¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Ataque “soviético” a la recaudación de fondos online de Navalny

Vladimir Zhirinovsky, uno de los políticos más alocados y soeces de Rusia, declaró ayer en la radio que Alexey Navalny debería pudrirse entre rejas antes que postular para alcalde de Moscú. “Dejen que se muera allí, y lo enterraremos en la cárcel”, despotricaba [ru] Zhirinovsky en el Ekho Moskvy, el pasado lunes 12 de agosto. Ese mismo día, el fiscal general anunció [ru] que había corroborado parcialmente una querella realizada por Zhirinovski, quien a principios de mes advertía que los métodos de recaudación de fondos online llevados a cabo por Navalny violaban las leyes rusas de financiamiento de campañas políticas. Según declaraciones oficiales del Gobierno, los fiscales han enviado sus pruebas al Ministerio del Interior para tomar una decisión con respecto a los posibles delitos penales.

Alexey Navalny addresses Moscow voters, 7 August 2013, screenshot from YouTube.

Alexey Navalny se dirige a los votantes de Moscú, el 7 de agosto de 2013. Imagen de YouTube.

El fiscal general afirma que ha identificado 347 transferencias de Yandex.Money con direcciones IP extranjeras, depositadas en billeteras electrónicas pertenecientes a Navalny y a tres de sus confidentes. De acuerdo a los fiscales, ha habido pagos tanto de personas físicas como jurídicas. El gobierno asegura que el origen no ruso de esas 347 transferencias significa que el dinero proviene de extranjeros, los cuales no pueden contribuir legalmente a los fondos de los candidatos políticos rusos.

Defendiendo la campaña de Navalny

Aquellos que apoyan a Navalny han respondido a este último movimiento realizado por las autoridades con una mezcla de confianza, incredulidad y condena. En una entrada [ru] en el Ekho Moskvy, el académico Igor Chubais interpretó la amenaza de los cargos a la recogida de fondos como prueba de que Vladimir Churov y la Comisión Electoral no son capaces de garantizar unos resultados controlados en las próximas elecciones a la alcaldía de Moscú.

El fotógrafo Mitya Aleshkovsky, quien afirma estar ahora de viaje en Italia, bromeó [ru] diciendo que se había convertido de forma involuntaria en un agente extranjero cuando recargó su billetera electrónica mientras estaba fuera del país. Como otros, hizo hincapié en una declaración [ru] realizada por el representante de prensa de Yandex.Money, quien explicó que las direcciones IP no denotan la ciudadanía de los usuarios, y reveló que el fiscal general nunca solicitó ningún tipo de información a Yandex. (Al igual que la imposibilidad de utilización de Yandex.Money por parte de personas jurídicas, en contradicción a las acusaciones hechas en contra de Navalny.) Aleshkovsky llamó a esto calumnias y preguntó de forma retórica: “¿Pero la ley funciona en este país?”

President Vladimir Putin inspects the troops on Victory Day, 9 May 2012, Moscow. Kremlin press service, public domain.

Putin pasa revista de las tropas en el Día de la Victoria, el 9 de mayo de 2012 en Moscú. Servicio de prensa del Kremlin, dominio público.

Andrei Malgin argumentó [ru] que el gobierno se está asegurando a si mismo frente a unas posibles segundas votaciones en las elecciones a la alcaldía de Moscú, las cuales Navalny podría forzar, si puede continuar como posible candidato después de que se redujera el apoyo a Sergey Sobyanin a la mitad en las primeras votaciones. El periodista Arkady Babchenko acusó [ru] al fiscal general de utilizar tácticas al más puro estilo soviético, mofándose de que el gobierno había perdido el contacto con la “velocidad de la vida”. El opositor Boris Nemtsov equiparó [ru] el escándalo de las “donaciones extranjeras” a la actitud manipuladora de las autoridades en su candidatura a alcalde en Sochi en 2009.

En su respuesta, publicada en LiveJournal y titulada “Perro viejo no aprende trucos nuevos” [ru], Navalny afirma que sus buenos resultados en las encuestas hicieron inevitable un nuevo ataque por parte del Kremlin a su campaña. Dejando de lado las acusaciones donde se dice que ha aceptado dinero de extranjeros, Navalny explica que más de 1,2 millones de ciudadanos rusos viven fuera del país, medio millón están viajando durante el verano en el extranjero, y otros cien mil ciudadanos que viven en Rusia acceden a Internet mediante direcciones de IP localizadas fuera de las fronteras rusas. “Nuestra campaña es la más transparente financieramente hablando”, declara de modo triunfal.

No tan transparente como parece

Además de las tradicionales transferencias bancarias, Navalny ha perfeccionado dos maneras diferentes de contribuir económicamente a su campaña usando Internet. El primer método es relativamente claro: su campaña tiene una cuenta de Yandex.Money [ru], donde cada individuo puede donar pequeñas cantidades de forma directa, transfiriendo fondos a la cuenta bancaria oficial. Debido a las propias reglas de la compañía Yandex.Money, dichas transferencias no pueden superar los quince mil rublos ($450/€340), que además es el ingreso máximo que pueden realizar los usuarios anónimos de Yandex.Money. Dicho de otra forma, los contribuidores de Yandex.Money a la campaña de Navalny no necesitan identificarse [ru] como ciudadanos rusos antes de enviarle a Navalny el dinero.

La campaña de Navalny corrige este anonimato al exigir [ru] a los donantes que proporcionen información en el apartado de notas en cada transferencia realizada de Yandex.Money. Si una contribución en particular carece de los datos legalmente requeridos (tal y como aparentemente ocurrió [ru] con la celebridad a favor de Putin Tina Kandelaki [ru]), la campaña no admite la donación.

Vladimir Ashurkov, Director Ejecutivo de “Fondo para la lucha contra la corrupción” de Navalny, el 25 de abril de 2012.

Navalny y miembros de su campaña han promovido otra, aunque dudosa, manera de ayudar a su candidatura. Se llama “Credit Trust”, y funciona de una forma indirecta. Vladimir Ashurkov, director ejecutivo de “Fondo para la lucha contra la corrupción” de Navalny desveló el esquema de funcionamiento en Facebook [ru] el 19 de julio de este año, y Leonid Volkov, el mánager de la campaña de Navalny, lo explicó de forma más detallada en LiveJournal [ru] ese mismo día. La fórmula de “Credit Trust” es pedir a los usuarios de Yandex.Money que reembolsen el dinero a los miembros designados de la comitiva de Navalny, los cuales prometieron un millón de rublos ($30 000/€22 828) a la campaña. Ashurkov contribuyó con el primer millón, y otras tres figuras de campaña (Alexey Beskorovainy, Konstantin Yankauskas y Nikolai Liaskin) le siguieron con sus propias donaciones de un millón de rublos.

Desde un punto de vista legal [ru], esta recogida de fondos simplemente equivale a cuatro individuos contribuyendo con cuatro millones de rublos a la campaña de Navalny. Sin embargo, para otros, esta táctica es un evidente abuso de un resquicio legal en las normas de regulación de las campañas políticas en Rusia.

¿Cuales son los inconvenientes de esta recolección de fondos?

Mientras que en la campaña de Navalny se realiza una criba de las contribuciones en Yandex.Money para la verificación de datos, Ashurkov y su cuadrilla de contribuyentes del millón de rublos no realizan tales verificaciones. Cualquiera con una cuenta de Yandex.Money —sin importar su ciudadanía— puede enviarles dinero. Resulta que Yandex.Money atiende a personas con cuentas bancarias en ocho países diferentes: Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Estonia, Israel y Turquía. Ashurkov defiende este método de donación como una forma de atraer dinero de los partidarios desalentados por lo que él eufemísticamente llama el “inconveniente” [en] de identificarse.

A pesar de promover “Credit Trust” ellos mismos, Ashurkov y Volkov insisten en que la campaña de Navalny no respalda bajo ningún concepto el proyecto (lo cual sería ilegal). Dadas las funciones que desempeñan estos hombres y como funciona el plan, es difícil ver esta negación como nada más que un simple intento de eludir la ley. Es más, el propio Navalny promocionó [ru] “Credit Trust” en LiveJournal [ru] el 24 de julio, alentando a la gente a enviar dinero a Nikolai Liaskin en relación con el programa. Si esto no cuenta como apoyo, ¿qué lo haría entonces?

Los métodos soviéticos, un arma de doble filo

Más curioso que los tan arriesgados métodos de captación de fondos, es la decisión del fiscal general de relacionar la campaña de Navalny con financiamiento occidental. (Aunque los fiscales aseguran la existencia de 46 direcciones IP diferentes, consideraron oportuno señalar a Gran Bretaña y Estados Unidos— a pesar de la limitación de Yandex.Money a operar solo en los ocho países nombrados con anterioridad). ¿Por qué recurrir a todo un ataque tan tecnológicamente analfabeto propio de la Guerra Fría, cuando “Credit Trust” es suficientemente sospechoso por sí mismo, como para merecerse una investigación de las finanzas de la campaña de Navalny? Si nos tomamos en serio las dudas sobre “Credit Trust”, la reacción del estado es verdaderamente torpe.

Quizás los simpatizantes de Navalny tienen razón cuando acusan al Gobierno ruso de quedarse estancado en la época soviética. Hoy, quizás, deberían estar agradecidos de lo que tienen por semejante incompetencia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.