¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Autoridades chinas lanzan ofensiva contra “ilegales” sitios web independientes

Aproximadamente 100 sitios web “ilegales” han sido cerrados por las autoridades chinas desde principios de mayo. Muchos creen que esta campaña represiva va dirigida a los organismos independientes de control en China continental.

Según la Oficina de Información de Internet del Estado, 107 sitios web [zh] fueron cerrados por no haber obtenido el permiso oficial para establecer y operar los sitios, presuntamente chantajeando al gobierno y a funcionarios corporativos, y usando términos como “China” o “popular” en sus identificadores.

Falta de licencias y permisos para nuevos sitios web

Los sitios web que deseen publicar noticias inéditas deben solicitar un permiso establecido por las Provisiones para la Administración de Servicios de Información de Noticias de Internet, en ley desde setiembre de 2005. Esta regulación busca garantizar que los portales de información distribuyan noticias que vengan exclusivamente de fuentes de medios de comunicación controlados y aprobados, tal como People's Daily, Xinhua News, y otros medios donde los funcionarios de propaganda sean supervisados de manera explícita. Efectivamente, muchos de los sitios web afectados no habían obtenido dichos permisos.

Otros sitios web no habían registrado sus dominios correctamente. Para poder operar legalmente en China, al registrar un dominio, los proveedores del contenido en línea deben obtener una licencia del Ministerio de la Industria de la Información [en]. Una vez queden establecidos estos procesos, los dueños de los sitios web tiene que responder a las solicitudes del gobierno en cuanto a información del usuario y la eliminación de contenido.

Para individuos o pequeños grupos que deseen crear sus propias páginas web, estas regulaciones representan grandes, constantemente infranqueables, obstáculos. Muchos no tienen los recursos para cumplir con los requisitos del gobierno en cuanto a información de usuario y eliminación de contenido, lo que fácilmente puede convertirse en un trabajo a tiempo completo para una o más personas. Otros no son capaces de obtener las costosas licencias comerciales que se requieren para solicitar una licencia de proveedor de contenido en línea.

Para evitar estos procedimientos burocráticos, algunos prefieren afiliarse a institutiones o coporaciones ya establecidas, para que así puedan registrarse como “ramas-web” de una entidad legítima. Actualmente, existen varios sitios web operando a puertas cerradas, registradas como “ramas-web” de instituciones establecidas. Una ofensiva directa a estas “ramas-web”, sería catastrófico.

Presuntos chantajes

Las autoridades también acusaron a estos sitios web de extorsionar individuos, instituciones y corporaciones, a través de quejas en línea, supervisión corrupta y actividades defensoras de derechos.

Muchos de los sitios web que se encuentran en esta lista, efectivamente hacen negocios proveyendo servicios de eliminación de contenido a corporaciones o individuos en los cuales borran observaciones “difamatorias” o comentarios críticos que molestan a sus clientes. Hay casos en los que este contenido difamatorio es publicado por el mismo servicio proveedor de eliminación de contenido, quienes luego cobran una comisión por eliminarlo.

Sin embargo, gran parte de este supuesto “chantaje” son iniciativas de ciudadanos que revelan la corrupción de funcionarios gubernamentales y miembros de partidos políticos. En julio 2013, el sitio web Remin Jianduwang [zh] registrado en Hong Kong, que reveló un vídeo de Zhu Ruifeng, fue bloqueado. Zhu fue acusado por las autoridades del gobierno chino de haber estado involucrado en chantajes más de una vez.

Uso desautorizado de los términos “popular”, “China”, y “chinos”

Las páginas web que utilizan términos como “popular”, “China” y “chino” para identificarse, son consideradas como “fraudulentas”, por lo que son consideradas como “ilegales”.

En el registro de ONG, una de las normas más conocidas es que las instituciones no pueden usar estos términos en sus nombres a menos de que sean directamente controlados por el gobierno chino o el Partido Comunista Chino. Actualmente, esta práctica ha sido extendida a la administración del mundo virtual.

Para justificar estas medidas represoras, las autoridades chinas, aseguran que páginas como “People's Voices” (人民之聲), “People's Shopping” (人民購物網) o “People's News” (人民要聞), confunden al público, dando la falsa impresión de que estos están afiliados al portavoz del Partido, The People's DailyLa solución es acabar con todos esos sitios web.

Dentro de los sitios que fueron recientemente cerrados, hay varios dedicados a los derechos legales del ciudadano y a las fuerzas anti-corrupción, incluyendo la Red China de Derechos Legales (中国法制权益网), el Foro anti-corrupción Xiaoxang (潇湘反腐论坛), la Red de Defensa de los Derechos Legales (法律维权网), el Sistema de Control Legal de China (中国法制监督网), el Sistema de Control de los Derechos Populares (人民权利监督运行网), las Declaraciones Legales (法制报道网), las Peticiones Populares (人民信访网) y muchas otras organizaciones similares.

Según un aviso publicado por las autoridades gubernamentales de Xianyang [zh], la campaña, que tendrá una duración de tres meses, pretende cerrar sitios web independientes que contraten periodistas para hacer trabajos editoriales. Juzgando por la lista donde figuran dichos sitios, muchos cibernautas chinos creen que las autoridades están enfocándose en organismos de control ciudadano e independiente, con la esperanza de restablecer los portavoces del Partido como los principales representantes del interés público en China.

La imagen miniatura fue tomada del Flickr de Social Media Max (CC: AT-NC-SA)

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.