¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El agitador político de Rusia: ¿qué pone a Navalny en marcha?

Hasta hace unos años, Alexey Navalny era poco conocido fuera de los pequeños círculos intelectuales de Moscú. Pero hoy probablemente sea el más prominente de los críticos independientes al gobierno ruso. En Rusia, un país en el que el uso de Internet aumenta con rapidez, Navalny ha demostrado que los blogs y los medios sociales son poderosas herramientas políticas. No sorprende que la clase política rusa haya tomado nota del entrometido bloguero. Navalny tiene muchas probabilidades de perder su libertad antes de que acabe el verano.

En junio de 2013, Navalny fue condenado por malversar fondos en una empresa estatal maderera en la que trabajaba como asesor del gobernador de la región de Kirov. Pero los críticos opinan que la severidad de su sentencia obedece a la represión política orquestada por el Kremlin. Buscando apoyos entre el numeroso público de su blog, Navalny ha defendido su inocencia en la red [ru], urgiendo a los lectores a bajarse el archivo con todo el material de su caso (un archivo descargable de 1,7 Gb [ru]), que según él, le exonera. Navalny también se enfrenta a las críticas públicas –muchos de sus detractores utilizan webs y blogs propios (que a veces imitan [ru] la estética del de Navalny) para propagar su culpabilidad.

Alexey Navalny en un mítin electoral. Foto de Alexey Ruban (CC BY-NC-SA 2.0)

Alexey Navalny en un mitin electoral. Foto de Alexey Ruban (CC BY-NC-SA 2.0)

Tras un breve paso por la prisión después de ser condenado (salpicado por una protesta callejera masiva en el centro de Moscú), las autoridades de Kirov dejaron a Navalny en libertad pendiente de su apelación. Si se mantiene su sentencia, se enfrenta a cinco años de prisión, y a la posibilidad de convertirse en el prisionero político más famoso de Rusia. Mientras tanto, Navalny es candidato a alcalde de Moscú, presentándose desde una plataforma de contenido anticorrupción y de economía liberal [en]. (Las misteriosas condiciones bajo las que Navalny fue liberado hacen creer a mucha gente que ciertos funcionarios intervinieron a su favor, con el fin de asegurar su participación, y así «legitimar» la competencia). Los más recientes sondeos [en] muestran un aumento del apoyo a Navalny, aunque todavía está al menos 40 puntos por detrás del alcalde titular Sergei Sobyanin.

Navalny el empresario

Alexey Navalny nació en 1976 en Butyn, una ciudad a las afueras de Moscú. Sus padres poseen una pequeña fábrica de muebles desde los 90, una situación atípica en Rusia, donde el número de empresarios es sorprendentemente bajo [en], como resultado de 70 años de planificación centralizada, de la burocracia soviética y de la corrupción rampante. Como empresarios y miembros de la clase media, es de suponer que los Navalny habrán sufrido en primera persona [en] la corrupción de la ley y el orden ruso. Es comprensible que los esfuerzos de Navalny como bloguero –y ahora como candidato político– se hayan centrado en luchar contra la corrupción y en promover la transparencia y la economía liberal.

Navalny, que es licenciado en derecho, posee parte de la empresa de sus padres, y desde finales de los 90 ha ayudado a establecer varias fundaciones e instituciones. Desde 2011, algunos críticos de Navalny estudian [ru] si consiguió el título de abogado contratándose a sí mismo para satisfacer las prácticas laborales exigidas en la carrera.

Activismo político y politiqueo de partido

Aunque hoy se conoce a Navalny como un bloguero convertido en político, ya intervenía en política mucho antes de ser la sensación de LiveJournal. En el año 2000 se unió al partido liberal de oposición Yabloko. A principios de los 2000, trabajó con un partido similar, la Unión de Fuerzas de Derechas [en] (SPS). Navalny dice que se unió a estos grupos para luchar contra las nuevas leyes electorales de Rusia, de las que opina que han sido diseñadas para evitar que los grupos de la oposición consigan escaños en el parlamento.

Navalny fue expulsado de Yabloko en diciembre de 2007, oficialmente porque sus convicciones nacionalistas chocaban con los valores del partido. Navalny, por su parte, mantiene que le echaron a causa de sus críticas al líder de Yabloko, Grigory Yavlinksy, después de los desastrosos resultados del partido en las elecciones de 2007 a la Duma. En una entrevista de 2007 [ru] para la revista rusa GO, Navalny se defendió y explicó que los liberales se arriesgan a una irrelevancia permanente en Rusia si de cualquier problema hacen un «tabú»:

El fracaso de nuestro movimiento democrático nacional tiene sus raíces en el hecho de que por principio, algunos temas de conversación se consideran peligrosos, incluyendo el conflicto interétnico. Al mismo tiempo, es un tema de candente actualidad. Debemos admitir que los emigrantes, entre ellos los del Cáucaso Norte, llegan a Rusia muy a menudo con sus propios valores.

A pesar que los indicadores [ru] nacionales dicen que los rusos comparten mayoritariamente su disgusto por los trabajadores emigrantes humildes, las opiniones nacionalistas [en] de Navalny han sido un gran obstáculo para el aspirante a político, cuya base de intelectuales moscovitas evita las tensiones sociales que a menudo desencadenan peligrosas energías racistas.

Bloguear por la responsabilidad empresarial

Navalny es accionista minoritario de varias grandes compañías rusas, entre ellas petroleras como Rosneft [en] y bancos comerciales como Sberbank [en] y VTB Bank [en]. Dice que empezó a comprar estas acciones como inversión, pero le exasperaban los bajos dividendos que repartían, un hecho que atribuye a la corrupción dentro de las empresas. Aprovechándose de su situación como accionista, Navalny revisó los documentos corporativos buscando pruebas de corrupción y publicó la información en su blog, revelando lo que, según afirma, son ejemplos claros de apropiación indebida de fondos y otras formas de corrupción. En una entrevista de 2010 [en] con Global Voices, Nalvalny explicó cómo utilizó su blog para ayudar a coordinar una campaña contra la corrupción en el VTB Bank, que incluía la adquisición de plataformas petrolíferas.

Anuncié que había estado investigando ciertos hechos inquietantes. Gracias al blog, conocí a otros accionistas del VTB Bank que redactaron la queja conmigo. Con su ayuda busqué especialistas en leasing, expertos en plataformas petrolíferas, etc. Por medio del blog, encontré a personas del banco que me contaron lo que está pasando con esas plataformas petrolíferas. En otras palabras, coordiné completamente la campaña vía el blog.

Navalny inició campañas similares con Rosneft, Surgutneftegaz y Gazprom. Inspirándose en la idea de utilizar Internet para coordinar la campaña anticorrupción, Navalny creó una organización dedicada a desvelar corruptelas en las adquisiciones estatales: RosPil [ru].

Por ley, todas las adquisiciones estatales deben publicarse en Internet [ru]. En RosPil, varios voluntarios revisan los documentos buscando licitaciones sospechosas, compras a precios excesivos o innecesarias. Después refieren los casos más dudosos a un equipo de expertos profesionales para un análisis más profundo. Si los expertos consideran que las adquisiciones tienen visos de ser corruptas, el equipo legal de RosPil envía una queja al Servicio Federal Antimonopolio [en] de Rusia. Según Navalny, los salarios del equipo legal de RosPil se financian en su totalidad con donaciones recaudadas en la red. RosPil afirma [ru] que durante más de dos años, sus denuncias han provocado la investigación o cancelación de unos 1800 millones de dólares en adquisiciones cuestionables.

La lucha contra el «Partido de Estafadores y Ladrones»

Las actividades anticorrupción de Navalny le han recabado elogios en casa (el periódico ruso Vedomosti lo eligió «Hombre del año» [ru] en 2009). Por acuñar el término «Partido de Estafadores y Ladrones» [en] para describir el partido político dominante de Putin, Rusia Unida, y por sus memorables discursos durante las protestas del invierno 2011-2012, Navalny se ha convertido en el líder virtual del movimiento de protesta en el país. No obstante, aún con todo este éxito como activista e internauta, son los investigadores federales los que más han hecho por consolidar su estatus de luchador por la libertad y figura nacional.

Alexey Navalny asiste a un mítin en Moscú en marzo de 2012. Foto de Bogomolov.PL. (CC BY-SA 3.0)

Alexey Navalny asiste a un mitin en Moscú en marzo de 2012. Foto de Bogomolov.PL. (CC BY-SA 3.0)

Pero esta fama no le ha recabado el aplauso universal. Según los sondeos, los rusos están profundamente divididos [ru] sobre Navalny, incluso aunque piensen [ru] que su juicio tuvo una clara motivación política. Si bien su campaña para la alcaldía (con la que recorre Moscú dando discursos diarios) ha demostrado que la barrera entre el mundo real y el virtual es cada vez más tenue en Rusia, las posibilidades que Navalny tiene de ganar las elecciones son mínimas, y el otoño viene con la amenaza de una sentencia a cinco años de prisión. A pesar de todo, ha conseguido reunir una amplia coalición de apoyos y ha organizado una seria campaña política (incluso la Fundación para el Desarrollo de la Sociedad Civil, el think-tank simpatizante del Kremlin, felicitó [ru] recientemente a Navalny por su «muy activo» esfuerzo). Esto en sí ya es un logro, y podría significar una lenta progresión de la competitividad en la vida pública rusa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.