¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Italia: Se busca funcionario de prensa. 300 euros mensuales

[Todos los enlaces llevan a sitios web en italiano a menos que se indique otra cosa.]

El distrito de Arconate en la provincia italiana de Milán, publicó en línea un aviso de trabajo para el puesto de funcionario de prensa el 12 de agosto de 2013 con vigencia hasta el 2 de setiembre (y que ya ha sido borrado del sitio web del distrito). A decir de todos, el trabajo parecía común y corriente y requería que los postulantes (a través de Ilcomizietto):

  • tuvieran al menos dos años de experiencia profesional en periodismo y/o comunicaciones
  • fueran miembros de alguna orden nacional de periodistas profesionales o independientes durante al menos dos años
  • no tuvieran relación laboral ni encargos con ninguna publicación
  • no fueran propietarios de sitios web ni blogs de carácter periodístico.

Sin embargo, para el cargo, que requería que el futuro trabajador estuviera “disponible a través del teléfono y tuviera ganas de participar en eventos y actividades en las noches y durante los feriados nacionales”, el distrito solamente ofrecía un salario bruto de 300 euros al mes.

En DIS.AMB.IGUANDO, un popular blog de sobre comunicaciones escrito por Giovanna Cosenza, profesora de Semiótica en el Departamento de Filosofía y Comunicaciones de la Universidad de Boloña, la peculiar oferta de trabajo ha provocado muchos comentarios. En el blog, los lectores coinciden con la profesora cuando dice:

So bene che la pubblica amministrazione ha pochi soldi. Ma così si straccia e svende – ancor più di quanto non sia già stracciata e svenduta – la professione giornalistica. Povera Italia.

Sé bien que la administración pública tiene poco dinero. Pero esto devalúa y vende barato la profesión periodística -aun más de cuanto ya está devaluada y se vende barato. Pobre Italia.

Entre los comentarios está el de Amalia Temperini, del blog Bricolage, que sostiene que aceptando ese pago tan bajo, los propios periodistas apoyan la explotación:

Di più me la prendo con quelle persone che accettano svilendo il loro percorso professionale. In molti, difatti, con la scusa della passione, accettano tali compromessi, non rendendosi conto che stanno recando un danno altissimo a tutti coloro che, giorno per giorno, sudano per migliorare il proprio status lavorativo, e rendere la propria vita (e quella degli altri) più civile.

Más que nada, culpo a los que aceptan estas ofertas, denigrando su carrera. Es más, muchas personas, con la excusa de la pasión por su trabajo, aceptan tales compromisos sin darse cuenta que están perjudicando a todo el que lucha a diario para mejorar su propia condición laborales y hacer su vida (y la de los otros) más civilizada.

Algunos señalan que en Italia la situación es similar en otros sectores, y otros sostienen que la oferta de trabajo del distrito vale la pena a largo plazo, comparado con la inseguridad de trabajar de manera independiente, a menudo gratis o por muy poco. Y otros más, como el usuario Pier Dario Forni, expresa ironía:

[…] se nell’edificio del comune c’é un balcone, per comunicare con i pochi cittadini del paese sarebbe sufficiente affacciarsi e parlare con un megafono.

[…] si en el edificio de la comuna hay un balcón, para comunicarse con los pocos ciudadanos que viven ahí bastaría con inclinarse y hablarles con un megáfono.

La noticia, que encaja perfectamente con actuales debates sobre empleo y desempleo juvenil, también fue mencionado en los periódicos a nivel nacional. El tuitero @mauretta respondió a un tuit del periódico La Repubblica, con un enlace a la noticia, y subrayó el hecho de que los diarios son responsables solidarios por la explotación de los periodistas jóvenes:

Un funcionario de prensa que gane 300 euros brutos al mes http://t.co/ATPxJYlNnD@repubblicait indignante, pero ¿no dicen nada de sus pasantes que ganan 0 euros?

- maura de gaetano (@ Mauretta) 29 de agosto de 2013

De otro lado, en respuesta al artículo aparecido en el diario Il Fatto Quotidiano, el usuario roby64 sugirió que tal vez sea una oferta de trabajo falsa:

Un bando del genere serve solo come “copertura” per dare una mancia a qualche parente. Si tratta, molto probabilmente, di poche ore settimanali, quindi 300 euro sono giustificati.

Ese tipo de ofertas son simplemente una cobertura para dar a algún pariente algo de dinero extra. Es muy probable que solamente trabajarán pocas horas a la semana, en cuyo caso los 300 euros están justificados.

El distrito, que originalmente trató de justificar el contenido de la oferta de trabajo, luego se defendió diciendo que había habido un error en la descripción del cargo, y reiteró que no tiene fondos disponibles para aumentar el pago. Sin embargo, alguien señaló que el alcalde de Arconate, Mario Mantovani, tiene varios cargos públicos (alcalde de Arconate, consejero para la salud, vicegobernador de la región de la Lombardía y senador) por los que recibe generosos salarios. Un lector que se hace llamar Il Conte, escribió en una carta enviada a la sala de prensa de Legnano 24 con el título “El sentido del ridículo de Mantovani”:

Lo avevamo lasciato alle prese con due poltrone. Gestire il gigante multimiliardario della sanità lombarda, restando saldamente ancorato alla cadrega del feudo, è un esercizio di valore non trascurabile. Aggiungerci uno sberleffo alla categoria dei giornalisti, per mezzo di un bando per addetto stampa, è un virtuosismo degno di un circo.

Lo dejamos para luchar con dos roles. Manejar el gigante multimillonario en euros del sector de salud de la Lombardía y quedar firmemente anclado al trono feudal, es un ejercicio de valor nada despreciable. Para agregar una burla a los periodistas profesionales, por medio de una oferta de trabajo para funcionario de prensa, es un virtuosismo digno de un circo.

En consecuencia, con el contraste entre el alcalde de este pequeño pueblo y la oferta hecha para el futuro funcionario de prensa no se puede evitar plantear el asunto de los costos de la política italiana y la llamada “casta” [en] (término comúnmente usado en Italia en referencia a los políticos y sus injustificados privilegios).

Este tema, el de la brecha entre la casta y el mundo real, une en descontento a los jóvenes, que tienen menor seguridad laboral, y los mayores, que tienen dificultades en volver al mercado laboral. Mientras por un lado se causa desazón con ofertas de trabajo como la que publicó el distrito de Arconate que, como lo ofreció un órgano de gobierno, debió haber sido más respetable, de otro lado hay grupos de ciudadanos que se niegan a rendirse.

Entre estas iniciativas está “Voglio Restare” (Quiero quedarme) que, oponiéndose al creciente problema de la “fuga de talentos” de Italia, se ha trazado el objetivo de “cambiar el país, como para no tener que cambiar el país”. Un llamado del grupo:

Politici, editorialisti, imprenditori ci dicono che precarietà e disoccupazione giovanile sono un dramma, quasi non fossero le conseguenze di scelte politiche condivise […] abbiamo bisogno di un cambiamento qui e ora, che ci permetta di restare: non vogliamo il posto di qualcun altro, vogliamo costruire il nostro. Non chiediamo privilegi, ma semplicemente le condizioni di dignità e agibilità necessarie a prendere in mano il nostro futuro e quello dell’Italia […]

Políticos, editores y empresarios nos dicen que el desempleo juvenil y la inestabilidad son una tragedia, casi como si no fueran consecuencias de elecciones políticas […]. necesitamos un cambio aquí y ahora, eso nos permitirá quedarnos: no queremos el trabajo de otra persona, queremos crear el nuestro. No pedimos privilegios, simplemente las condiciones necesarias para poder emprender nuestro futuro y el de Italia con dignidad e igualdad de derechos […].

Artículo escrito en colaboración con Gaia Resta.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.