¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Autocensura en medios por arresto de periodista

Arctic Sunrise Enters The Kara Sea (Photo from greenpeace.org)

Arctic Sunrise entra al mar de Kara (Foto: greenpeace.org)

Aunque la piratería en el Cuerno de África [en] se ha vuelto lugar común en tiempos recientes, las aguas remotas y frígidas del mar de Barents son poco atractivas para los marineros de hoy. Sin embargo, según el gobierno de Rusia, piratería era lo que hacía la nave de Greenpeace, MY Arctic Sunrise [en], cuando fue detenida por la guardia costera rusa. El barco protestaba la nueva plataforma petrolífera del gigante estatal Gazprom. Greenpeace sostiene que las perforaciones en el Ártico representan una grave amenaza al ambiente y que Gazoprom ha fallado en desarrollar [en] medidas de seguridad apropiadas.

El 18 de septiembre de 2013, dos tripulantes del barco intentaron ocupar la plataforma y fueron detenidos por la Guardia Costera [en] rusa. Greenpeace aseguró que los guardacostas dispararon hacia la proa de la nave. Después de que el Arctic se negara a permitir acceso a los oficiales, éstos abordaron a la fuerza (Greenpeace sostiene que el barco se encontraba en aguas internacionales [en] en ese momento). La tripulación tuiteó los acontecimientos en tiempo real.

 La Guardia Costera ha dejado de comunicarse con nosotros y ya no pide abordar el Arctic Sunrise.

 ÚLTIMA HORA: Helicóptero sobre el Arctic Sunrise, descende una cuerda. Creemos que la Guardia Costera nos está abordando #SaveTheArctic [salven el Ártico].

Esto es aterrador. Golpes fuertes. Gritos en ruso. Todavía están intentando abrir la puerta. #savethearctic

La tripulación de 30 personas del barco fue arrestada y la nave remolcada hasta Murmansk. Aunque la detención del equipo fue claramente suficiente para agitar los ánimos de los ambientalistas rusos, que el reporero gráfico independiente Denis Sinyakov [ru] estuviera entre los detenidos escandalizó a periodistas y activistas de oposición (varios de los cuales conocen personalmente a Sinyakov). El reportero tiene vínculos profundos con la oposición rusa y estuvo relacionado con la filmación del más reciente video [ru] del colectivo artístico y grupo de punk Pussy Riot. La indignación creció cuando un juez de Murmansk dictaminó que el grupo permanecería detenido sin cargos [en] por dos meses, mientras los investigadores determinaran sus posibles crímenes. La piratería cuenta con una sentencia máxima de 15 años en Rusia.

La detención de Sinyakov desató protestas de los medios independientes de Rusia. El viernes 27 de septiembre, el canal satelital Dozhd censuró las fotografías de su sitio web en solidaridad con Sinyakov e infirmó que “Lenta.ru, Gazeta.ru, Ekho Moskvy, Bol’shoi Gorod, Snob.ru. Argumenty i Fakty, Russian Reporter, The New Times, Svobodnaya Pressa, Osobaya Bukva, Znak.com, Russkaya Planeta y Yopolis.ru” planeaban hacer lo mismo.

Website of independent Newspaper "Novaya Gazeta" with photos blocked out. Screenshot.

La página principal del periódico independiente “Novaya Gazeta” con las fotos en negro. Otros sitios web han seguido su ejemplo. Captura de imagen.

Más de 100 periodistas rusos firmaron una “Carta abierta en apoyo de Denis Sinyakov” [ru] en la que expresaron:

Во всем мире принцип невмешательства журналиста в происходящие события – краеугольный камень журналистской этики. Денис обладает в нашей среде безупречной репутацией – он снимал военные конфликты в Афганистане, Узбекистане, Южной Осетии. Нигде к нему не возникало претензий по поводу необъективности и принятии позиции одной из сторон.

En todo el mundo, el principio que un periodista no interfiere con acontecimientos en curso constituye el pilar fundamental de la ética periodística. Denis goza de una reputación intachable entre nosotros  [periodistas]. Ha fotografiado conflictos militares en Afganistán Uzbekistán y Ossetia del Sur. Nunca ha sido acusado de falta de objetividad ni parcialidad hacia sector alguno.

No todo el mundo estaba tan convencido de la objetividad de Sinyakov. Blogueros populares a favor del Kremlin como Stanislav Apetyan [ru] y Marina Yudenich [ru] llamaron rápidamente la atención hacia una cita de Sinyakov en una entrevista [ru] con la revista de cultura Afisha en julio de 2012. Apetyan tuiteó la cita sobreimpuesta sobre una imagen de desorden en las infames protestas de la plaza Bolotnaya:

Sinyakov quote with images of Bolotnaya protests. (Used with author's permission)

Cita de Sinyakov con imágenes de las protestas de Bolotnaya (usadas con permiso del autor)

Tengo una foto que tomé el 6 de mayo en la Plaza Bolotnaya. Un manifestante con cinta blanca está agrediendo a un miembro de la policía en la cabeza con una pieza de asfalto. No estaba fotografiando ese evento concretamente, todo estaba mezclado, había pelea. Solo cuando revelé los negativos vi -¡wow!- un policía de orden público sin casco y el joven no le estaba lanzando la pieza, le estaba golpeando repetidamente en la cabeza, como un martillo. Desde un punto de vista periodístico, esta pieza hubiera contado con cientos de reproducciones -era muy actual. Pero no la puse en mi red de medios.

Aunque los vínculos cercanos de Sinyakov a figuras de la oposición y grupos artísticos como Voina [en] y Pussy Riot no lo hacen atractivo a figuras como Apetyan, el bloguero y político Alexey Navalny [en] (quien ha pasado tiempo en prisiones rusas) vio el momento para recordar a sus seguidores cuáles son los temas más importantes en disputa:

En justicia, tengo que decir que no solo Sinyakov sino todo un equipo fue arrestado sin razón.

Este bien ser el lugar donde la Guardia Costera sobrepasó su límite. Aunque el gobierno ruso ha sido increíblemente hostil a las organizaciones no gubernamentales, el público ruso valora constantemente a la contaminación ambiental [ru] como una preocupación seria, con 25 por ciento de los rusos “muy alarmados” ante las condiciones ambientales y 49 por ciento “algo alarmados”. Las inquietudes ambientales sobre una mina de níquel en Voronezh incluso causaron protestas en 2013, indicando que hay posiblemente más simpatías por los ambientalistas en Rusia que lo que puede creer el Kremlin. De forma similar, aunque con anterioridad estados de Occidente han empleado fuerza excesiva [en] al tratar con Greenpeace, la detención de más de una docena de extranjeros pudiera convertirse en un dolor de cabeza diplomático para Rusia. Incluso el presidente Putin aseguró que los manifestantes pudieron haber quebrantado la ley, pero claramente no son piratas [en]. Hay que ver todavía si esto será suficiente para alejarlos de una prisión en el Ártico antes del próximo invierno.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.