¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Cuál fue el impacto de la gira de Obama por el continente africano?

Tras la gira de seis días del presidente estadounidense Barack Obama por tres países africanos, Senegal, Sudáfrica y Tanzania, la opinión pública mundial está profundamente dividida en cuanto a la importancia y al impacto de esta visita, concluida el 2 de julio de 2013.

Durante el encuentro, Obama anunció [en] una nueva iniciativa, «Power Africa» [en] orientada a duplicar el acceso a la electricidad en África subsahariana. Con este programa [en] el gobierno estadounidense se compromete a aportar 7 000 millones de dólares estadounidenses, mientras que un grupo de empresas del sector privado ha asignado más de 9 000 millones.

Según [en] el blog de la Casa Blanca, cerca del 70% de los africanos no tiene acceso a la electricidad.

Image of President Barack Obama on a billboard in Dar Es Salaam. Photo courtesy of Sandy Temu.

Cartel con la imagen del presidente Barack Obama para darle la bienvenida en Dar Es Salaam. Foto cortesía de Sandy Temu.

En el sitio Web «African Argument» Bright Simmons alabó esta iniciativa en el compromiso estratégico con África:

Como uno de los que, en el pasado, han protestado contra la aparente falta de nuevas ideas en el “compromiso estratégico con África” por parte del gobierno de Obama, me complace esta iniciativa que renueva la dinámica en esta dirección.La problemática abordada, el desafío de la electrificación de África, es de vital importancia. El Banco Mundial, por ejemplo, afirma que todos los países de África subsahariana juntos, excluyendo a Sudáfrica, no generan más electricidad que Argentina. Si contamos a Sudáfrica, la producción iguala a la de España.

Es digno de elogio que la Casa Blanca haya asignado 7 000 millones de dólares en fondos adicionales para esta causa, de dos de sus agencias internacionales especializadas, EXIM, Banco de exportaciones e importaciones de los Estados Unidos, y OPIC, Corporación de los Estados Unidos para la inversión privada.

Estoy seguro de que la Casa Blanca ya es consciente que incluso si el dinero acordado se otorgara en un sólo año, y lo más probable es que lo sea en un lapso de 3 a 5 años, no va a tener un impacto significativo sobre los 23 000 millones de dólares de déficit al año que registra el continente en materia de inversiones energéticas.«

Daniel McLaughling [en] reaccionó a esta publicación argumentando que [en] la única solución capaz de producir resultados es la abolición de los monopolios nacionales en los servicios eléctricos:

Si la gente fuese seria acerca de solucionar el problema de la electrificación de África, deberían promocionar la única solución capaz de generar verdaderos resultados: la abolición del los monopolios nacionales en el servicio eléctrico. Me hace gracia que con todas las conversaciones acerca de la necesidad de aumentar la producción eléctrica, nadie quiera hablar de la posibilidad que los monopolios del Gobierno y la corrupción sean la raíz del problema. Y que la transferencia de miles de millones de dinero al gobierno solo incentiva la corrupción, dejando pocos beneficios al pueblo. Abran el mercado a la competencia y rentabilidad para que vean surgir inversiones a gran escala y una mejoría significativa en el acceso al servicio.

Joel B. Pollak comentó [en] que le parecía muy probable que «Power Africa« no produzca la cantidad de energía que ha anunciado:

[…] Es muy probable que “Power Africa” no produzca la cantidad de energía que ha prometido, mientras individuos con buenas conexiones políticas en Estados Unidos y África se llenen los bolsillos de dinero. Mientras tanto, China, a la que no le importa si los africanos conducen autos y viven en grandes casas con aire acondicionado, continuará invirtiendo en África, generando crecimiento económico real, dejando de lado a los Estados Unidos en el futuro económico de África.

Siddhartha Mitter destacó [en] que «toda inversión en infraestructura debe ser considerada como algo positivo, a menos que se pruebe lo contrario, sobre todo tratándose de África«:

Actualmente, el continente africano cuenta con una capacidad de producción energética equivalente a la de Alemania o Canadá. Excluya a Sudáfrica y Egipto, y nos quedan aproximadamente 63 GW que producen 260 000 millones de kWh, apenas un poco más que Australia o Irán. En este contexto, si la primera etapa del proyecto cumple con el objetivo de sumar 10 GW de capacidad generadora, conectando así 20 millones de nuevos usuarios, residenciales y comerciales, esto representará un gran avance. Aunque muy lejos del objetivo final de la Casa Blanca de duplicar el acceso, como aparece expresado en la ficha técnica de “Power Africa”. De hecho, en el documento igualmente se estima, de manera muy parca, que el coste para proporcionar el acceso universal al servicio sería de 300 000 millones de dólares hasta el 2030.

A pesar del entusiasmo [en] mostrado por los ciudadanos de los tres países, «Shadow Government« comentó que (en) hubo un punto desfavorable en su visita:

Sin embargo, hubo un aspecto desfavorable en su visita, como lo fue su comentario durante la rueda de prensa con el presidente Jacob Zuma en Sudáfrica. En mi opinión, el Presidente se expresó de manera muy a la ligera en relación a la prensa, probablemente con ánimo de broma. Obama se refirió a los medios norteamericanos como “mi prensa” y les reprendió por hacer demasiadas preguntas. Quizás en cualquier otra situación esto no hubiera tenido importancia, pero de visita por tres países africanos, cuyos medios de comunicación están siendo juzgados por la organización Freedom House como “parcialmente independientes”, pienso que fue no solamente un comentario torpe, sino dañino para la acción de apoyo de su Gobierno a la democracia. Por supuesto que no esperaba que el Presidente usara su visita como una ocasión para criticar a los países anfitriones, pero contaba con que, estando él mismo bajo observación por el trato que da su Gobierno a la prensa (caso de espionaje oficial de registros telefónicos publicado por Associated Press así como el del periodista James Rosen de Fox News), no se iba a exponer con comentarios sobre el tema.

En el blog Kumekucha se califica [en] a Obama de «despectivo« con el pueblo de Kenia por no visitar ese país, tierra de su padre:

Ahora que por fin Obama aterrizó en Dar es Salaam, bailando al ritmo del Bongo “Ohangla” Flava (Bongo Flava es el nombre dado al Hip Hop y al R&B tanzanos), podremos despedirnos de una vez de él y remendar nuestro desinflado orgullo nacional.Qué hombre tan despectivo, hospedarse con el vecino de al lado, sin importarle el daño que le está causando a su propia gente que tanto le adora. ¡Qué bochorno!

No hablemos de toda la amargura expulsada de que no necesitamos la visita de Obama. Es cierto que el impacto de una tal visita, desde el punto de vista económico, se habría entendido mucho después, pero hombre, ¿no está Nairobi perdiéndose del bochinche?

El Comité Internacional de Coordinación de Obama, reprimió su indignación tras el anuncio del presidente Kibaki de crear un día feriado después del triunfo de Obama en las elecciones de 2008. Y eso no es todo, los tanzanos se dieron el lujo de nombrar una calle con su nombre en reconocimiento, para su vergüenza.

La Casa Blanca publicó un video en YouTube [en] (abajo) que muestra a un joven sudafricano mostrando a Obama sus habilidades para rapear en el Centro de investigación del VIH, Desmond Tutu:

Analizando de manera global la contribución de Obama al desarrollo del continente africano, Tolu Ogunlesi, calificó [en] a Obama de «positivamente negligente« cuando se le compara con la administración de Bush:

El Gobierno de Bush dejó huellas en el continente africano más allá del campo de ayuda. Jugó un papel en la firma del acuerdo de paz que concluyó con décadas de guerra civil en Sudán, mostró mucho interés en terminar con la guerra en la región del Congo y ayudó a dar término a la guerra civil en Liberia, contribuyendo a la dimisión de Charles Taylor y a su eventual arresto y juicio (Taylor, como es de esperarse, se pregunta desde entonces por qué Bush no ha sido él mismo juzgado por sus propios “crímenes”).Frente a estos antecedentes del Gobierno norteamericano, Obama se muestra como positivamente negligente. Su única actividad a resaltar es la de redoblar la actividad militar norteamericana en África, aumentando las bases de aviones no tripulados y desplegando un gran número de tropas. Cuando Obama fue electo por primera vez, hubo celebraciones por todo el continente y probablemente falsas expectativas de que iba a defender los intereses de África en el escenario mundial. Ciertamente, en su primera visita a Ghana, declaró que dentro de él “corría sangre africana”. Desde entonces, su ausencia ha sido profundamente sentida, desencadenando acusaciones de haber traicionado sus raíces.

Sin embargo, ¿es esto justo? ¿Tiene Obama, gracias a sus ancestros, una responsabilidad particular con África? Quizás no. Quizá el énfasis que se hace en Obama por ser un presidente negro no se ha entendido realmente, ya que no es solo por solidaridad que el Presidente norteamericano debe ocuparse de África, existen otras razones mucho más egoístas, de tipo económico y también político.

Como feminista sudafricana, Jennifer Thorpe observó que el ambiente en el que vive, afecta de manera tangible la vida de las mujeres. Es por esto que comenta (en) sobre el historial del seguimiento de protección medioambiental de Obama:

Sabemos que los Estados Unidos tienen un bajo registro de seguimiento en lo medioambiental (un ejemplo inequívoco es cómo la legislación protectora del ambiente está lejos de ser tan eficaz como el no contaminar en un principio). En los últimos tiempos, Obama ha cambiado su tono al afirmar que se opondrá a proyectos peligrosos y devastadores del medioambiente, como el del oleoducto de Keystone, siempre y cuando se demuestre que tendrán un impacto negativo en el ambiente.

En Sudáfrica, la Constitución nos asegura a todos el derecho a vivir en un ambiente que no sea nocivo para nuestra salud. Sin embargo, demasiado a menudo observamos como las evaluaciones sobre el impacto medioambiental solo buscan que las industrias cumplan con las regulaciones a un nivel mínimo, en vez de realmente luchar por la protección de la tierra y del medioambiente, que nos pertenecen a todos nosotros. Espero que cuando el presidente Obama evalúe el impacto de Keystone en el ambiente, lo haga de manera integral, y no siguiendo las pautas de las normas y estándares concebidos a una mínima expresión. Pienso que la pregunta que se debe hacer es simple: ¿va Keystone a mejorar la biodiversidad, tan naturalmente valiosa, la belleza y la majestuosidad de la tierra? Habiendo crecido en Hawai, sé que tiene la respuesta a esta pregunta en el fondo de su corazón

En Twitter Andrew Harding (@BBCAndrewH [en]) de la BBC escribió:

@BBCAndrewH: #obama – África no puede ser solamente una fuente de materia prima para alguien más.

El señor Mabotja (@MelosoDrop_Line [en]) respondió al tuit de @BBCAndrewH de esta manera:

@MelosoDrop_Line: @BBCAndrewH #Obama nunca se refirió a África como un distribuidor de materia prima… Su palabra indicó un cambio en esta manera de pensar.

Dayo Olopade (@madayo [en]) comentó:

@madayo: El viaje de #ObamaInAfrica es sobresaliente por lo que está haciendo y por lo que no está haciendo. El establecimiento de las leyes deja de lado a los países más importantes.

Haru Mutasa (@harumutasa [en]) puso de relieve lo que algunos africanos preguntan:

@harumutasa: #obamainafrica. Algunos africanos se preguntan, ¿qué es lo que ha hecho el Presidente norteamericano por África que no hayan hecho los Presidentes anteriores?

Ashley Koen (@a_koen [en]) está preocupada por un grupo de civiles inocentes que fueron expulsados de las calles para “limpiar la ciudad” de vendedores ambulantes (práctica común en la mayoría de los países africanos frente a la visita de un jefe de Estado extranjero, especialmente proveniente de Europa o de los Estados Unidos):

@a_koen: ¿Se les permitirá a aquellos comerciantes desplazados y civiles inocentes, que fueron arrojados a la cárcel para limpiar las calles, recuperar sus vidas? #ObamainAfrica

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.