¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hombre asesinado mientras Arabia Saudita sigue la caza de 23 personas “buscadas”

image

El 5 de septiembre [ar], las fuerzas de seguridad sauditas asaltaron Awwamiya, en la provincia del este, con tanques blindados buscando arrestar activistas de la lista de los 23 “buscados” [ar]. Las casas de Fadhel Al-Safwani, Muntadhir Al-Subaiti y Mohammed Al-Labbad fueron allanadas por la fuerza a punta de disparos. Ninguno de los tres -de los ocho activistas “buscados” restantes- fue encontrado. Pero debido al fuego inesperado, varias personas resultaron heridas y Ahmad Ali Al-Mislab, de 19 años, fue víctima.

Los usuarios de Twitter de Awwamiya han informado que Ahmad corrió hacia la casa de un vecino tras haber oído un grito de ayuda. Se reunió con unos soldados e intentó escapar, pero le dispararon en el pie y en la espalda. Dos jóvenes lo llevaron de vuelta a casa, donde murió en los brazos de su padre. El portavoz del Departamento de Policía de la Provincia del Este le dijo a Reuters [ar] que el padre de Al-Mislab culpaba a los ciclistas desconocidos que lo trajeron a casa muerto -una historia que el padre niega. El padre ha publicado una declaración escrita [ar] y un vídeo [ar] haciendo responsables a las fuerzas de seguridad y al Departamento de Policía de la Provincia del Este del asesinato de su hijo y pidiendo justicia y el juicio de los implicados.

Ahmed Mshikhs también se preguntó [ar]:

Awwamiya fue rodeado por tanques. ¿Cómo dos hombres enmascarados en bicicleta se atrevieron a moverse cuando todos sabemos que [las fuerzas] tienen luz verde para disparar a todas las bicicletas?

Algunos activistas, como Mohammed Al-Nimer [ar], vio este asalto como un medio para aterrorizar a la gente para que no participen en la protesta en apoyo a los 23 “buscados”, planeada para el día siguiente, el 6 de septiembre. La protesta se realizó a pesar de todo [ar] y se reunieron fotografías de los activistas “buscados” así como de las víctimas. Se corearon lemas como “Soy el próximo mártir, no me importa la represión”. Entre los cantos estaba:

La situación no necesita una solución de seguridad; necesita una política.

El activista Waleed Sulais comenta:

El lenguaje de la sangre no construye naciones ni alcanza la estabilidad. Una solución de seguridad, aunque tenga éxito, es temporal y la sociedad volverá a explotar. La solución debe ser política.

Desde Bahréin, Nader Abdulemam comenta:

La víctima Ahmad Al-Mislab no es la primera en caer en Arabia Saudita y no será la última mientras haya silencio internacional a cambio de negocios con el petróleo y las armas, que son más importantes que la sangre

Las 23 personas buscadas están acusadas de provocar desorden y revueltas, entre otros cargos y han sido llamados para ser entregados a las autoridades. Varios de ellos negaron todos los cargos y dijeron que su único crimen fue demandar sus derechos. Dos de los 23 -Khaled Al-Labbad [en] y Morsi Al-Rebh- fueron asesinados, siete fueron arrestados en asaltos anteriores (el último de ellos es Abbas Al-Mazraa y seis de sus hermanos que resultaron ser primos de Al-Mislab) y seis se han entregado ellos mismos mientras que ocho siguen en búsqueda [ar].

imageEl cuerpo de Ahmad Al-Mislab fue entregado a su familia el 9 de setiembre y su funeral [ar] se convirtió en una enorme manifestación con gente pidiendo venganza por las víctimas.

Desde marzo de 2011, cuando las protestas [en] arrasaron Qatif con el inicio de la llamada Primavera Árabe, más de 20 personas fueron asesinadas en la Provincia del Este por las fuerzas de seguridad y 850 personas fueron arrestadas. Unas 190 siguen en la cárcel.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.