- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

España no es muy feliz de acuerdo a nuevo estudio

Categorías: Europa Occidental, España, Migración e inmigración

España no es muy feliz, al parecer. De acuerdo con un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid [1] (uc3m) los españoles ocupan el lugar 49 de los 112 países del mundo en felicidad.

kdmskdfnwkjdEste índice de felicidad [2] (pdf) no está basado en preguntas subjetivas, sino en “preferencias valoradas”, tomando como patrón la migración, es decir, lo que la gente hace y no lo que dice. Según Juan de Dios Tena [3], profesor del departamento de Estadística de la Universidad Carlos III: “Los flujos migratorios están muy vinculados a aspectos que la psicología relaciona con la felicidad”, es decir, las personas tienden a dejar el país si no tienen las condiciones para ser felices, de la misma manera que se migra a donde se piensa que se puede ser feliz. 

Se han tomado en cuenta factores tanto económicos como no económicos de la felicidad, que son muy similares a los que pueden ser considerados como determinantes de dicha migración: la renta absoluta, los ingresos relativos, características demográficas y sociales, el desarrollo social, la relación con los demás y las características del lugar donde vivimos, además de variables como la distancia o como la frontera y el lenguaje común

Teniendo en cuenta todos estos factores y encabezado por Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda, España ocuparía el 49º puesto de los 112 que hay en el ranking, seguida de México, Irán y Costa Rica, entre otros. En último lugar encontramos países como Afganistán, Sudáfrica y China.

Tena también afirma que las corrientes migratorias no solo dependen de la posibilidad de encontrar empleo, como se suele pensar, sino que también influye la contaminación, el terrorismo o las desigualdades económicas, variables que la psicología considera como determinantes de la felicidad.

Finalmente el estudio concluye que el bienestar no se mide solo en renta per cápita y apunta a que las buenas políticas incrementan el deseo de la gente por vivir en su país, mientras que las malas son aquellas que reducen ese deseo.

Aquí algunos tuits relacionados: