¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mali busca un nuevo comienzo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales

Una segunda vuelta de elecciones [fr] será necesaria para determinar quién será el próximo presidente de Mali, un país devastado por la guerra.

En esta votación se elegirá entre el ex Primer Ministro Ibrahim Boubacar Keita, que recibió cerca del 48 % de los votos en la primera vuelta, y Soumaïla Cissé, que ganó cerca del 24 %.

Durante el último año y medio, Mali ha sido azotada por un conflicto con distintos grupos rebeldes en la región del norte del país. En 2012, en el punto álgido de la crisis, una junta militar liderada por el Capitán Amadou Sanogo destituyó al presidente del momento, Amadou Toumani, tomando el poder como cuerpo gobernante.

Dejando a un lado las afiliaciones políticas, la participación general de los electores ya es motivo de celebración. Estas elecciones son un primer paso hacia el regreso a la normalidad, para un país que también se enfrenta a una crisis de refugiados [en] y de escasez de alimentos [en]. La segunda vuelta tendrá lugar el 11 de agosto.

Los contendientes

Los resultados de la primera vuelta indicaron que Ibrahim Boubacar Keita era el candidato favorito a presidente, con 55,93 % de los votos [fr]. Keita fue el primer ministro de Mali entre 1994 y 2000 bajo la presidencia de Alpha Oumar Konaré. Más tarde, fue el presidente de la Asamblea Nacional de Mali desde 2002 hasta 2007. También es el líder del partido político Asamblea por Mali (RPM).

Ibrahima Boubacar Keita from fis facebook page - Public Domain

Ibrahim Boubacar Keita de su página de Facebook – Dominio público

Sus principales oponentes son Soumaïla Cissé y Dramane Demblé, entre otros. A algunas personas les preocupaba que las elecciones se fueran a celebrar demasiado pronto, puesto que ciertas partes al norte del país están aún controladas por grupos rebeldes, en vez de por el ejército.

Mientras que algunos candidatos ya han dado la enhorabuena a Keita [fr] por su triunfo, otros candidatos han señalado la existencia de irregularidades en el proceso electoral. Souamalia Cissé, quien también fue candidato a las presidenciales de 2002, asegura que ha habido votos fraudulentos. En el blog Koaci, el partido de Cissé [fr] declaró:

L’URD, Union pour la République et la démocratie, parti de Soumaila Cissé, est monté au créneau ce mercredi pour dénoncer “un bourrage des urnes”.

El URD, partido de Soumaila Cissé, ha denunciado el miércoles (31/07) algunos casos de votos manipulados.

El partido de Cissé añadió:

Malgré ce bourrage, selon nos chiffres, un second tour est inévitable pour départager notre candidat, Soumaïla Cissé, et Ibrahim Boubacar Keïta [..] Le ministre a annoncé un taux de participation de 53% selon des résultats partiels. Cela donne à peu près 3 600 000 électeurs qui ont voté. Cela veut dire qu'il faudra au minimum 1 800 000 voix pour passer au premier tour, or, à ce jour, aucun candidat n'a plus d'un million de voix

A pesar de la manipulación de los votos y los resultados obtenidos, la segunda vuelta para establecer quién es el ganador entre Soumaïla Cissé e Ibrahim Boubacar Keïta no está garantizada [..] El ministro anunció que el índice de participación en la primera vuelta se encontraba en torno al 53 %. Esto significa que sólo 3 600 000 votantes, aproximadamente, han acudido a las urnas. Por lo tanto, se necesitan al menos 1 800 000 votos para ganar la primera vuelta, pero por ahora, ningún candidato ha conseguido más de un millón de votos.

Un paso importante para Mali 

Muchos malienses han sido desplazados de sus casas y han tenido que refugiarse en países vecinos, debido al conflicto con los rebeldes. En el siguiente vídeo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (UNHCR), disponible en YouTube, Jarrou Ag Ahmed, un refugiado maliense en Burkina Faso, explica por qué son las elecciones presidenciales un paso tan importante para la recuperación del país:

Queremos un presidente para que haya paz en nuestro país.

Otras personas, como Sean Gallagher, el representante en Mali de los Servicios Católicos de Ayuda, consideran que [en]:

En Mali, las elecciones se perciben como una oportunidad y la gente espera que los líderes elegidos puedan aprovecharla y afrontar los problemas profundamente arraigados que han impedido que el país luche por su gente. También se cree que las elecciones podrán alejar al país del golpe de estado.

El Dr. Christos Kyrou, un experto en temas de paz y resolución de conflictos, no es tan optimista en cuanto al nuevo comienzo que las elecciones pueden traer a Mali. En la plataforma de noticias, The Fair Observer, explica cómo será el camino de Mali y los importantes retos que aún tiene que afrontar:

Las causas originales del conflicto, que incluyen pobreza, corrupción y la sequía persistente que ha habido en el norte de Mali en los últimos años, son los mayores retos a largo plazo a los que se enfrenta el país. Además, factores como la falta de infraestructuras básicas, oportunidades laborales, agua, y componentes microeconómicos básicos, como créditos disponibles, sugieren que, a no ser que la comunidad internacional responda de inmediato proporcionando ayuda para solucionar estos problemas, el estallido de la próxima rebelión será sólo cuestión de tiempo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.