¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

India: Polémica sobre nuevos subsidios alimentarios para la población

El nuevo proyecto de ley sobre seguridad alimentaria en India, que prevé un importante subsidio básico de alimentos para casi dos tercios de la población, está generando en todo el país mucha discusión acerca de lo acertado de una medida tan costosa.

El proyecto de Ley sobre seguridad alimentaria fue presentado ante la cámara baja Lok Sabha del Parlamento indio el 22 de diciembre de 2011. Desde entonces se ha seguido un arduo debate acerca de sus pros y sus contras. No obstante, a pesar del tiempo empleado en estas discusiones, el parlamento no ha logrado el consenso. Llegados a este punto, el 5 de julio de 2013, el gobierno de coalición UPA ha usado un atajo legal para aprobar el Decreto sobre Seguridad Alimentaria de 2013 [en].

El Decreto sobre Seguridad Alimentaria es una medida que pretende beneficiar a todos los ciudadanos de la India en general. Para ello concede al 67% de la población de la India una importante subvención sobre el precio de cinco kilos mensuales de alimento en grano. El precio del arroz, del trigo y del grano verde ha sido fijado [en] respectivamente en tres rupias (0.051 dólares americanos), dos rupias (0.03 dólares) y una rupia (0.02 dólares) el kilo.

A customer in Mumbai, India inspects food grains before making his purchase

Un cliente en Bombay (India), inspecciona el grano antes de realizar su compra. Imagen de Prasad Kholkute (CC-BY-SA 2.0)

La norma está actualmente en vigor. Sin embargo, está siendo cuestionada por un número significativo de ciudadanos, así como por sus representantes en el parlamento. Aparte de la condena por parte de la oposición, a la decisión del gobierno de elegir la vía del Decreto [en] para aplicar el Proyecto de ley en materia de alimentación, se han generado diversas críticas y comentarios acerca de la viabilidad, el coste y la sostenibilidad de dicha medida.

En una entrevista [en] a Diva Arora, de Infochange India [en], la conocida política y activista social Aruna Roy [en], que también ha formado parte del Consejo Asesor Nacional [en] del primer minstro, ha hecho énfasis de forma clara en la necesidad de tener una norma estatal sobre seguridad alimentaria. Habló sobre su viabilidad y expuso las razones de su importancia:

“…para mantener el estado del bienestar, el gobierno de la India ha tenido en el pasado y debe seguir teniendo en el futuro, un rol decisivo en el reconocimiento de los ciudadanos como legítimos posesores de derechos y no como beneficiarios pasivos. El proyecto gubernativo para los pobres debería concebirse como una garantía de acceso a los alimentos indispensables para una vida digna y no como un subsidio.

Esto debe verificarse sobre todo en época de prosperidad, de forma que se asegure un sistema de protección para todos en el futuro. La finalidad que subyace a esta normativa es la del reconocimiento del derecho a una vida digna y la abolición del hambre.

Aparte del aspecto humanitario, con la inversión en la nutrición de la población se obtienen muchos beneficios que no siempre pueden ser evaluados en términos cuantitativos. El clima económico está preparado para este tipo de programas, dado nuestro creciente PIB, el aumento de los ingresos públicos y de la contratación pública, las mayores existencias (y desperdicio) de alimentos y las importantes mejoras en el Sistema Público de Abastecimiento en muchos estados”.

En la misma entrevista [en], llega a señalar sin embargo, algunos fallos en la norma, en relación con el proceso de determinación de los beneficiarios de este plan:

“De hecho, la identificación de los pobres que obtendrán el subsidio es claramente problemática. El anterior sistema de exclusión automática al menos tenía un sistema de identificación. En la propuesta actual, la distinción entre hogares con necesidad de ayuda prioritaria, media o denegada, resulta un criterio extremamente confuso y complicado. Es inviable e imposible de aplicar. Las familias no podrán saber a ciencia cierta a qué categoría pertenecen y cuáles son los beneficios a los que pueden acceder, lo que conllevará la opacidad del sistema y la exclusión de muchas personas.”

Debido a la existencia de estas lagunas en la norma, sobre todo en el aspecto relativo a su implementación, desde diversos sectores se han desatado críticas mordaces al gobierno de coalición. Un grupo de cibernautas también han expresado su excepticismo. Por ejemplo, Tejinder Narang escribió en su blog [en]:

“Los ministros de alimentación/los primeros ministros de los estados gobernados por el Congreso/ y otros portavoces oficiales, han declarado que tanto a nivel político como financiero el plan debería desarrollarse “sin problemas”. Por regla general, cuando los gobiernos dicen “sin problemas”, en realidad suele haber un “grave problema”. Desde luego, las promesas en época de elecciones se hacen “sin problemas”. Pero podrían surgir “graves problemas” de gestión para los gobiernos venideros, con un enorme coste para todos a nivel nacional.”

El principal motivo de los problemas de acceso a los alimentos es la incapacidad de almacenaje de todos los productos en condiciones seguras. En una presentación de Slideshare titulada “La putrefacción de los alimentos en grano”, KD030303 aportó argumentos convincentes [en] acerca de las pésimas condiciones de almacenaje de alimentos en el país. A falta de mejores recursos de almacenaje, el plan del gobierno para aumentar la compra de alimentos y limitar su exportación redundará seguramente en una mayor incidencia de dichas pérdidas. Los esfuerzos del gobierno deberían ir encaminados en cambio, hacia el aumento de la capacidad de almacenaje [en] para igualarla a los niveles de producción agrícola [en] del país.

En realidad, aquí la cuestión de fondo es la necesidad de evaluar los beneficios de los subsidios gubernamentales en general. Esta cuestión se refleja también en los siguientes tuits:

India gasta demasiado en subsidios mal enfocados y muy poco en infraestructuras y educación:

Hasta el Banco Mundial reconoce que los subsidios alimentarios no ayudan a los pobres y causan problemas fiscales a la India

La bloguera Sonali Ranade (@sonaliranade [en]) hizo el siguiente comentario acerca de los subsidios:

Otros países se concentran en dar empleo a la gente. La India se concentra en dar subsidios. Por eso seguimos en la pobreza.

El conocido bloguero indio Nitin Pai (@acorn [en]) también tuiteó su opinión acerca de los subsidios en general y su impacto económico:

Mal Argumento #2553: Resulta hipócrita criticar la ley de seguridad alimentaria porque hasta la clase media recibe subsidios. 1/3

Primero, la ley de seguridad alimentaria *también* concede subsidios a grupos de la clase media, aunque se haya concebido para los “pobres” 2/3

Segundo, y escuchen atentamente: ¿Quién les sigue pidiendo subsidios para combustible destinadas a la clase media? ¡Libérense de ellas también! 3/3

Los subsidios hacen mella en la economía de cualquier nación. Como sucedió en el pasado, los subsidios para el combustible [en], fertilizantes [en] y electricidad ya mermaron enormemente el Tesoro Público. El déficit presupuestario [en] del país no beneficia el creciente coste de la vida. Queda por ver si el gobierno consigue desarrollar un plan de subsidios a tan gran escala. Quizás es el momento de recordar el proverbio: “Dale a un hombre un pez y tendrá alimento para un día. Enséñale a pescar y tendrá alimento para toda la vida”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.