¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las políticas del lenguaje en Santa Lucía

En Santa Lucía, la elección del ex Ministro de Turismo Allan Chastanet [en] como líder político del opositor Partido Unido de los Trabajadores ha puesto en el tapete cuestiones relacionadas al idioma, la cultura y las clases sociales. Algunos consideran que la falta de fluidez en criollo antillano (conocido también como “kweyol” y “patwa”) de Chastanet es un punto negativo importante para su carrera política. La discusión sobre este tema en el grupo de Facebook Santalucianos en busca de progreso (S.L.A.P) [en] fue acalorada: Wilson Jn. Baptiste sintió que muchos de los que critican a Chastanet tienen los mismos problemas para dominar el inglés [en]:

Algunos de ustedes ni siquiera pueden escribir oraciones completas en inglés, pero se quejan de que Allen Chastanet no puede hablar patwa.

El poeta Kendel Hippolyte consideró que la situación [en] del criollo antillano necesitaba verse dentro de un contexto mayor:

Esta discusión puede ampliarse y ponerse en contexto si tal vez consideramos algunos HECHOS: (1) el kweyol es un idioma internacional ya que se habla en Martinica, Guadalupe, Cayena, Dominica, Haití, Seychelles, Mauricio, y en pequeñas secciones de la población en Trinidad, Granada y Venezuela (me han dicho Brasil también pero nunca lo pude comprobar); (2) que si tenemos en cuenta el número de hablantes, es el segundo idioma en el Caribe (después del español); (3) que todos los idiomas, incluso el inglés, al principio existen en forma oral y que solo toman forma escrita cuando la sociedad que lo habla responde a una iniciativa, cualquiera sea su origen, para popularizar su alfabetización. Gales es un ejemplo sobresaliente. Nadie más en el mundo habla galés, por lo que no es un idioma internacional. De hecho, la generación pasada lo consideraba un idioma en extinción. Ahora, gracias a la iniciativa de sistematizar y enseñar su forma escrita, el galés escrito se usa en todos lados: señales de tránsito, periódicos, libros de texto, etc; y esto no fue en detrimento del inglés. De hecho, ocurre un fenómeno inusual: la generación más joven tiene fluidez y sabe escribir en un idioma que algunos padres no pueden hablar, mucho menos escribir. No estoy escribiendo sobre algo que escuché o leí, sino sobre algo que vi. Hay mejores razones para que pase con el kweyol lo mismo que pasó con el galés. Sin embargo, que no ocurra, está más relacionado a nuestras nociones estadounidenses, patéticas y de segunda clase, de lo que es el desarrollo.

Uriah St. Juste opinó que cualquiera que busca tener un puesto político tan alto en Santa Lucía debería tener fluidez en criollo antillano [en]:

En mi opinión, una persona que quiere postularse para ser primer ministro de Santa Lucía debería hablar bien en patwa. Hay muchas personas en nuestra nación que son analfabetas en inglés. Si bien pueden entender algunas oraciones básicas en inglés, las ideas complejas explicadas en ese idioma no las entienden; quedan a oscuras cuando los líderes políticos se comunican solo en inglés. De ahí que en 1997 el Partido Obrero cambió las reglas del parlamento para incluir el criollo antillano como idioma de comunicación cuando se trabaja en nombre de las personas, especialmente, desde el momento en que las personas pueden estar presentes escuchando y mirando, algo que antes no podían hacer y que dejaba a oscuras a un gran número de personas. ¿Realmente queremos volver a esa época?

Amatus Edward opinó que es probable que las personas que solo entienden criollo antillano no entiendan cuestiones muy complejas [en] de todos modos:

Si te encuentras con alguien que no puede entender inglés y solo comprende kweyol, esa persona está destinada a entender solamente el inglés básico ya que el kweyol que hablan no puede expresar las misma cuestiones complejas que se pueden expresar con el inglés. Por ejemplo, si tu abuelo no entiende la palabra “computadora” y no entiende lo que significa en inglés, tampoco sabría la palabra en kweyol, ya que ese idioma no tendría una palabra para ese objeto. Así que las personas que ustedes aseguran que solo entienden kweyol seguirían igual de perdidos ya que no podrías traducirles al kweyol que ellos hablan, pero tampoco podrías usar el vocabulario nuevo del kweyol que solo conocen los que leen inglés.

Urban Dolor sugirió que el tema está más relacionado con la conciencia de la diversidad cultural que con las habilidades lingüísticas [en]:

No creo que esto se trate solamente de si el señor Chastenet pueda hablar/entender kweyol. Creo q se trata de si él tiene o no tiene las vivencias necesarias que le permitan hablar (o por lo menos entender) ese idioma. Ahora bien, si no ha tenido las vivencias necesarias que le permiten a una persona hablar kweyol, creo que será muy difícil para él entender la vida de los hablantes de kweyol. Si él tuvo esas vivencias, pero decidió no aprender kweyol, eso dice algo distinto sobre su persona: o es incapaz de aprender [idiomas] con velocidad o es condescendiente. Creo que ninguna de esas opciones serían buenos augurios para él.

Dolor continúa:

El resultado de lo que digo es que incluso si el señor Chastenet hiciera un curso rápido para aprender a hablar kweyol igual seguiría sin comprenderlo si no tiene la habilidad de entender las experiencias que le han dado forma a la vida de un hablante de kweyol. ¿Por qué tendríamos que tener un líder que es incapaz de entender a una porción importante del electorado?

Ian Charles se preguntó si existe la posibilidad de un doble estándar [en]:

El debate ‘puede el hombre blanco santoluciano hablar patwa’ es una discusión sin sentido. Conozco a MUCHAS personas, MUCHAS PERSONAS negras santalucianas que no pueden decir más que algunas groserías en patwa. ¿Cuántos niños del norte pueden decir una palabra siquiera en patwa? Juk Bois, en alguna oportunidad, ¡se enojó con sus invitados por no poder hablar patwa! Para mí, lo importante es si AC puede sentirse identificado con las circunstancias, las realidades y los problemas de las personas que busca representar. Si no, y si eso es muy importante, entonces ¿qué pasa con el argumento de que las personas que no son oriundas de una comunidad no pueden o no deben postularse en una elección? Yo creía que la razón de eso era que esas personas no conocían a sus electores o no se podían identificar con ellos. Por último, creo que la inhabilidad de AC para hablar con fluidez patwa es en realidad algo bueno. Ha puesto un tema cultural importante en el tapete. Pero, si hablar criollo antillano es crucial en nuestro reconocimiento como verdaderos santalucianos, ¿no tendríamos que hablarlo TODOS? Y si Chastanet decide tomar clases, ¿qué pasa con los negros santalucianos que no hablan patwa? Además, si AC aprende patwa, ¿cumpliría así con los requerimientos que pedimos para su postulación? Este es un típico caso de ¡cuidado con lo que deseamos!

Jan Lawrence toma la posición de que en última instancia lo único que importa es el resultado [en]:

No hay que ser pobre necesariamente para sentir empatía con nosotros (sic), y más importante aun, para trabajar para cambiar las cosas; no es necesario hablar patwa para que tu mensaje se entienda. Hablemos, muéstrame lo que has hecho y cuáles son tus planes sobre lo que puedes hacer. Además, un primer ministro no es una figura independiente, dejen que los representantes salgan y les den su mensaje a los electores en el ‘idioma’ que más les convenga (sic) pero… lo que cuenta es lo que hagan. Cualquiera con una plataforma puede prometer cualquier cosa, pero muéstrenme (sic) resultados y después tendremos algo de qué hablar. Los resultados se entienden en cualquier ‘idioma’.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.