирах, лопочущих, что они всех посадят. Ну кого они там могут посадить? Ну 20 человек, ну 50. Ну 100, если сильно постараются. Вот и весь страшенный потенциал.

El actual gobierno no es un pez poderoso. Está más cerca de un pez globo o de una rana sudamericana que se hincha en presencia del peligro –por medio de la televisión que emite a presentadores-prostitutas o imbéciles del Comité de Investigación con uniforme azul que balbucean que pueden meter a la cárcel a todo el mundo. Pero, ¿a quién pueden meter a la cárcel? Tal vez a 20 o 50 personas. Quizá a 100, si se esfuerzan mucho. Ese es todo su aterrador potencial.

Alexey Navalny, screenshot from YouTube.

Alexey Navalny, captura de pantalla de YouTube.

Navalny parpadeó y tuiteó su travesía por la monótona lectura de las 100 páginas de su sentencia, que él había previsto [en] totalmente, su bravuconería solamente mostró una grieta cuando abrazó [en] a su esposa Yulia antes de que los alguaciles lo hicieran salir. En gran parte, usó esas tres horas en el tribunal para llenar su cuenta de Twitter con característicos estallidos de sarcasmo y regocijo.

Publicó una imagen de la cabeza de un sonriente Vladimir Putin, y bromeó [ru]:

Такое впечатление, что только мы с ним вдвоем слушаем приговор без ненужной грусти

Tengo la impresión de que él y yo somos los únicos que escuchamos el veredicto sin exagerada tristeza.

Una vez que el juez anunció un tiempo de prisión de cinco años (junto con una sentencia de cuatro años para su coacusado y socio, Pyotr Ofitserov), Navalny usó su último tuit [ru] para infligir los trozos finales de consejo a sus seguidores:

Ладно. Вы тут не скучайте без меня. А главное – не бездельничайте, жаба сама себя с нефтяной трубы не скинет.

Muy bien. No se aburran sin mí. Y más importante, no sean perezosos. La rana no se va a ir de la tubería de petróleo.

Luego de una presentación sin precedentes de la apelación [en] de la Oficina General del Fiscal, Navalny fue puesto en libertad menos de 24 horas después de su arresto, hasta que su condena tenga efecto legal más adelante. Incluso queda la oportunidad de que decida continuar su postulación sin mayor opción para alcalde de Moscú, una posibilidad que tiene algunas ventajas para el gobierno: haría que la casi segura victoria del actual alcalde Sergei Sobyanin fuera más legítima.

La sentencia hizo que varios miles de manifestantes —que representan al menos a una pequeña parte del ejército en línea de Navalny— marcharan a las calles. Llenando las veredas cerca del Kremlin y la plaza Manezhnaya (el planeado lugar de reunión que fue cerrado justo antes bajo pretexto de construcción), corearon “Navalny es nuestro alcalde” y “Navalny, estamos contigo”.

Como la protesta no había sido autorizada por el gobierno de Moscú, los manifestantes se arriesgaban a ser arrestados y multados. Aun así, muchos se quedaron al menos cuatro horas bajo el atento ojo de las fuerzas de seguridad, que despachó varios buses llenos de detenidos pero que en su mayor parte no querían que las tensiones aumentaran.

Para algunos cibernautas de la red rusa, esta asistencia masiva era un indicador de que incluso con Navalny tras las rejas, el movimiento seguirá. Dmitry Kolezev, bloguero que vive en Ekaterimburgo, tuiteó [ru] entusiasmado:

Получается, болотное дело не сработало, никто не испугался

Esto significa que el caso Bolotnaya no ha tenido resultados, no se asustó nadie.

Otro bloguero, el diseñador Artemy Lebedev, expresó [ru] la esperanza compartida de que hasta en prisión, Navalny seguirá al timón de la oposición rusa, aunque temporalmente en un rol diferente, más simbólico:

Теперь из жж-юзера, который дает ссылки на государственные сайты и зарегистрированные СМИ, мы получим на ближайшие годы героя, который переплюнет Ходорковского, Магницкого и Пусек. Феерическая тупость власти.

Ahora, en lugar del usuario de LiveJournal, que publica enlaces a sitios web del gobierno y sitios de noticias registrados, tendremos en los próximos años a un héroe, uno que opacará a Khodorkovsky, Magnitsky y Pussy Riot. Una sorprendente estupidez de parte del gobierno.

El propio Navalny ha afirmado repetidamente que el movimiento que ayudó a provocar ha madurado lo suficiente como para sostenerse por su cuenta durante su ausencia. Así lo puso el miércoles 17 de julio de 2013, en un post [ru]:

[…] понятно что делать, понятно как делать, понятно на что делать. Главное набраться смелости, отбросить лень и делать. Никакого особого руководства и не нужно, на самом деле.

[…] está claro lo que hay que hacer, cómo hacerlo y con qué medios hacerlo. Lo más importante es reunir el coraje, librarse de la pereza y hacerlo. No se necesita una guía adicional.

Aun así, irónicamente, la manifestación del 18 de julio mostró que el ejército de Navalny ciertamente necesita un poco más de entrenamiento sobre lo que debe hacer. La multitud que salió a apoyarlo el jueves eran miles y estaban hinchados con rabia y frustración, pero no tenían dirección, y claramente esa noche, estaban acéfalos. Los ausentes eran los más cercanos colaboradores de Navalny que lo acompañaron a Kirov. Ausente también de las calles y de Twitter estaba Sergei Udaltsov, otro fijo en el movimiento de oposición que alguna vez hizo campaña al lado de Navalny, pero luego recibió arresto domiciliario y lanzó su propia candidatura para alcalde de Moscú.

Entre los que sí fueron, un predominante sentimiento en línea era oscura determinación mezclada con confusión.

El fotógrafo moscovita y popular bloguero Ilya Varlamov anotó [ru] que aunque los asistentes estaban bien provistos con volantes y etiquetas a favor de Navalny (muchos de los cuales terminaron en las paredes y puertas de la Duma rusa), estaban menos listos cuando se trató de un plan de acción:

У людей очень много символики за Навального, хорошо подготовились. Но по-моему, люди не знают что делать.

La gente tenía mucha parafernalia a favor de Navalany, estan todos bien preparados. Pero parece que la gente no sabe qué hacer.

El activista, bloguero y fotógrafo Mitya Aleshkovsky, se preguntó [ru]:

Я не понимаю что мы тут делаем. кто всем руководит?

No entiendo qué hacemos acá. ¿Quién está a cargo de todo?

Y reflexionando sobre la preocupante tendencia del movimiento de oposición a discutir, el bloguero y periodista Ilya Azar no pudo evitar burlarse [ru] de su compañera activista y empresaria Alena Popova, a quien a veces se ve como no suficientemente comprometida con la causa:

Пришел лидер протеста – Алена Попова. Наконец-то люди не одни

Acá viene  la lideresa de la protesta, Alena Popova. Finalmente el pueblo no está solo.

Y cuando la manifestación concluía, las opiniones seguían divididias sobre lo bien que había salido.

Kirill Goncharov, bloguero y activista de 21 años, líder del ala juvenil del partido Yabloko, tuiteó [ru] entusiasta:

Это лучшее, в чем я участвовал в своей жизни. 100 метров от Кремля, атмосфера солидарности и свободы. Свободу Навальному!

Esta es la mejor manifestación en la que he participado en mi vida. A 100 metros del Kremlin, una atmósfera de solidaridad y libertad. ¡Libertad para Navalny!

Aunque casi al mismo momento, Ilya Azar refunfuñó [ru]:

Откровенно говоря для акции по поводу посадки лидера оппозиции на пять лет в колонию это полный провал

Para ser totalmente franco, para una manifestación por los cinco años de prisión del líder de la oposición en una colonia penal, esto es un completo fracaso.

Pero desde ambos puntos de vista, la perspectiva sería mucho más brillante con Navalny del otro lado de las rejas de la prisión —y no solamente por un breve aplazamiento antes de cumplir una condena de cinco largos años.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.