¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hong Kong: No al comercio y artesanía con marfil

Hong Kong for Elephants (Hong Kong por los elefantes) es una coalición de personas y varias ONG, que se reunió [en] el 4 de octubre en el centro de la ciudad para pedir al Gobierno de Hong Kong que destruyera sus reservas de 25 toneladas de marfil confiscado. 

El mitin local es una acción solidaria junto a la Marcha International [en] por los Elefantes, organizada por el David Sheldrick Wildlife Trust [en], bajo la campaña iworry [en].

Lucy and Christine are acting as the spokesperson for the anti-ivory trade campaign in Hong Kong. Photo from Avaaz.org

Lucy y Christine son las portavoces de la campaña en contra del comercio con marfil en Hong Kong. Foto de Avaaz.org

El movimiento en contra del marfil se inició con la petición de Lucy Lan Skrine de 11 años y Christina Seigrist de 14 años, en Avaaz.org, a mediados de septiembre, para que se destruyera el marfil confiscado y así enviar el mensaje a los consumidores chinos de que comprar marfil es algo inmoral e injusto. Las dos niñas estudian en un colegio de Hong Kong, un puerto principal en la ruta del comercio mundial ilegal de marfil, desde África hasta China continental. En una entrevista [zh] con inmediahk.net, dijeron que aman a los animales y quieren ayudar a detener la matanza masiva de elefantes dándoles voz. Las dos niñas se convirtieron en los portavoces de Hong Kong for Elephants.

Pese a la opresión por parte del Departamento de Aduanas e Impuestos contra los contrabandistas de marfil, a través de la aplicación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ha sido difícil para las autoridades identificar y perseguir [en] a los contrabandistas. Además, el comercio nacional de accesorios de marfil está permitido tanto en Hong Kong como en China continental. Cuando consiguen pasar de contrabando el marfil en bruto ilegal a China continental a través de Hong Kong, se vende al por mayor a talladores y fabricantes, que lo convierten en productos de lujo y lo introducen en el comercio nacional mediante negocios legales y mercado negro.

Por este motivo, algunas campañas internacionales de lucha contra el comercio de marfil, como Save All Elephants, están pidiendo poner fin a la industria de tallado de marfil [en] en China. 

Activists demonstrated outside the Chinese Arts and Crafts Department Store on October 4. Photo by Mara McCaffery shared in International March for Elephants' event page.

Los activistas manifestándose frente a los almacenes de artesanía china el 4 de octubre. Foto de Mara McCaffery publicada en la página de eventos de La Marcha Internacional por los Elefantes.

China es el factor determinante en el comercio de marfil, sin embargo, manifiesta no ser responsable de la caza furtiva. Es en sus enormes fábricas de tallado donde se confeccionan todos los productos que compra la gente. El tallado es el cuello de botella del comercio. China es responsable, el marfil se talla en su terreno. Se debe hacer un llamamiento, y tú, activista, eres quien debe hacerlo, debes pedir a tu gobierno que detenga a China para que los elefantes tengan su derecho a la vida. 

Es también es un objetivo a largo plazo para Hong Kong for Elephants. El 4 de octubre, 30 activistas a favor de los derechos de los animales se reunieron en la carretera Nathan en Tsim Sha Tsui, una zona muy turística de Hong Kong. Al pasar por Chinese Arts & Crafts (artesanía china), unos famosos almacenes de productos artesanales chinos de lujo, pidieron a los consumidores chinos que dejaran de comprar productos de marfil. 

A parte de sensibilizar la opinión pública, la coalición llevará las firmas recogidas a través de una petición en línea al gobierno de Hong Kong y ha organizado una reunión con el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación para discutir su petición de destruir las reservas de marfil confiscado. Tal como explicó la coalición, destruir las reservas es sólo el comienzo, su misión es prohibir el comercio nacional de marfil:

Christine wants consumers aware that buying of ivory products is equal to killing of elephants. Photo from Hong Kong for Elephants.

Christine quiere que los clientes sepan que comprar productos de marfil es lo mismo que matar elefantes. Foto de Hong Kong for Elephants.

También queremos que el Gobierno chino prohíba el comercio nacional de marfil, cierre las tiendas que venden productos de marfil y las 37 fábricas estatales de tallado de marfil que hay en China. 

Pero primero, queremos que se firme nuestra petición al Gobierno de Hong Kong para destruir y quemar las reservas de marfil. Queremos que Hong Kong mande un mensaje al mundo entero, diciendo que el marfil no es bienvenido aquí y que no permitiremos que nuestra ciudad forme parte de este comercio cruel. Piensen en los elefantes que han muerto para crear estas 25 toneladas de colmillos. Debemos hacer todo lo posible para que su muerte no haya sido en vano…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.