¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Cobertura de prensa británica de ataque en Zanzíbar en riesgo de exacerbar tensiones religiosas

La cobertura de la prensa británica del ataque con ácido contra las adolescentes británicas Kirstie Trup y Katie Gee, ambas de 18 años, induce a error y hay riesgo de que exacerbe tensiones religiosas en Tanzania, dice [en] Ben Taylor, que bloguea sobre desarrollo, política, medios y Tanzania.

Actualmente, hay crecientes tensiones políticas y religiosas en Zanzíbar. A comienzos de este año, un sacerdote católico fue asesinado a tiros e incendiaron una iglesia [en] durante el festival Sonidos de Sabiduría, que promueve la tolerancia religiosa. Las tensiones políticas en la isla giran mayormente en torno a asuntos de la unión entre Tanganika (Tanzania continental) y Zanzíbar. Algunas personas quieren que la unión se disuelva.

Las dos adolescentes fueron atacadas [en] el 7 de agosto de 2013 en Zanzíbar, mientras estaban en un voluntariado vacacional. Todavia no está claro si el ataque está conectado con tensiones poíiticas y religiosas en la isla.

Las críticas de Ben Taylor se dirigen a los centros de prensa británicos sobre los informes de los disparos y el arresto [en] del clérigo radical Sheikh Issa Ponda. Sheikh Ponda, Secretario del Consejo de Organización Islámica, fue herido por una lata de gas lacrimógeno cuando huía de la policía. Actualmente está en el hospital principal de Tanzania, Muhimbili, en Dar Es Salaam.

Casi todos los principales medios de comunicación británicos, incluidos The Sun, The Mirror, The Times, Sky News y The Telegraph [en; todos] han relacionado su arresto con el ataque a las dos muchachas.

Sin embargo, un comunicado de prensa [sw] de la policía de Tanzania dice que Sheikh Ponda fue arrestado por incitar a la violencia en sus encendidos discursos.

A screen shot of Mail Online on Ben Taylor's post.

Captura de pantalla de Mail Online en el post de Ben Taylor.

Taylor empieza [en] su post criticando a la prensa británica y dando crédito a la prensa tanzana:

No es de sorprender que los medios británicos siguieran de cerca la historia de las dos muchachas británicas que sufrieron un terrible ataque en Stone Town, Zanzíbar. Pero en su apuro de tener una buena historia, y en una situación donde son pocos los hechos conocidos, están cometiendo grandes errores.

Ayer, según algunos informes en los medios tanzanos, Sheikh Ponda, radical clérigo de Zanzíbar, recibió un disparo y fue herido en la ciudad de Morogoro. Algunos están diciendo que fue la policía quien le disparó, algunos que la policía llevó a cabo intentos sin éxito de arrestarlo. Otros medios de comunicación cuestionan estos “hechos”, y dicen que ahora está en el hospital. Sobre todo, y para crédito suyo, la prensa tanzana parece estar respondiendo a la incertidumbre con cautela: son notoriamente transparentes sobre los hechos que no están claros.

Es más, nada (de lo que he visto) ha vinculado a Sheikh Ponda o los supuestos disparos o intento de arresto al ataque con ácido en Zanzíbar.

Pero miren cómo la prensa británica ha informado la misma noticia.

Luego identifica [en] significativos errores en la cobertura de la prensa británica y concluye que:

Si tengo razón, esto es bastante vergonzoso por parte de la prensa británica. Primero, induce a error a las familias de estas dos muchachas y sugiere que se está haciendo avances en el seguimiento a sus atacantes. Segundo, y más preocupante, se corre el riesgo de exacerbar más tensiones religiosas en Tanzania, con la evidencia más débil.

No he visto evidencia de que este ataque tenga motivación religiosa ni política, y nada se relaciona con Sheikh Ponda [un clérigo extremista]. Puede ser que sí, pero de la misma manera, puede ser que estuviera completamente motivado por otra cosa. Mucha de la prensa británica parece haber decidido el asunto por su cuenta. No dejan que (la ausencia de) hechos interfieran con una buena historia, sin importar el daño que pueden causar.

Dice que el Director de Procesos Públicos en Tanzania pidió el arresto de Sheikh Ponda [en] por razones aparentemente no relacionadas con los ataques con ácido. El director dijo que Ponda no acató una legítima orden de la corte.

A market stall in Stone Town, Zanzibar, which is one of the most popular sites for tourists. Photo released under Creative Commons (CC BY-SA 3.0) by Wikipedia user Esculapio.

Puesto de mercado en Stone Town, Zanzíbar, uno de los lugares más populares para turistas. Foto con licencia Creative Commons (CC BY-SA 3.0) del usuario de Wikipedia Esculapio.

Taylor publicó [en] una actualización en el mismo post al día siguiente, 12 de agosto de 2013:

The Mirror y The Mail han revisado sustancial y significativamente sus historias, publicadas con la misma URL, dirección web que las historias que enlacé ayer. En otras palabras, las historias anteriores ya no están disponibles.

En la actualización, deja constancia de que The Mirror retiró toda sugerencia de que a Sheikh Ponda se le busca con relación a los ataques con ácido, en tanto que The Mail hizo lo mismo pero llegó a sugerir un segundo posible motivo para el ataque.

Escribe [en]:

Times y Telegraph (dos veces) han publicado nuevos artículos que repiten la afirmación de que a Ponda se le busca con relación al ataque.

Y por último, The Guardian ha llegado a la historia. Su comentarista de medios estrella, Roy Greenslade, cita este post y pregunta si otros medios británicos pueden tenerla equivocada.

Mike Pflanz (@MikePflanz [en]), corresponsal que vive en Kenia y que informa sobre el Este, Oeste y centro de África para The Daily Telegraph y del Este de África para Christian Science Monitor, habló con Sheikh Ponda en el hospital. Refutó las acusaciones de haber inspirado el ataque:

Sheikh Issa Ponda, buscado para interrogarlo sobre #Zanzibar #acidattack, me dice desde su cama de hospital que no inspiró el ataque. Ampliaremos en breve.

Una de las dos adolescentes heridas en el ataque, Kirstie Trup, ha sido dada de alta [en] del hospital. Ambas van a necesitar trasplantes de piel [en] para reparar los daños sufridos.

Jaf Shah, director ejecutivo del Fondo Internacional de Sobrevivientes de Ácido ha sido citado [en] por el New York Times diciendo que el ataque con ácido parece ser el primero de ese tipo contra un turista occidental o trabajador asistencial en Zanzíbar.

Según [en] el Fondo Internacional de Sobrevivientes de Ácido, hay 1,500 casos registrados en todo el mundo cada año, aunque las cifras reales pueden ser mayores. Las mujeres y niñas son víctimas en el 75 y 80% de los casos. De las víctimas mujeres, cerca del 30% tiene menos de 18 años.

Este post fue corregido en inglés por Georgi McCarthy.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.