- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Taiwán: Opositores nucleares por el cambio de ley de referéndum

Categorías: Asia Oriental, Taiwán (RdC), Derecho, Derechos humanos, Medios ciudadanos, Política

Hubo intercambio de puñetazos [1] [en] en el Parlamento de Taiwán el 2 de agosto de 2013 antes de la votación sobre si realizar o no un referéndum sobre la controvertida cuarta planta nuclear [2] de la isla.

La planta, que ha estado en construcción durante más de una década, es un asunto que divide a Taiwán y se ha encontrado con protestas a gran escala debido a preocupaciones de seguridad [3]. La siguiente ronda del debate con respecto a la controversia del referéndum [4] [zh] se programó para el 6 de agosto de 2013. Los legisladores del Partido Progresista Democráctico (PPD) tenían previsto retrasar el voto, mientras el gobernante partido Kuomingtang quería aprobar el referéndum para fines de agosto.

El asunto de dejar que el pueblo vote sobre el destino de la planta ha puesto a los duros requisitos de referéndum de Taiwán en el centro de atención. Los legisladores del PPD se oponen al referéndum, y califican el mecanismo de injusto.

La ley de referéndum de Taiwán, que fue aprobada [5] [zh] en noviembre de 2003, requiere que el 50 por ciento de electores participe en el referéndum o se rechazará la propuesta de referéndum. En los últimos diez años, se han propuesto seis referéndums nacionales, pero ninguno ha sido aprobado.

Como la ley requiere de un referéndum para alcanzar el umbral de participación de la mitad del electorado, aunque la mayoría de electores llegue a un consenso, el referéndum será inválido. Como el índice de votación en Taiwán es de cerca del 75 por ciento, la movilización de 30 por ciento de electores para boicotear el referéndum superará un consenso alcanzado por la mayoría de los electores.

Protesters demonstrated outside the Legislative Yuan against the fourth nuclear plant and the referendum. Photo taken by 陳逸婷, coolloud.org. Non-commercial use. [6]

Manifestantes protestaron afuera del Yuan Legislativo contra la cuarta planta nuclear y el referéndum. Foto tomada por 陳逸婷, coolloud.org. Uso no comercial.

Por ejemplo, en 2004 dos referéndums [7] [zh] no fueron aprobados, aunque más del 90 por ciento de los electores habían llegado a un consenso.

El primero era para ver si Taiwán adquiría armas contra misiles más avanzadas si China continental se negaba a retirar los misiles que tiene apuntados hacia Taiwán. El 45.17 por ciento del electorado acudió a votar, y el 91.8 por ciento de ellos votó SÍ.

El segundo referéndum era acerca de si el gobierno taiwanés debería participar en las negociaciones con China sobre la propuesta del presidente Chen de un marco de trabajo de “paz y estabilidad” para interacciones a través del estrecho. El 45.12 por ciento del electorado acudió a votar, y 92.05 por ciento de ellos votó SÍ.

Ninguno de los referéndums fue aprobado. En resumen, aprobar un referéndum es más difícil que ganar una elección presidencial en Taiwán.

Lin Yi-Hsiung [8] [en], miembro del PPD y dedicado defensor contra la energía nuclear desde 1989 que actualmente trabaja en la reforma de la ley de referéndum, describió [9] [zh] por qué la actual ley de referéndum no puede reflejar la opinión de los ciudadanos:

習慣專制的國民黨政權,為了阻遏這種人民做主的公投潮流,所以在2003年制定了所謂的「公民投票法」,以非常不合理而嚴苛的規定,使公民投票幾乎不可能舉辦或通過。十年來,除了總統及國、民兩大政黨外,沒有人有能力提案公投。而所有成案的公投案,也都沒有一個通過,可見這個公投法阻遏公投的威力有多大。

El Kuomintang [10] [partido dominante en el Yuan Legislativo], que está acostumbrado a la autocracia, quería suprimir el poder del pueblo a través de reglas irracionalmente altas y estrictas cuando presentaron la ley de referéndum en 2003. Es casi imposible para los ciudadanos iniciar y aprobar un referéndum de acuerdo con la ley. En los últimos diez años, solamente el presidente y los dos principales partidos, Kuomingtang y el Partido Progresista Democrático [11] [en], pudieron proponer un referéndum, y ninguno fue aprobado. Estamos convencidos que esta ley de referéndum está diseñada para evitar un referéndum.

依照目前的公投法來辦理公投,不是政治人物的政治遊戲,就是在開人民的玩笑。所以,公投法制定以後,我所參與的核四公投促進會,就不再談核四公投,而只要求補正公投法。因為公投法如果不做合理的補正,依該法舉辦公投事實上不會有任何意義。

Si tenemos un referéndum basado en la ley de referéndum, se convertiría en un juego político de los políticos o se convertiría en una broma que convertiría a los ciudadanos en tontos. Es por eso que luego de que se aprobara la actual ley de referéndum, la organización a la que me uní para defender el referéndum de la cuarta planta de energía nuclear ya no habló más de referéndum. En cambio, pedimos reformar la ley de referéndum. Si no se reforma la ley de referéndum, el propio referéndum no tiene ningún sentido.

Como resultado del irracionalmente alto umbral para aprobar un referéndum, los defensores de un referéndum prefieren que la redacción de la pregunta sea contraria a su propia posición. Por ejemplo, considerando la disputa de la cuarta planta de energía nuclear, el gobierno y el partido gobernante prefiere que la pregunta se formule así: “¿Quiere usted detener la construcción de la cuarta planta de energía nuclear?” De otro lado, el partido de oposición prefiere que la pregunta del referéndum se formule así:  “¿Quiere usted continuar la construcción de la cuarta planta de energía nuclear?”

El juego de palabras en la pregunta del referéndum no favorece al partido de oposición porque el referéndum convocado por el gobierno tiene el poder de rechazar un referéndum antes de que vaya al proceso de votación. Por ejemplo, se propuso un referéndum en 2009 con respecto al Acuerdo del Marco de Trabajo de Cooperación Económica [12] [en]. El referéndum se inició con una recolección de firmas de más de 109,000 taiwaneses [13] [zh] pero al final fue rechazado por el comité de referéndum debido a que la redacción de la pregunta del referéndum era contraria a la posición de quien proponía el referéndum. Después de que quien proponía el referéndum apelara ante la Corte Suprema, la Corte Suprema resolvió que el rechazo emitido por el comité de referéndum no se ajustaba a ningunos de los requisitos establecidos en la ley de referéndum en 2012.

Por último, pero no menos importante, en la actual ley de referéndum, si no se aprueba un referéndum, no puede volver a ser propuesto por otros ocho años. El bloguero Otto Hsu estuvo [14] [zh] muy ansioso por el referéndum de la cuarta planta de energía nuclear:

在核四這種重大政策案,一旦公投了,不論結果怎樣,接下來八年都不能再提同樣的公投。

這種限制,在投票人數夠多的情形下,固然有維持安定的正面功能。但如果只有小貓二三隻出來玩[…] 也要拘束公民全體八年內不得再提同種公投,實在也是不合理。

這方面,有待修法來解決了!(或者,我們應該先公投一個新的「公民投票法」!)

Para este tipo de políticas principales, como la cuarta planta de energía nuclear, una vez que se ha iniciado e independientemente de su resultado, no podemos proponer el mismo referéndum en el futuro durante ocho años. Esta restricción tiene su función positiva para mantener un concepto estable para la política si tenemos suficientes electores [es decir, más de la mitad del electorado]. No obstante, si hay solamente algunas personas que vienen a votar […], el resultado de una minoría impedirá a todos los taiwaneses proponer el mismo referéndum de nuevo.

Esto no tiene sentido. ¡Necesitamos enmendar la ley para solucionar este problema (¡o debemos tener un referéndum para una nueva ley de referéndum!)!