¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo se desarrolló el ataque a centro comercial de Nairobi en medios sociales

Shurufu es un periodista tanzano que vive en Dar es Salaam. Tuitea en @shurufu [en]. Lee también su artículo Autor de Global Voices recuerda a amigos muertos en ataque a centro comercial de Nairobi.

En un momento, todo cambió. El 21 de setiembre de 2013, un grupo de militantes armados irrumpieron en un centro comercial de lujo en Nairobi, la ciudad capital de Kenia, abrieron fuego y mataron al menos a 69 personas según el último conteo y dejaron a heridos a muchos más.

Twitter capturó la confusión del ataque en tiempo real, mientras los usuarios informaban sobre lo que creían era una explosión. Poco después del mediodía, empezaron a aparecer en la red social noticias de que estaba pasando algo realmente malo en el centro comercial Westgate, uno de los lugares más populares de Nairobi para extranjeros y kenianos de clase media [en].

Ma Bradley (@NyamburaMumbi) tuiteó [en]:

Explosión en Westgate… ¿qué tan grave es?

Sin embargo, en los minutos siguientes luego de saberse la noticia todavía no estaba claro qué estaba pasando exactamente. Naporneon Pornaparte (@aCreole) reflejó esta incertidumbre en su tuit [en]:

¿Explosión o disparos? “@NyamburaMumbi: Explosión en Westgate… ¿qué tan grave es?”

Para algunos, la propia ubicación del incidente reportado era discutible. Ramsy Ama Ramah (@ramjanja [en]) sugirió que los reportes iniciales que sostenían que había ocurrido una explosión en Westgate estaban equivocados [en]:

La explosión es en Mathare, no en Westgate RT @NyamburaMumbi: Explosión en Westgate… ¿qué tan grave es?”

No obstante, muy pronto quedó claro que algo inquietante estaba pasando en el centro comercial. La confirmación de esto llegó después que el Ministerio del Interior tuiteara [en] esta actualización:

Instamos a los kenianos a mantenerse alejados del centro comercial Westgate en Westlands hasta nuevo aviso cc @policeke @IGkimaiyo

Lo que surgía en la tuitósfera es que personas armadas habían entrado al Westgate, tal como la periodista

ALÉJENSE del centro comercial Westgate – hombres fuertemente armados están disparando en el centro comercial. Informen a familia y amigos que eviten ir por la zona.

El Inspector General de Policía, David Kimaiyo, a través de su cuenta de Twitter (

Tengan la bondad de mantenerse fuera del centro comercial Westgate, Westland. La policía ha rodeado el área.

A pesar de este pedido de las autoridades, ni siquiera ellos sabían todavía la naturaleza del ataque al que estaban respondiendo, al menos según lo que decían públicamente, como lo revelan los comentarios [en] del secretario permanente del Ministerio de Seguridad Interna, Mutea Iringo, a los reporteros:

PS #Mutea: hemos enviado vigilancia por aire. Confirmamos que hay delincuentes armados pero no hemos establecido quiénes son, dejen que @PoliceKE [policía de Kenia] haga su trabajo.

Pero otras fuentes dentro de la policía keniana empezaron a darse cuenta que lo que enfrentaban era más que un robo armado. Este es Robert Alai (@RobertAlai [en]), uno de los primeros en informar [en] que algo más siniestro estaba ocurriendo:

Muchos extranjeros y lugareños con disparos en #WestgateAttack [ataque a Westgate]. Esto no es un atraco – fuente policial.

Luego de que imágenes como estas empezaron a circular, estaba quedando claro que se había perpetrado un acto de terrorismo en Westgate:

No vean si no quieren #westgate

¿Quién está detrás del ataque en Westgate?

Alrededor de las 11 p.m., el presidente Uhuru Kenyatta se dirigió a la nación y confirmó que lo que estaba ocurriendo en Westgate era, sin duda, un ataque terrorista. A través de KTN:

El señor Kenyatta estaba serio e informó [en] a su pueblo la enormidad de lo que Kenia estaba experimentando:

Esta mañana, un grupo de terroristas armados entraron a la fuerza al centro comercial Westgate en la zona Parklands de Nairobi y desataron violencia sin sentido contra clientes y trabajadores. Han matado por lo menos a 39 personas inocentes y han dejado heridas a más de 150. Con la nación entera, estoy con las familias de los que han perdido la vida y extiendo a cada keniano mis más profundas condolencias.

Luego, se informó que él también había perdido seres queridos [en]:

Según informes, el sobrino del presidente, Mbugua y su prometida Wahito, fueron abatidos durante el ataque y, según el relato de un testigo, Mbugua había salido del edificio cuando se dio cuenta de que su novia seguía dentro. Se apresuró en regresar solamente para ser acribillado junto con su novia.

A pesar de la confirmación de que el ataque el Westgate era un acto de terrorismo, seguía sin aclararse quién lo había perpetrado.

En su declaración a la nación, el presidente Kenyatta no asignó responsabilidad a ningún grupo específico. Pero pronto, una cuenta de Twitter que se cree está controlada por Al-Shabaab, un grupo islamista somalí, se atribuyó responsabilidad por el ataque. La cuenta ya ha sido suspendida, pero su declaración fue captada por este artículo [en] de Storify de Canoe News. Robert Alai también pudo capturar una imagen de la supuesta página de Twitter de Al-Shabaab antes que fuera retirada:

Y #AlShabaab ahora dice que prontó publicarán el video de #WestgateAttack

Ciertamente, horas después, un video de YouTube que afirmaba ser de Al-Shabaab fue publicado en línea. En tono ostentoso y religioso, el mensaje era escalofriante:

Poco después, un grupo de expertos musulmanes reaccionó furiosamente a las afirmaciones de supuestos miembros de Al-Shabab de que sus acciones fueran cometidas en nombre del Islam. La popular plataforma en línea Nairaland [en] citó a Sheikh Abu Eesa Niamatullah denunciando lo que llamó convertir la sangre de civiles en mercadería barata. Siguió diciendo:

Nunca han tocado nada, solamente lo destruyen, nunca han entrado a un causa legítima, solamente la corrompen, nunca se han cruzado con la santidad de la vida humana, solamente la violan y nunca trataron de actuar en nombre del Islam, solamente lo contaminan.

¿Por qué ahora, Al-Shabaab?

La audacia de este ataque ha hecho que algunos sugieran que puede augurar una nueva fase para los islamistas somalíes.

En agosto de este año, el analista Abdihakim Ainte (@Abdikhakim), escribiendo [eng] en el sitio web Al-Monitor, sugirió que las derrotas experimentadas por el grupo en Somalia en manos de las tropas ugandesas y kenianas lo han obligado a adoptar un tipo de guerra más de guerrilla y asimétrico. Es decir:

En un reciente mensaje de audio [en], Ahmed Godane, cerebro operativo de al-Shabab, dejó en claro que está decidido a revertir las deterioradas operaciones de la organización. Eso incluye, tal como lo pone, planes de instalar toda una nueva generación que pueda interactuar con guerras jihadistas que se mueven rápidamente. A diferencia de al-Shabab 1.0, es probable que el mejorado al-Shabab tenga nuevos reclutadores —mayormente jóvenes, menores de 30, que han estado expuestos a Occidente y hablan idiomas extranjeros para llamar a las generaciones venideras. Esto parece evidente en nuevo material [en] dado a conocer por al-Shabab que presenta a tres jóvenes somalí-estadounidenses que murieron mientras combatían. El video “El camino al paraíso: Desde las ciudades gemelas a la tierra de la migración” es parte de los mensajes de propaganda aprobados por al-Qaeda para llamar a la siguiente generación.

Por su parte, Ken Menkhaus en Think Progress [en] coincidió que Al-Shabab sin duda está debilitado. Menkhaus expuso que esta última del grupo era un intento de transformar los términos del conflicto en Somalia:

El ataque a Westgate es la más reciente señal de la debilidad del grupo. Era una apuesta desesperada y de alto riesgo de Shabaab para revertir sus pronósticos. Si el ataque mortal logra provocar violencia justiciera de ciudadanos kenianos o duras reacciones del gobierno contra residentes somalíes, Shabaab tiene la posibilidad de volver a moldearse como la milicia de vanguardia que protege somalíes contra enemigos externos. Desesperadamente necesita transformar el conflicto en Somalia como somalíes contra los extranjeros, como somalíes que buscan paz y un regreso a la normalidad contra un tóxico movimiento jihadí.

En Twitter, Charles Onyango Obbo (@coboo3) discrepó [en] diciendo que el ataque muestra el cambio de Al-Shabaab:

@mmnjug @QulshTM Interesante, aunque mi análisis es que Al-Shabaab se está transformando en un grupo terrorista regional, no que está declinando.

Una versión de esta perspectiva se repitió en el análisis del sitio web Somalia Newsroom, que sostiene que el ataque en Westgate era una represalia por las continuas operaciones de Kenia en Somalia [en]. Además, señalaron que la falta de un plan estratégico a largo plazo para combatir el  terrorismo por parte de Kenia puede explicar la continua potencia de Al-Shabaab:

El gobierno keniano puede encontrar más progreso en combatir la influencia de al-Shabaab y sus simpatizantes construyendo puentes entre comunidades antes que buscando chivos expiatorios, ofreciendo a comunidades desatendidas más recursos para atender a los jóvenes y las familias, y emprendiendo una seria reforma y responsabilidad para las acciones de las fuerzas de seguridad contra civiles.

Mientras el actual enfoque de Kenia hacia al-Shabaab ha tenido algunos éxitos, ha creado tensión en Somalia y dejado fallos no atendidos en casa. Antes de responder con rabia ciega al ataque en Westgate, Kenia debería meditar y responder sobriamente a las verdaderas preguntas que enfrenta en tratar de aumentar la estabilidad en casa y en el extranjero.

No hay duda de que, con el paso del tiempo, vendrán más reflexiones y análisis para pensar en los terribles acontecimientos del 21 de setiembre.

Lee también: Autor de Global Voices recuerda a amigos muertos en ataque a centro comercial de Nairobi.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.