¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Groserías que las rusas no pueden decir en Internet

Desde hace tiempo, la felación ha formado parte de la complejidad política en todo el mundo. Para quienes vivieron en los 90 y que estaban al tanto de lo ocurrido, las escapadas promiscuas de Bill Clinton con Mónica Lewinsky pondrán color siempre (o mancharán, depende del punto de vista) la imagen de la Casa Blanca estadounidense. El 13 de mayo de 2013, la conocida opositora María Baronova escribió una carta abierta [ru] al escritor y disidente político Eduard Limonov, donde lanzó una bomba sexual propia. El texto se refería sin rodeos a “masturbarse en la ducha” y señalaba que gracias a Limonov —cuya obra [ru] es conocida por sus descripciones complejas de actos sexuales lascivos— sabía (gracias a sus libros) cómo “chuparla” “sin falsa modestia” y “tirar como un animal.” La carta de Baronova incluía mucho mas que estos apuntes sexuales improvisados, aunque son los que explican, indudablemente, la reacción en línea que vino a continuación.

Maria Baronova at a Moscow protest, 17 April 2013, photo by Nickolay Vinokurov, copyright © Demotix.

Maria Baronova en una protesta de Moscú, 17 de abril de 2013, foto de Nickolay Vinokurov, derechos reservados © Demotix.

Sexismo, bloqueado y cargado

A mediados de mayo, el Twitter ruso fue inusualmente cruel con las mujeres. Además de la oleada de chistes sexistas que aparecieron en RuNet sobre la mastectomía doble de la estrella de cine Angelina Jolie, muchos cibernautas rusos se tomaron las revelaciones sexuales de Baronova como una invitación para atacar más ampliamente a sus personalidades públicas femeninas.

Algunos insultos venían de los mismos de siempre, como el editor de tabloides Ashot Gabrelyanov, que propuso [ru] en Twitter que Jolie había subastado con fines benéficos en eBay los pechos que se extirpó. También se unió a los chistes uno de los abogados de Pussy Riot (el desagradablemente famoso Mark Feygin) que expresó sus reflexiones en un (ahora eliminado [ru])  tuit:

Кстати сказать, насчет сисек Джоли, может это она операцию по изменению пола прикрывает. Трансгендеры отрезают. А чо?

De este modo, y en cuanto a las tetas de Jolie, es posible que esté usando esto para esconder una operación de cambio de sexo. Disminuyen los transexuales. ¿Escuchan?

Ciertamente, Feygin estaba en racha. Comentando sobre la carta abierta de Baronova apenas un día antes, escribió [ru] en un tuit (que no ha sido borrado):

По поводу одного широко обсуждаемого сейчас текста, маленькая ремарка: …и это, пожалуй, всё, чему она научилась…

Con respecto a cierto texto ahora ampliamente discutido, [tengo] una mínima apreciación: …esta [felación], si quieres, es lo único que [ella] ha aprendido…

Lev Sharansky (un anónimo personaje satírico) bromeó [ru] con abierto sexismo:

Вчера Баронова, сегодня Джоли. С ужасом жду завтра.

Ayer Baronova, hoy Jolie. Espero el mañana con horror.

Otros decidieron ampliar su puntería y apuntar a diferentes mujeres rusas destacadas. Anna Veduta, secretaria de prensa del líder de oposición Alexey Navalny, se encontró en la mira [ru] del tuitero berdnikov:

Анна Ведута более воспитанная девушка, чем Мария Баронова, поэтому она не расскажет нам чему она научилась у Алексея Навального

Anna Veduta es una joven más educada que Maria Barnova, por lo tanto no nos cuenta lo que ha aprendido de Alexey Navalny.

One of the many demotivators appearing after Baronova's open letter.

Una de las muchas imágenes que aparecieron, tras la carta abierta de Baronova.

Pronto aparecieron en línea imágenes relacionadas con esto, como una imagen [ru] que pone a Limonov encima del texto: “Le enseñó a Maria Baronova a chuparla. ¿Y qué has hecho hoy?” Otra popular imagen mezclada (a la derecha), que la propia Baronova retuiteó, incluía una foto de ella paseando en un patinete debajo de la foto de otra rubia sentada en un costoso convertible. La leyenda es una cita de Karl Marx: “De cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad” (la broma es que la “capacidad” de Baronova solamente le concedió un patinete en lugar de un auto deportivo).

Mencionando al alguna vez jefe de Baronova, el diputado de la Duma, Ilya Ponomarev, (que extrañanamente retuiteó [ru] la línea de Baronova sobre masturbarse en la ducha), el usuario de Twitter fuckdaoutlaw preguntó [ru]:

Почему Пономарев Илья не научил свою помощницу Баронову сосать х%й?

¿Por qué Ilya Ponomarev no enseñó a su asistente Baronova a chuparla?

El usuario de Twitter rusrusdada amplió el ataque contra Baronova en una burla a todo el movimiento de protesta, y escribió [ru]:

На самом деле, Баронова из всей Болотной тусовки вызывает уважение. Она единственная честно призналась, что сосет. Другие тоже, но скрывают

En verdad, Baronova, además de toda la camarilla [opositora] de Bolotnaya, merece respeto. Ella sola ha confesado honestamente que la chupa. Los otros también chupan, pero lo esconden.

La cloaca de LiveJournal

En LiveJournal, donde la falta de límite de caracteres va de la mano con la valentía del anonimato en línea, los comentarios fueron más sustantivos, pero no menos duros.

Un post [ru] del 14 de mayo del crítico de música Artem Rondarev funcionó como una especie de modelo para los críticos de Baronova, muchos de los cuales sostuvieron ruidosamente que la política no es lugar para mujeres obscenas. En los comentarios a su post, Rondarev explicó [ru] su posición sobre la falta de modestia sexual de Baronova en su prosa pública, e interpreta su lascivia como un respaldo de anarquía:

[…] в случае с Машей я всего лишь попытался объяснить ту простую мысль, что нельзя жить в обществе и быть свободным от него. Оно может не нравиться и все такоэ, но дилемма простая – или в обществе с конвенциями, или в Сомали. Потому что, видите ли, завтра у вас над головой сосед ночью врубит рэп на полную катушку, а когда вы ему придете предъявлять, скажет, что это его способ самовыражения, а вы ханжа, которая спит по ночам, в то время как все свободные люди слушают рэп. Ну и?

[…] en el caso de Masha, solamente traté de explicar la simple idea de que es imposible vivir en sociedad y [simultáneamente] ser libre de la sociedad. Puede que no te guste todo, pero el dilema es simple: es la sociedad con sus convenciones, o estás en Somalia. Porque, verás, mañana tendrás un vecino en el piso de arriba que oye rap toda la noche a todo volumen, y cuando vas y lo enfrentas, dirá que es su medio de autoexpresión, y tú eres solamente un mojigato que duerme de noche, mientras que toda la gente libre escucha rap. ¿Bien?

En otro comentario [ru] en el post de Rondarev, el usuario pervert_tanuki de LiveJournal llamó a Baronova “una perra furiosa por atención”, a lo que Rondarev respondió [ru] menos que caritativamente:

Опять-таки – я не ищу тут мотивацию Маши, она очевидно лежит неглубоко […] Понятно, что девушке хочется трахаться; меня интересует, грубо говоря, почему подобным девушкам все время хочется именно трахаться, а не книжки читать.

De nuevo —no estoy buscando la motivación de Masha. Es obviamente frívola […]. Es comprensibe que una mujer joven quiera un polvo; estoy interesado, para ponerlo crudamente, en por qué muchachas similares siempre quieren precisamente un polvo, y no leer libros.

Varios blogueros han concluido que la vulgaridad de Baronova perjudica todas las posibilidades que tiene de una carrera [ru] en política. En posts separados en LiveJournal, el usuario haeldar [ru] y el usuario de Google+ mc project [ru] propusieron un escenario treinta años en el futuro, donde Baronova es diputada de la Duma trabajando en una democracia rusa posterior a Putin. Según el argumento, la ahora señorial Baronova propone alguna norma moralista (por ejemplo, prohibir los robots sexuales), solamente para recordar al público que “Maria Baronova en su juventud no estaba libre de que se la tiraran en cada agujero”.

Hasta Kirill Goncharov, líder del ala juvenil del partido político liberal más antiguo de Rusia, bromeó [ru] en Twitter:

Я так понимаю, сегодня Маша Баронова публично закончила заниматься политикой?

Tal como lo entiendo, ¿Masha Baronova dejó hoy de estar involucrada en política?

El tuitero VRebyata también repitió la idea de que la obscenidad de Baronova causa problemas a las mujeres en el gobierno, y escribió [ru]:

Баронова всколыхнула твиттер. Теперь самым популярным вопросом к женщинам – политикам будет вопрос об их отношении к книгам Эдуарда Лимонова

Baronova agitó Twitter. Ahora la pregunta más popular a las mujeres políticas será acerca de su relación con los libros de Eduard Limonov.

En un hilo de comentarios [ru] en LiveJournal, un grupo de cibenautas incluso consideró justo comparar la charla de sexo oral de Baronova con la participación [en] de Nadezhda Tolokonnikova, integrante de Pussy Riot en una orgía pública. Hasta relacionaron a Baronova y Tolokonnikova con la Cicciolina, la famosa estrella porno y parlamentaria italiana a fines de 1980 y comienzos de 1990.

¿Astucia de Baronova?

Sin embargo, no todos condenaron a Baronova por su carta a Limonov. Muchos blogueros parecían deseosos de aceptar que su uso de vulgaridad era un ardid malicioso, si bien listo, para ganar un público. Ciertamente, desde Noruega, el usuario de Facebook Andrew Voronkov observó [ru]:

Если бы она про это не написала, то многие бы и не прочитали бы статью.

Si no hubiera escrito al respecto [felación], entonces poca gente hubiera leído el artículo.

Andrei Karatkevich, usuario de LiveJournal que vive en Polonia, enumeró [ru] cuatro justificaciones para la escandalosa elección de palabras de Baronova:

1. Содержимое текста отнюдь не сводится к сосанию хуя, хотя все цитируют именно эту фразу.
2. С другой стороны, девушка, очевидно, понимала, что цитировать будут именно это.
3. …как из романа “это я, Эдичка” чуть менее чем все помнят сцену сосания хуя негру… и ничего больше.
4. А научил-то он её вещи нужной и полезной…

1. Los contenidos del texto no se pueden reducir solamente a las chupadas, aunque todos están citando exactamente esa frase.
2. De otro lado, la muchacha obviamente entendió que todos citarían exactamente esta parte.
3. A la novela [de Limonov], “Soy yo, Eddie”, se le recuerda más que nada por la escena donde se la chupa a un negro… y nada más.
4. Y [Limonov] le enseñó cosas necesarias y útiles…

Hasta algunos críticos de Baronova reconocieron el éxito de publicidad de su carta. En una larga respuesta [ru] publicada al día siguiente del texto de Baronova, Pavel Zherebin (miembro del movimiento NatsBol de Limonov) ofreció el siguiente mesurado elogio:

Статья эта станет знаменитой, ведь Мария применила нехитрый прием – эпатаж с отсылками к сугубо сексуальным вопросам. До сих пор политическая публицистика была свободна от подобных методов форсированного продвижения своих идей. Поэтому Марии можно только поаплодировать – она храбрый новатор, которая решилась не просто на то, чтобы наполнить свою статью до краев женской гендерностью, но и на то, чтобы эту гендерность выразить прямым текстом в самых искренних и волнующих выражениях.

Este artículo se hará famoso porque Maria usó un enfoque ingenuo —un tono impactante que llega a temas extremadamente sexuales. Hasta ahora, el periodismo político estaba libre de promover sus ideas por tales métodos. Por lo tanto, solamente podemos aplaudir a Maria —es una valiente innovadora que decidió no solamente llenar su artículo hasta el borde con género femenino, sino que también expresa ese género en charla simple, con las expresiones más sinceras y emocionadas.

Maria Baronova, Moscow, 25 August 2012, photo by Anton Nossik, CC 2.0.

Maria Baronova, Moscú, 25 de agosto de 2012, foto de Anton Nossik, CC 2.0.

En un comentario [ru] en el blog de Rondarev, la propia Baronova confirmó que empleó conscientemente el género como medio de generar mayor diálogo (sobre Limonov y mujeres en la política contemporánea rusa):

Цель письма – получить от общества реакцию и расшевелить его, это общество. По большей части реакционное и консервативное. Цель вполне достигнута. Тонны говна и хихиканий: “ПИПИИИСЬКА” – получены. Дальше люди обсуждают. Дисскусия возникла. Каждый, в итоге придет, к чему-то своему. И мне от того, что люди поймут что-то важное (и каждый глубоко свое), будет приятно. End of story

El objetivo de la carta era tener una reacción del público y agitarlo. Esta sociedad es mayormente reaccionaria y conservadora. Mi objetivo se ha alcanzado. Recibo montones de porquería y risitas “WEEEENIE”. [Pero] desde ahí, la gente discute. Surgió una discusión. A la larga, todos vienen a algo común, y para mí es agradable que la gente se dé cuenta de algo importante (y algo que es profundamente suyo). Fin de la historia.

No todos odian

Por supuesto, muchos blogueros se negaron a atacar a Baronova, y algunos acudieron en su defensa. Por ejemplo, la periodista Arina Kholina le dio crédito en un post en Facebook [ru] y captó la experiencia colectiva de una generación de mujeres rusas:

Не знаю, зачем все ругают Машу Баронову. Она была честна. Книга Лимонова про Эдичку, правда, была одним из сексуальных переживаний подросткового возраста. Особенно после СССР. Маше хватило смелости написать об этом. Пусть немного коряво. Может, конечно, особенно взрослые или умные читали совсем о другом, но мне было лет 16 и я думала про секс. И да – в каком-то смысле она была учебником. Наверное, если бы Маша написала, что книга научила ее шить кружевные рубашки, все бы умилились. А она, вот бесстыдница, про минет.

No sé por qué todos están atacando a Masha Baronova. Ella fue honesta. El libro de Limonov sobre Eddie, es cierto, fue una de las experiencas sexuales de adolescencia. Sobre todo, después de la URSS. Masha tuvo el valor de escribir sobre eso. Está bien, resultó un poco torpe. Tal vez, por supuesto, gente particularmente madura o inteligente lee sobre algo completamente diferente, pero cuando yo tenía 16 años, pensaba en sexo. Y sí, en cierta forma, fue como un libro de texto. Probablemente, si Masha hubiera escrito que el libro le enseñó cómo coser una blusa de encaje [otra parte de Soy yo, Eddie], todos se hubieran derretido por ella. Pero ella, sin ninguna vergüenza, escribió sobre chupadas.

El activista opositor Ilya Yashin trató de reubicar el foco de la atención de la burla de RuNet hacia funcionarios del gobierno, y tuiteó [ru]:

Надеюсь, депутат Бурматов никогда не будет писать открытых писем Вячеславу Володину. Не хочу знать, чему он его научил.

Espero que el diputado [de la Duma] Burmatov nunca escriba una carta abierta a [primer subjefe del personal de Putin] Viacheslav Volodin. No quiero saber lo que [Volodin] le enseñó.

Vera Kichanova, una de las figuras de oposición más jóvenes, tuiteó [ru] inocentemente:

А меня Лимонов только матом ругаться научил.

Limonov solamente me enseñó a insultar [con obscenidades].

Rusia luego de las chupadas

Un día después de publicar su carta abierta, Baronova concedió una entrevista [ru] a Daria Yausheva de jourdom.ru, donde abordó las reacciones a su explícito lenguaje sexual:

Как сегодня написал Евгений Фельдман: «Лимонов научил сосать х** Баронову, а Путин – всю страну». Опять же, мужчина может писать о сексе достаточно свободно, а для женщин в России это по-прежнему – полузапретная тема. Тем более, если ты вовлечена в политику, то должна все время соблюдать некие рамки в которых, на самом деле, уже давно никто не живет.

Es como Evgeny Feldman escribió [ru] hoy: “Limonov le enseñó a Baronova a chuparla, pero Putin le enseñó a todo el país”. Una vez más, un hombre puede escribir bastante libremente sobre sexo, pero para las mujeres en Rusia sigue siendo un tema semiprohibido. Sobre todo si estás involucrada en política [tú, como mujer] en todo momento debes observar ciertos límites, dentro de los cuales nadie ha vivido mucho tiempo.

Baronova identifica una contradicción cultural que difícilmente es privativa de Rusia. Ciertamente, la perseverancia de “confines” sexistas plaga a las sociedades en todo el mundo, no importa lo desarrollada o humana que sea la civilización. La respuesta de Internet a la charla de sexo de Baronova, ya sea que se lea el texto como un puño levantado o un intento frívolo de autopromoción, revela que los prejuicios contra mujeres independientes gozan de amplia popularidad entre los cibernautas rusos. Dicho esto, la propia audacia de Baronova en los últimos 18 meses —y el prospecto de décadas más por venir— promete mantener ocupados a los chauvinistas de Rusia.

Tamara Caballero colaboró con la traducción de este post.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.