¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Clérigo saudita revela razones sobre por qué las mujeres no deben conducir

«Dios no dijo que yo no podía conducir» dice este cartel publicado en la cuenta de We The Woman N7nu en flickr

«Dios no dijo que yo no podía conducir» dice este cartel publicado en la cuenta de We The Woman N7nu en flickr

En Arabia Saudita, las mujeres tienen prohibido conducir. Aunque más de 11 000 mujeres se han enfrentado a esta prohibición con una petición [ar, en], un erudito finalmente ha encontrado una explicación científica de la razón de que sea preferible que las mujeres no conduzcan. En una entrevista con el diario en línea Sabq [ar], Sheikh Saleh al-Lehaydan, asesor judicial y psicológico de la Asociación Psicológica del Golfo, reveló algunos hechos científicos inéditos sobre la reproducción [ar]:

وتابع: “إلى جانب أن المرأة إذا قادت السيارة لغير الضرورة – كما تقدم – قد يؤثر ذلك عكسياً على الناحية الفسيولوجية؛ فإن علم الطب الوظيفي الفسيولوجي قد درس هذه الناحية بأنه يؤثر تلقائياً على المبايض، ويؤثر على دفع الحوض إلى أعلى؛ لذلك نجد غالب اللاتي يقدن السيارات بشكل مستمر يأتي أطفالهن مصابين بنوع من الخلل الإكلينيكي المتفاوت لدرجات عدة”.

Añadió: «Además, el hecho de que la mujer conduzca sin necesidad puede afectar negativamente a su psicología; la fisiología funcional ha estudiado este problema y afecta espontáneamente a los ovarios, empuja la pelvis hacia arriba, por tanto encontramos que las mujeres que conducen coches continuamente tienen hijos con diversos grados de disfunciones clínicas». 

El anuncio de Sheikh Lehaydan es extraordinariamente oportuno: las activistas sauditas están haciendo campaña para que el 26 de octubre las mujeres salgan a conducir. Su advertencia, urgiendo a las mujeres a que «esperen y consideren las consecuencias negativas» de una actividad tan dañina se suma a las voces alarmadas de otros conscientes ciudadanos sauditas [ar]:

Los que llaman a la protesta de las mujeres conductoras del 26 de octubre son una tribu que ha mamado de Occidente y ha crecido y engordado bebiendo esa leche. Ahora son seguidores de Occidente e intentan americanizar nuestra sociedad

Las «manos extranjeras», una de las cantinelas favoritas en Oriente Medio cuando se trata de reconsiderar violaciones institucionalizadas de los derechos humanos, no son las únicas culpables de fomentar una peligrosa oposición a una larga prohibición:

Dios es grande, los seglares y los chiítas están juntos en las trincheras para pedir que las mujeres conduzcan. Esto prueba que este asunto está planeado y apoyado por otros países.

Eman al-Nafjan tuitea una imagen del apocalipsis que se acerca:

Algunos misóginos sauditas hicieron este afiche sobre cómo el hecho de que las mujeres conduzcan llevará al comunismo, las drogas, el liberalismo… pic.twitter.com/xjBe44oObr

(El afiche dice: «Quieren que ella conduzca para poder conducirla»)

El novedoso descubrimiento científico de Sheikh al-Lehaydan no podía pasar desapercibido. La etiqueta de Twitter #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض, que se traduce como «que conduzcan las mujeres afecta ovarios y pelvis», se hizo viral cuando muchos reaccionaron ante los conocimientos científicos de al-Lehaydan:

Qué mentalidad tenemos: la gente ha viajado al espacio y aún quieren prohibir a las mujeres que conduzcan, idiotas. #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض

Cuando la idiotez se casa con el dogma en la capilla de las tradiciones medievales, este es su hijo pródigo. #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض

En momentos como este entiendo por qué se suicida la gente. #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض

Por favor, respeten nuestra inteligencia. Si no quieren que conduzcamos, por lo menos piensen en alguna excusa razonable. #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض

Estas declaraciones no solo provocan afiladas críticas y agudos sarcasmos por parte de las mujeres:

Tras largos experimentos clínicos/psicológicos, académicos descubrieron por qué las mujeres no pueden aparcar en paralelo… ovarios. #قيادة_المرأة_تؤثر_على_المبايض_والحوض

@Saudiwoman ¿Qué es esto? He hablado con mi médico y ha dicho «¿Qué clase de ignorancia es esta? ¡Estas palabras no tienen nada que ver con la medicina, lo mires como lo mires!»

Clérigo saudí suelta basura estúpida #NotNews

El renombrado científico y firme crítico de la religión, Richard Dawkins, observó:

¿Por qué no deberían conducir las mujeres sauditas? Conducer daña sus ovarios y su pelvis. http://t.co/r1BnHWrLDC Ah, YA VEO, no es religión sino CIENCIA.

A lo que el tuitero @Seeektrooof comentó:

@RichardDawkins Así es como lo averiguaron. pic.twitter.com/rWrxPQ2FkI

Sarcasmos aparte, cuestionar la prohibición de conducir en Arabia Saudita es una batalla antigua. Ciertamente, la primera protesta contra la prohibición se produjo en noviembre de 1990 [en], cuando 47 mujeres condujeron por las calles de la capital del país, Riad. No solo las arrestaron, sino que las castigaron prohibiéndoles viajar y despidiéndolas de sus trabajos. El mes de mayo de 2011 marcó un punto de inflexión en el movimiento de protesta contra la prohibición de conducir después de que Manal al-Sharif, activista por los derechos de las mujeres sauditas, fuera arrestada por publicar un vídeo en YouTube que la mostraba conduciendo. Fue encarcelada durante más de una semana, lo que la convirtió en una heroína para muchas mujeres, tanto en Arabia Saudita como en el resto de Oriente Medio. En junio de 2011 [en], numerosas mujeres sauditas de todo el país siguieron el ejemplo de Manal al-Sharif y participaron en la campaña «Women2Drive» [en], desafiando la prohibición y conduciendo por la calle.

A decir verdad, la prohibición de conducir impuesta a las mujeres no aparece en la legislación oficial del reino. Además, el jefe de la policía religiosa de Arabia Saudita también dijo [en] que la «sharía islámica no tiene ningún texto que prohíba a las mujeres conducir», recalcando que desde su nombramiento como cabeza del Comité para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, la policía religiosa no ha perseguido ni detenido a ninguna mujer que condujera. La prohibición está, por tanto, basada enteramente en las conservadoras costumbres del país.

La movilización para anular la opresiva prohibición ha crecido desde entonces, y se han multiplicado los actos de desobediencia. Junto con la valiente postura [en] de los medios sauditas más importantes, la campaña del 26 de octubre ha obtenido un apoyo [ar, en] increíble de muchas figuras públicas importantes del país. Madeha Al-Ajroush, que condujo en 1990 y en junio de 2011, dice:

Sí, conduciré otra vez el 26 de octubre #قيادة_26اكتوبر

Utilizando la etiqueta de Twitter #أنا_رجل_مؤيد («soy un hombre que lo apoya»), los hombres también han comenzado a mostrar su respaldo públicamente:

Soy un hombre que apoya que las mujeres conduzcan el 26 de octubre.

Texto escrito en la mano: «Hombres sauditas a favor de que las mujeres conduzcan #Octubre26»

Soy un hombre que apoya que las mujeres conduzcan el 26 de octubre.

Texto escrito en el papel: «Estoy harto de trabajar como chófer para mis seis hermanas»

Como lo expresó Manal al-Sharif [en] cuando recogió el premio a la «disidencia creativa» en el Foro Libertad de Oslo, «la lluvia comienza con una sola gota». Parece que el cielo de Arabia Saudita está cubierto de nubes.

Leila Nachawati ha contribuido con este artículo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.