- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Corea del Sur: Incautan gran colección de arte en domicilio de exdictador

Categorías: Asia Oriental, Corea del Sur, Arte y cultura, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política

Los fiscales de estado de Corea del Sur llevaron a cabo un registro [1] [eng] en el domicilio del exdictador militar Chun Doo-hwan y su familia en Seúl, en donde han incautado costosas obras de arte como pago por multas que el exlíder mantiene con el estado en relación a los fondos ilícitos que acumuló durante su mandato.

Equipados con un detector de metales, los fiscales irrumpieron [2] en las casas de Chun y su familia y confiscaron unas 350 obras de arte cuyo valor se estima en mil millones de wones surcoreanos (89 millones de dolares estadounidenses) lo que un artículo de un periódico local explicó, sería “suficiente para abrir un museo [3]” [ko]. El embargo de los bienes se ha producido debido a los continuos retrasos y negativas de Chun a la hora de pagar sus multas.

Photo of ex-dictator Chun Doo-hwan [4]

Fotografía del exdictador Chun Doo-hwan durante su mandato. Imagen de dominio público vía Wikipedia Commons.

Su deuda con el estado asciende a 167,5 mil millones de wones surcoreanos (150 millones de dólares estadounidenses) y se debe a la gran cantidad de fondos ilícitos que amasó durante su mandato. Sin embargo, Chun asegura que está en bancarrota.

Chun accedió al poder mediante un golpe militar en 1979 y gobernó hasta 1988. Su liderazgo se recuerda como el período más oscuro de la democracia surcoreana, los derechos humanos y la libertad de prensa. Su máxima muestra es la Masacre de Gwangju [5] [en] (o Movimiento de Democratización de Gwangju), un trágico evento en el que varios centenares de civiles fueron asesinados a manos de soldados armados, aunque otras estimaciones elevan considerablemente el número de muertos a varios miles.

Chun fue juzgado e inicialmente condenado a muerte por sus crímenes, pero su pena se fue reduciendo gradualmente con el paso de los años, primero a condena perpetua hasta que más tarde fue perdonado y liberado.

Las reacciones respecto a la incursión que se publicaron en la red fueron desde bromas sarcásticas y mofas, pasando por felicitaciones por el significativo evento histórico, hasta conjeturas sobre la hora del embargo:

@ahnsarang [7]: Realmente espero que el embargo por parte de los fiscales sea algo más que una simple forma de cobrar las multas pendientes de Chun. Está en el bando de los malos de la historia: tomó el poder mediante un golpe militar y amasó dinero sucio. El hecho de que este tipo esté recibiendo el trato que se le da a un expresidente es una amarga ironía. Si la corregimos, podremos escribir la historia correcta que servirá de importante lección a las generaciones venideras.

@bluejera [9]: Tras exiliarse en el templo Baekdamsa, Chun asistía de forma regular a las oraciones de la mañana y de la tarde, todo para aparentar [nota: después de dejar el cargo, Chun rara vez apareció públicamente e ingresó en un monasterio budista]. Así pues, pensé que pasó a dedicar su vida al budismo, pero parece ser que incluso convirtió las estatuas de Buda en parte de su colección. Una empresa constructora que empezó a operar con su dinero había escondido en un almacén de su propiedad unas estatuas de Buda consideradas tesoro nacional, junto con otras costosas obras de arte.

@alreadyblues [11]: Si fuera el director de un museo, consideraría el abrir una “Exhibición Especial del Presidente Chun Doo-hwan” para que la gente se percate de las cosas al compartir el gusto artístico de Chun. En la pared podría poner un cartel que pusiera “Ni siquiera me sufrieron” [nota: se trata de una referencia a un infame comentario de mal gusto de Chun, cuando en 2008 dijo a los periodistas [12] [en]: “No entiendo por qué los jóvenes están resentidos. Ni siquiera me sufrieron”].

En este mensaje de Twitter [13] [ko], retuiteado más de 260 veces, incluso se rechazaba el uso del término honorífico surcoreano de “expresidente” y se defendían artículos que lo llamaban Sr. Chun Doo-hwan.

@csj2007 [13]: Existe la Ley de los Expresidentes [que garantiza que se les dé el trato y los beneficios correspondientes]. Sin embargo, dado que el “genocida Chun Doo-hwan” fue condenado a cadena perpetua por liderar la insurrección y la revuelta, el Acta de los Expresidentes no se le aplica. Llamarle “Sr. Chun Doo-hwan” [en lugar de expresidente] es lo más generoso a lo que puede aspirar.

Sin embargo, muchos bloggers políticos y usuarios de Twitter influyentes explicaban que se trata de una estrategia del poder para desviar la atención pública del país de los escándalos de la agencia nacional de espionaje y de la campaña electoral [15] que han salpicado al país, llamando a Choy un señuelo:

@sunnijang [17]: Sólo por que los fiscales ya sabían que había costosas obras de arte guardadas en la casa de Chun Doo-hwan, pudieron preparar coches con función anti-vibración [usados durante el embargo]. Los gobiernos antecesores también tenían que saber acerca de las caras pertenencias que se escondían allí, así que mi pregunta es: ¿por qué se le han embargado ahora, en este momento? ¿Dónde estaban?

Un periodista de Newstapa (Centro Coreano para Periodismo de Investigación) fue precavido al no hacer juicios de valor antes de hora. Newstapa, una página web de noticias independiente y sin ánimo de lucro, fue la primera en revelar la existencia de una empresa fraudulenta, propiedad del hijo mayor de Chun, ubicada en paraísos fiscales para evadir impuestos, revelación que en su momento conllevó informes completos sobre el dinero escondido de la familia de Chun.

Capture Image of Newstapa Chun tax haven report [18]

Captura de pantalla del reportaje de Newstapa sobre los fondos ilícitos de la familia Chun escondidos en paraísos fiscales. (CC BY-NC-ND 2.0 KR)

@kbsmuckraker [20]: Los fiscales del estado irrumpieron en casa de Chun Doo-hwan. ¿Se trata de otro espectáculo político o de un primer paso para imponer justicia? Seguiremos de cerca este asunto hasta el final. Enlace a un reportaje exhaustivo: “Surcoreanos en paraísos fiscales” [21] [ko].