¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ciudadano Digital المواطن الرقمي 1.0

Digital Citizen logo

Ciudadano Digital es una revista mensual de noticias, política e investigación sobre derechos humanos y tecnología en el mundo árabe. Ésta es nuestra primera edición.

Jordania

A principios de junio, poco después de ser sede del Foro Económico Mundial y la Conferencia anual del Instituto Internacional de Prensa [en], las autoridades jordanas iniciaron una prohibición sobre sitios de noticias no autorizados que los activistas temían que ocurriera.
Según la organización de medios 7iber [en], unas enmiendas realizadas a la Ley de Prensa y Publicaciones [eng] en setiembre de 2012 requerían que las páginas web jordanas de noticias se registraran ante las autoridades o se enfrentarían a la censura. Las enmiendas también incluían artículos que “harían a los sitios de noticias responsables por los comentarios dejados por sus lectores, prohibiéndoles publicar comentarios considerados como “irrelevantes” o “no relacionados” con el artículo”, un cambio que ha provocado que varios sitios cerraran su sección de comentarios.

Más de 300 sitios están ahora bloqueados como resultado de la prohibición, incluyendo varios fuera de los parámetros de la regulación [eng], entre ellos, Al Jazeera (con sede en Qatar) y Penthouse Magazine. El 1 de julio, 7iber encontró su propia página web en la lista [en] y señaló en Facebook [en]:

Si el Departamento de Prensa y Publicación decidió que 7iber.com necesita conseguir una licencia – lo cual es contra todas las afirmaciones publicas sobre los blogs – se supone que tenían que informarnos oficialmente de esta decisión y darnos 90 días antes de bloquear la página web, según la ley (Artículo 49, párrafos A-1, y A-2).

7iber fue bloqueada hoy por una circular del Departamento de Prensa y Publicación de la Comisión Regulatoria de Telecomunicaciones, que a su vez dio sus directivas a sus proveedores de servicios de internet (ISP). Esto ocurrió sin el debido proceso o una notificación formal a 7iber, en lo que es otra demostración de que esta ley es un instrumento del gobierno para reprimir la libertad de expresión online de manera arbitraria.

La Jordan Open Source Association (JOSA) ha manifestado su oposición [en] contra la prohibición: 

JOSA apela al gobierno a revocar su decisión y revisar la modificada ley de Prensa y Publicación, y ha implorado a los responsables a que preserven la integridad y la inherente transparencia de Internet, manteniéndolo libre de toda forma de censura y vigilancia.

JOSA ha publicado también una útil infografía [eng] en la que se detalla la historia de la censura de internet de Jordania.

Varios grupos jordanos están uniendo sus esfuerzos para luchar contra las nuevas regulaciones. 7iber ha publicado una guía para eludir los bloqueos [en]. Una colectivo de la sociedad civil ha empezado a trabajar en el Jordanian Internet Charter [en], un exhaustivo proyecto de ley dirigido a proteger los derechos humanos online, inspirado en el brasileño Marco Civil [en].

La Comisión Regulatoria de Telecomunicaciones envió una consulta formal a los proveedores de servicios de internet preguntando sobre su capacidad técnica para bloquear la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp [ar], pero luego denegó cualquier plan de prohibir su uso.

En otras noticias, el periódico británico the Guardian, declaró que Jordania está entre los primeros cinco países [en] bajo la vigilancia del programa Boundless Informant, de la Agencia de Seguridad Internacional de los Estados Unidos.

Túnez

En junio, Túnez albergó el tercer encuentro de la Freedom Online Coalition [en], un grupo de gobiernos comprometidos para respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales (como resume la Declaración Universal de Derechos Humanos) en el ámbito digital.

Photo credit: Jillian C. York

Crédito:: Siwar Horchani, CC BY 2.0

En los días previos a la conferencia, la Agencia Tunecina de Internet (ATI) —que bajo el régimen de Ben Ali era el centro de la censura y vigilancia en internet— abrió sus puertas al pueblo como #404Lab, un hackerspace dedicado a la innovación. Jillian York escribe sobre ello en PBS MediaShift [en]:

La ATI, una vez el centro de vigilancia y censura de Túnez, ha intentado convertirse en el punto de intercambio neutral de internet, luchando en los últimos años contra los numerosos intentos de presión de imponerla como entidad censora. El compromiso con la transparencia de la ATI se concretó en la fase previa a la conferencia, cuando sus puertas se abrieron a los hackers para crear el #404Lab, un espacio de innovación. Se invitó a los asistentes a investigar las herramientas de censura de la era 2007 que quedaban del régimen de Ben Ali.

La conferencia tuvo lugar poco después de la revelación de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estaba realizando una vigilancia generalizada mediante plataformas como Facebook y Google, convirtiendo esta vigilancia en el tema de discusión de actualidad. De un evento paralelo (video) realizado en la organización de comunicación tunecina Nawaat.org surgió una declaración [en] que se presentó en la conferencia plenaria final. La declaración insta a los gobiernos de la Freedom Online Coalition a adoptar los Principios internacionales sobre la aplicación de los Derechos Humanos a la vigilancia de las comunicaciones [en]:

La explosión de contenido de comunicaciones digitales e información sobre las comunicaciones, o “metadatos de comunicación”, la caída del coste de almacenamiento y la “minería” de grandes grupos de datos, y la provisión de contenido personal mediante terceros proveedores de servicios, hacen posible la vigilancia del Estado a una escala sin precedentes. La amplia colección de tal información no solo tiene un desalentador efecto sobre la libre expresión y asociación; amenaza la confidencialidad en internet como una plataforma segura de comunicación personal. Por lo tanto, incumbe a los miembros de la FOC la extensión y defensa de los derechos fundamentales en maneras que respondan a este entorno cambiante.

Aunque la reunión de la Freedom Online Coalition impulsó la floreciente imagen de Túnez como líder en la protección de la libre expresión online, todavía le queda un largo camino. Semanas antes de la conferencia, el bloguero Hakin Ghanmi se enfrentó un juicio [en] por unos comentarios en los que criticó la gerencia de un hospital militar en la ciudad de Sfax al sur este del país. Y tan solo dos días antes de que la conferencia comenzara, el rapero Weld15 fue condenado a dos años de cárcel por una canción en la que insultaba a la policía. Tras una formidable campaña [en] internacional por su libertad, el rapero fue liberado el 3 de julio [en] y se le dio una condena suspendida de seis meses de prisión en lugar de encarcelamiento. Artículo 19 publicó un informe [eng] en julio sobre restricciones a la libertad online en Túnez.

Siria

Telecomix publicó unos hallazgos [en] de que los servidores 34 Blue Coats “dedicados a interceptar las comunicaciones y datos que circulan por internet” estaban operativos en Siria a partir del 22 de mayo. Esta no es la primera vez que servidores de la empresa de tecnología de vigilancia con sede en EEUU han sido hallados en el país asediado: En 2011, Citizen Lab detectó [en] el uso de material de Blue Coat en Siria.

Apenas un poco después, Computerlinks, la compañía intermediaria que los comercializa, fue multada por vender material a Siria [en], lo que es una violación de las sanciones de EEUU. Reporteros sin Fronteras han nombrado a la compañía Blue Coat el “enemigo de internet” [en], instando a la compañía [en] a “explicar la presencia de 34 servidores en Siria y su uso por el régimen para rastrear a sus oponentes”.

Photo credit: Niki Korth, CC BY

Foto cortesía de Niki Korth, CC BY

A finales de mayo, activistas alrededor del mundo celebraron el cumpleaños de Bassel Safadi Khartabil, el segundo que este ingeniero de software y entusiasta del contenido abierto pasa entre rejas. En honor al aniversario de Bassel, Index on Censorship [en] pidió a sus amigos que le mandaran mensajes que se publicaron en su blog.

Líbano

En Líbano, una popular campaña [en] para ‘retomar el parlamento’ ha sido organizada en gran parte en la red. Los organizadores se describen así:

Estamos cansados de la polarización del 8/14 de marzo y la desconexión total y la ineficiencia del Parlamento libanés en nuestras vidas diarias. Estamos cansados del sectarismo y su efecto paralizador sobre lo que exige la justicia social. Somos jóvenes y queremos cambiar este país. ¿Y sabes? Somos igual que tú.

La campaña hizo su plataforma vía colaboración abierta (crowdsourcing) , y recurrió a Facebook [ar] para movilizar su participación.

Frustrados por las estadísticas que indican que casi un 70% de los teléfonos móviles son introducidos en el país de contrabando, los responsables libaneses han establecido una medida [en] por la cual solo los teléfonos dotados de un número IMEI (es un código pre-grabado de los teléfonos móviles que permite identificar al aparato a nivel mundial) registrados en las oficinas de aduanas podrán acceder a las redes locales.

A principios de junio, el Ministro de telecomunicaciones Nicolas Sehnaoui [en] comenzó una campaña en linea con la siguiente etiqueta #FreeTheBandwidth (Liberen el ancho de banda). La campaña se dirige a Abdel Minem Youssef, un ejecutivo de Ogero (un organismo encargado de la gestión y operación de la red de telefonía fija y servicios de internet, y que pertenece en su mayoría al gobierno) quien ha ocupado puestos [en] tanto en Ogero como el de Ministerio de telecomunicaciones. En una declaración de prensa [en], el Ministro Sehnaoui acusó a Youssef de limitar el desarrollo de la infraestructura de internet en el país. El Ministro Sehnaoui proporcionó números que prueban que el gobierno libanés está perdiendo 750.000$ al mes [en] debido a las decisiones tomadas por Youseff.

La campaña avivó el debate en línea entre los libaneses, pero queda por mostrar algún resultado tangible.

Palestina

A principios de mayo, Google dio un paso adelante [eng] en el reconocimiento de Palestina como estado, cambiando “Territorios palestinos” por “Palestina” entre sus muchas plataformas. La decisión ha generado enfado entre los responsables israelíes [en], quienes afirmaron que la acción de esta empresa “aleja aún más la paz”. Google, sin embargo, se ha mantenido en su decisión inicial.

Screen Shot 2013-07-09 at 10.41.32 PMInternet Society (ISOC) en Palestina [en] ha estado trabajando para establecer un Punto de Intercambio Palestino (PIX), que se encuentra en la Universidad de Birzeit. Ahora mismo, 7 de 11 ISP (proveedores de servicios de internet) palestinos se han conectado como iguales, mientras que la Red Nacional Palestina de Investigación y Educación (NREN) conectará sus universidades a este servicio. Recientemente, el proyecto recibió equipo de Google para alojar una copia de su cache global, aumentando la rapidez de acceso a los servicios de Google.

Egipto

A finales de mayo, casi un mes antes de las protestas del 30 de junio que resultaron en la destitución del presidente Mohammed Morsi, el Comisionado de la Agenda Digital de Europa, Neelie Kroes, se reunió con el Ministro de telecomunicaciones de Egipto, Atef Helmy, para discutir la gobernanza de internet. Apenas un poco después, publicaron una declaración conjunta [en] llamando a la “apertura, inclusión, responsabilidad, efectividad, coherencia y respeto por las leyes en vigor”:

Estamos de acuerdo en que es de la mayor importancia asegurar que internet siga siendo una plataforma abierta, que todo intento de fragmentarla en “Intranets” nacionales se resista y que toda discusión concerniente a las “reglas del juego” se basen en un enfoque de múltiples partes interesadas asegurando así la apertura, inclusión, responsabilidad, efectividad, coherencia y respeto por las leyes en vigor.

En este contexto, coincidimos en que para asegurar una participación más amplia y diversidad en esos debates, es necesario encontrar maneras “inteligentes” de desarrollar la capacidad y experiencia en esos complejos asuntos, especialmente entre aquellas partes interesadas con menos recursos…

El Blog Egipcio para los Derechos Humanos publicó recientemente un informe [en] sobre los indicadores de las TIC en Egipto. El informe incluye los datos de las intersecciones en el uso de internet con la educación, la edad y el género.

La Asociación por la Libertad de Pensamiento y Expresión [ar] (AFTE) con sede en El Cairo, ha lanzado una guía legal para la seguridad digital para los activistas de los derechos humanos árabes. La guía hace hincapié en los aspectos legales de la seguridad digital y ofrece sugerencias sobre cómo utilizar las herramientas para una seguridad digital.

Tal y como pasó en Jordania, la filtración de una información sobre el programa ‘Boundless Informant’ de la NSA norteamericana, muestra que Egipto está entre los primeros países bajo vigilancia [en] por dicha agencia de EEUU, con unos 7.6 mil millones de informes generados sobre el país, presuntamente, por el programa. El periódico estadounidense Wall Street Journal [en] declaró que los egipcios no estarían sorprendidos por dicho programa, sino solo “decepcionados”.

Coincidiendo con las protestas del 30 de junio, tuvo lugar el lanzamiento de Mada Masr [en], una nueva publicación en linea. Según los creadores del sitio [en], Mada Masr pretende enfocarse en reportajes de investigación y basados en datos. El 4 de julio, el sitio publicó un mordaz artículo [en] de la pluma de Sherif Elsayed-Ali sobre los esfuerzos de vigilancia mundial de la NSA, en el que Elsayed-Ali escribe:

El acceso a internet es una parte fundamental de los derechos humanos [en] por su importancia en la libertad de expresión, libertad de asociación, educación y otros reconocidos derechos humanos. Está claro que el acceso a internet, libre de cualquier interferencia ilegal, debe ser protegido como una ley aplicable si nuestra privacidad va a tener algún valor en el siglo XXI.

Necesitamos un instrumento legal que codifique nuestros derechos digitales y clarifique la obligación de los gobiernos y las responsabilidades de los proveedores de servicios en relación con el acceso a internet. Es demasiado importante para que sea abandonado al antojo de innumerables agencias y regímenes represivos.

Después de la destitución de Morsi, el ejército cerró varios canales islamistas, lo que incitó una declaración [en] firmada por siete organizaciones de derechos humanos, incluyendo el Instituto de Estudios sobre los Derechos Humanos de El Cairo, la Iniciativa por los Derechos Personales en Egipto y el Centro Legal Hisham Mubarak. Las organizaciones establecen que las autoridades egipcias “deben respetar los principios de libertad de prensa tal y como estipula la ley internacional”.

Qatar

Qatar, que ha sido generalmente el más abierto de los estados del Golfo en términos de expresión en línea, ha propuesto una nueva ley sobre los ciberdelitos [en] que castigaría – entre otras cosas – a cualquiera que:

…infrinja los principios o valores sociales o si no publique noticias, fotos, audiciones o grabaciones visuales relacionadas con la santidad o la vida privada y familiar de las personas, incluso si fueran reales, o infrinjan otras por difamación o calumnia mediante internet u otros medios tecnológicos de información.

Jan Keulen del Centro por la Libertad de Prensa de Doha afirmó [en] que la ley “levanta cuestiones sobre por qué la ley sobre los ciberdelitos se estaría ocupando ahora de temas que fueron originalmente destinados para ser cubiertos por la ley de prensa” y que la libertad de expresión en línea debería ser protegida.

Kuwait

Hasta ahora, el 2013 ha visto docenas de arrestos relacionados con la expresión en línea en este país del Golfo, incluyendo el encarcelamiento durante un mes [en] del editor de la publicación en línea al-Aaan; el encarcelamiento y deportación del bloguero egipcio Abdullah Aziz al-Baz [en]; y la sentencia a dos años de prisión [en] de un activista por comentarios en Twitter. Estas evidentes medidas represoras ha sido condenadas por Human Rights Watch [en] y otras organizaciones.

Más recientemente, el profesor de 37 años Huda al-Ajmi recibió una sentencia de 11 años de prisión [en] por unos comentarios realizados en Twitter considerados como “insultantes al emir y pidiendo el derrocamiento del régimen”. Es la sentencia más larga conocida jamás emitida para un disidente en línea en Kuwait. Principalmente, porque Kuwait es parte del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (ICCPR) [en], ratificado en 1996. El ICCPR protege el derecho de libertad de expresión, incluyendo la crítica pacífica de funcionarios públicos.

Bahréin

A principios de mayo, los defensores de los derechos digitales se alegraron cuando Ali Adulemam – un bloguero bahreiní sentenciado in absentia a 15 años de prisión en 2011 – salió de la clandestinidad [en], haciendo su primera aparición pública en el Oslo Freedom Forum.

Global Voices Advocacy entrevistó a Abdulemam quien afirmó que en Bahréin:

La situación no está evolucionando… continúan los ataques a manifestaciones pacíficas. No hay pasos adelante hacia la reforma, o el dar derechos universales a la gente, no hay derechos individuales, no hay libertad de expresión, no hay libertad de prensa. Así que la situación es como si viviéramos hace doscientos años.

En junio, se informó [ar] que las autoridades bahreinis habían expresado su intención de restringir el uso de servicios de comunicación de voz por internet (VoIP) tales como Skype y Viber. La Bahrain Youth Society for Human Rights expresó su preocupación [en] por la acción, afirmando que “estas restricciones contribuirán [a] restringir los derechos digitales en Bahréin y incrementarán el control sobre los usuarios de internet”.

Un estudiante de instituto, Ali Al Shofa, fue sentenciado a un año en prisión [en] por presuntamente tuitear comentarios insultantes sobre Sheikh Hamad Al-Khalifa en la cuenta de noticias @alkawarahnews, lo cual fue negado por el joven. El mes anterior, seis usuarios de Twitter fueron acusados de “abusar del derecho de la libertad de expresión” [en] y sentenciados a un año en prisión.

Arabia Saudita

A principios de junio, el popular cliente de mensajería Viber fue bloqueado en Arabia Saudita [en] tras las amenazas del gobierno de bloquear tales servicios si se negaban a seguir “las reglas y condiciones reguladoras” (las cuales, según Wired, son “comúnmente utilizadas para controlar llamadas y mensajes por los servicios de seguridad”).

En mayo, el investigador de seguridad Moxie Marlinspike informó que fue contactado [en] por la empresa de telecomunicaciones saudita, Mobily, y que se le pidió ayuda con un proyecto de vigilancia emprendido en el país. Marlinspike rechazó la oferta y publicó el intercambio de emails en su sitio web.

El 24 de junio, siete ciudadanos fueron condenados [en] por “incitar protestas” y “alterar el orden público” en Facebook y sentenciados a condenas de prisión de entre 5 a 10 años. Los hombres fueron retenidos durante un año y medio antes del juicio en la cárcel general de investigaciones de Damman.

Emiratos Árabes Unidos

Emiratos Árabes Unidos también ha ido tras los usuarios de Twitter, sentenciando a Abdullah al Haddidi a diez meses de prisión [en] por “difundir falsas noticias” sobre un juicio en curso de activistas. Al Haddidi fue acusado de violar el Artículo 265 del Código Penal, que penaliza la diseminación de falsas noticias, con la policía y las cortes determinando qué comunicados son “verdaderos”.

En otro caso, Salah Yafie, de nacionalidad bahreini, fue presuntamente detenido en el aeropuerto internacional de Dubai por un tuit “controvertido”. Poco se ha informado sobre Yafie, pero un artículo reciente [en] del periódico bahreini Gulf Daily News reporta que los grupos de derechos humanos del país están urgiendo al Ministerio de Asuntos Exteriores garantizar la puesta en libertad de Yafie.

Iraq

Irán, que según algunas declaraciones ha estado planeando desconectase del internet mundial, ha ofrecido, supuestamente, sus servicios a Iraq [en] con el mismo fin. Anteriormente este año, Iraq revocó el proyecto de la controvertida Ley Ciber Delito [en], mostrando la iniciativa de proteger algunos derechos en línea fundamentales.

La Iraq Network for Social Media [ar, en], que fue una pieza fundamental en la campaña para revocar la Ley Ciber Delito, organizó la primera conferencia bloguera iraquí el año pasado.

Omán

Según Zawya [en], Omán aparece como el segundo país más alto en el ránking de los paises del GCC en uso des smartphones. El mismo reporte encontró un incremento del 2000 porciento en el uso de Internet en la región.

El blogger Diab Al Amiri fue presuntamente detenido [en] el pasado mes de mayo, pero liberado [en] tan solo dos días después, a la espera de cargos formales. Ninguna información posterior ha sido reportada sobre este caso.

Marruecos

Marruecos lanzará pronto los servicios 4G [en]. Según informes recientes, la Agencia Reguladora Nacional de Telecomunicaciones (ANRT) ofertará licencias 4G para finales del año. La penetración de internet en Marruecos es de solo un 50%.

E-Joussour, el primer proyecto de comunidad de radio en línea [en] se lanzó en junio. El proyecto funcionará supuestamente como una herramienta de defensa de la libre expresión y se emitirá en bereber, árabe y francés.

Mauritania

En Mauritania, donde se estima que solo un 3% de la población tiene acceso a internet, una comunidad de hackers [en] ha salido a la luz. Un informe reciente del periódico Daily Star de Líbano retrató al hacker Mauritania Attacker, que “[tiene por blanco] los sitios web alrededor del mundo en nombre del Islam”.

El ganador de la competición por el Mejor Blog organizada por Deutsche Welle es de Mauritania. Ahmed Ould Jedou, colaborador de Global Voices [ar], ganó el premio de este año por el Mejor Blog Árabe. En una reciente entrevista [en] Jedou afirmó que: “Bloguear, para mí, es un espacio de resistencia electrónica y para extender la cultura de los derechos humanos. Es la victoria de la humanidad y de la defensa de nuestra posición frente a la tiranía…”.

Sudán

Investigaciones recientes han mostrado que dispositivos hechos por Blue Coat han sido hallados en Sudán [en], probablemente en violación de las sanciones de EEUU. El material, que puede utilizarse para controlar el tráfico en la red, se ha encontrado también en Irán, Siria y otros países [en].

El popular bloguero Amir Ahmad Nasr (conocido anteriormente bajo el seudónimo ‘Pensador Sudanés’) ha publicado su primer libro, titulado Mi Islam: cómo el fundamentalismo robó mi mente, y la duda liberó mi alma. Nasr fue el objeto del reciente artículo [en] de The Wall Street  Journal.

Argelia

Un informe [en] realizado de Good Governance Africa detalla la censura en internet y el activismo social en Argelia, lo cual, aunque la tasa de penetración de internet sea de tan sólo el 15%, es rara vez reportado por los defensores de los derechos digitales.

Yemen

Yemen ha lanzado recientemente [en] un servicio de internet por satélite que proporcionará acceso a los pueblos que estaban desconectados anteriormente en el país. La penetración de internet en el país se encuentra aproximadamente en torno al 14,9%.

Otras noticias

  • Un nuevo informe de Hivos, con el título “Gobernanza de Internet: La búsqueda de un Internet abierto en Medio Oriente y África del Norte” (PDF [en]) estudia el estado de la gobernanza de internet en seis países: Egipto, Irán, Irak, Jordania, Siria y Túnez.
  • Un nuevo informe de la  UNESCO [en] estudia cómo las TIC son utilizadas en educación en cinco países árabes: Egipto, Jordania, Omán, Palestina (la orilla oeste unicamente) y Qatar.

Digital Citizen es ofrecido por Global Voices Advocacy, Access, EFF, y Social Media Exchange. El informe de este mes ha sido investigado, editado y redactado por Reem Al Masri, Hisham Almiraat, Nadim Kobeissi, Katherine Maher, Mohamad Najem, Mohammed Tarakiyee, y Jillian York con el apoyo editorial de Ellery Roberts Biddle [en, todos].


Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.