¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas “mejora” ley de prevención de delitos informáticos

El gobierno filipino está listo para entregar una “versión mejorada” [en] de la polémica Ley de Prevención de Delitos Informáticos (o ciberdelincuencia). Esta nueva versión ha surgido como respuesta a la extendida oposición con la que el público y miembros del propio gobierno recibieron dicha ley.

La Ley de Prevención de Delitos Informáticos (Ley de la República nº 10175), aprobada [en] en septiembre de 2012, tenía como objetivo reforzar la capacidad de las autoridades policiales para combatir la ciberdelincuencia y el ciberterrorismo, sobre todo los delitos que supusieran una amenaza seria para la seguridad nacional y la economía local.

Según esta ley, los sospechosos de haber cometido delitos (en línea o fuera de línea) podrían estar bajo vigilancia mientras están conectados. Además, el texto faculta a las autoridades gubernamentales a bloquear de manera indefinida las páginas web que vulneren las múltiples disposiciones estipuladas en la ley. Muchos delitos cometidos en línea serían castigados con sanciones más severas que aquellos cometidos fuera de línea o a través de medios de comunicación tradicionales.

Image from Pixel Offensive

Imagen de Pixel Offensive

Hacia finales de mayo, el Departamento de Justicia anunció que descartaría [en] la disposición relativa a la difamación en línea con el fin de centrarse en la ciberdelincuencia organizada. Por otra parte, el departamento también planea eliminar [en] las disposiciones referidas a la pornografía infantil y la ciberocupación puesto que ya existen leyes que tratan ambos delitos.

A su lanzamiento, la ley fue inmediatamente criticada por periodistas, cibernautas y activistas por contener disposiciones que minan la libre expresión, la privacidad y otros derechos humanos universales en línea. Específicamente, cuestionaron la inclusión de último minuto de disposiciones sobre calumnia [en] y la delegación de poderes al gobierno para clausurar sitios web y restringir el acceso a sistemas de cómputo de datos sospechosos de haber infringido la ley. Grupos de derechos humanos agregaron que las disposiciones sobre recolección de información de tráfico [en] en tiempo real de comunicaciones en línea sin una orden judicial son una violación a los derechos de privacidad.

Quince peticiones cuestionando la constitucionalidad de la ley fueron presentadas en la Corte Suprema. Posteriormente, la corte emitió una orden temporal de restricción que impedía que el gobierno implementara la ley. La orden sigue en efecto a la fecha.

Algunos grupos dieron la bienvenida [en] a la noticia de la “mejora” de la ley. Pero otros siguen presionando para que la ley sea descartada completamente.

Para el experimentado periodista Luis Teodoro [en], una disposición que permitiría al gobierno bloquear un sitio web durante un periodo indefiido es igualmente perjudicial y también se le debe dejar de lado:

…esa disposición en particular debe ser revocada en el acto, al igual que las disposiciones sobre difamación. Concede al Departamento de Justicia el poder sin precedentes de ser juez (se le faculta a decidir qué declaraciones en línea son difamación) y verdugo (puede bloquear o cerrar el sitio web o blog donde apareció el material que considera “ofensivo”).

También presiona para que se deje de lado la disposición de supervisión:

Igualmente peligroso es el poder de dar seguimiento a sitios web y blogs que la ley concede a la Policía Nacional de Filipinas (PNF). Como la PNF no puede dar seguimiento a todos los blogs y sitios web en línea, es probable que limite su supervisión a sitios y blogs críticos del gobierno o sus agencias e instituciones, por lo que da a su facultad de supervisión un carácter político. Sin embargo, el Departamento de Justicia no dice nada sobre esta disposición en particular.

Como el Congreso entró en receso a mediados de mayo, las reformas propuestas serán vistas recién en agosto. Mientras tanto, muchos cibernautas conservan la esperanza de que la Corte Suprema pronto declare inconstitucional a la ley de prevención de delitos informáticos.

Candelaria Reymundo colaboró con la traducción de este post.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.