¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Guinea-Bissau: Acción ciudadana contra la desconfianza

Este artículo, escrito por Silvia Arjona Martín, fue publicado originalmente en el sitio web de AECOS con el título “Aire limpio para Guinea-Bissau”, el 26 de agosto de 2013. Lee la primera parte en Global Voices: Aire limpio para Guinea-Bissau: ¿cuáles son las alternativas de futuro?

La fecha prevista para la realización de elecciones democráticas para la presidencia da Guinea Bissau, el 24 de noviembre de 2013, siempre fue vista con inseguridad y desconfianza por los ciudadanos guineanos. Pocas personas creían que las urnas realizarían su función sin impedimentos [Nota del traductor: desde la fecha de publicación original de este reportaje, el presidente de transición de Guinea-Bissau ya afirmó el 8 de octubre, que no se deberá definir una nueva fecha para las elecciones generales durante la cumbre de jefes de estado de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que se llevará a cabo este mes].

Paula Fortes, periodista afrobrasileña con raíces guineanos, se muestra con “un pie atrás” a la espera de lo que pueda pasar. No confía nada en que las cosas cambien, aunque lo desea, pero ve el futuro de su tierra muy incierto por la falta de estabilidad política que le acompaña. Quizás vivir la guerra de 1998 en la que tuvo que salir de Bissau con 14 años y una bolsa con sus enseres más personales, rápido y directa al puerto en busca del barco que la llevaría hasta Cabo Verde, no le ayuda para ver el futuro con prosperidad. Aquellos acontecimientos los recuerda con mucha tristeza, como la mayor cicatriz de su vida.

Es por ello, y por la vergüenza que aún siente cuando ve que “chatean” su país –refiriéndose al último golpe de estado- que comenzó a formar parte del Movimento Ação Cidadã (MAC), un movimiento creado tras el mismo golpe por un grupo de jóvenes indignados por tantos vaivenes políticos injustos y bajo el lema que el héroe nacional, Amílcar Cabral, predicó en su día:

pensar por nuestras propias cabezas y andar con nuestros propios pies

El objetivo era cuestionarse qué estaba pasando y cómo plantear soluciones de marea constructiva “dejando el mundo imaginario”, porque para Fortes hay que diferenciar el mundo de las ideas del mundo de las acciones. Para mostrar la importancia del activismo social como medida para lograr el cambio ella cuenta:

Una cosa es decir que estoy pensando en plantar un árbol y otra cosa es decir yo planté un árbol, es decir, puse una semilla y estoy obligada a regarla todos los días para que la planta no muera

La joven periodista también cree que el nivel de reflexión en Guinea-Bissau es “bajo” y que siempre se prefiere recurrir a la ayuda internacional para solucionar los problemas pero “nosotros y nosotras tenemos que ser protagonistas del cambio de nuestro país”, exclama con una mirada segura y alzando la voz en una de las salas de la Liga Guineense dos Direitos Humanos de Bissau, desde donde ahora trabaja.

Cambiar los nombres de algunas calles y cruces de Bissau ha sido una de las acciones reivindicativas del MAC tras el Golpe de Estado./ MAC

Cambiar los nombres de algunas calles y cruces de Bissau ha sido una de las acciones reivindicativas del MAC tras el Golpe de Estado./ MAC

A Elizabeth Myrian Fernandes, otra de las integrantes de este movimiento que suele participar en el programa de radio que emiten los domingos, también le parece estar plantando una semilla, sobre todo con los djumbais (palabra criolla utilizada para referirse a una reunión donde las personas pueden expresarse libremente y sin ningún tipo de restricción) que realizan por el interior del país con la juventud guineana. Qué es la transición política y qué esperan de la democracia es una de las preguntas claves de estos encuentros dinámicos y muy participativos cuyo objetivo es empoderar a las y los jóvenes y reflexionar de manera colectiva sobre lo que está sucediendo en Guinea-Bissau.

El último djumbai se realizó en la capital de la región de Biombo, Quinhamel, donde unas 25 personas compartieron los problemas que perciben en su localidad así como la responsabilidad que tienen ante ellos. Amadú Mbalo, de 22 años, aseguraba que el principal problema en esta región es la falta de organización social para hacer frente tanto a las dificultades como a las propias autoridades locales, por la falta de voluntad política que muestran con la comunidad. Al final del intenso día de debate y discusión estaba convencido de la importancia del djumbai porque “nos ha servido para pensar futuras acciones y unir a más jóvenes con el fin de trabajar más y mejor por nuestra región”, relataba sonriente y orgulloso de la jornada.

Un grupo de jóvenes de Quinhamel particpa en el djumbai organizado por el MAC./ S.A.

Un grupo de jóvenes de Quinhamel particpa en el djumbai organizado por el MAC./ S.A.

Este movimiento, que parte de la base de no tener ninguna organización legal, de contar con una estructura horizontal y de autofinanciar sus actividades, se plantea su rumbo más allá del fin de la transición política, aunque la decisión de cómo hacerlo aún está en el aire.

La reciente invitación para participar en la jornada internacional sobre ciudadanía activa llamada DEEP Global Conference “Building a Global Citizens Movement” [en], que se celebrará a principios de noviembre en Johannesburgo y donde compartirán su experiencia de activismo social y político, les ha servido para incrementar su fuerza, entusiasmo y ganas para seguir esta lucha. Una lucha que no siempre ha sido fácil –algunas de las personas que lo integran permanecen en el anonimato por las posibles represalias políticas que puedan tener- pero creen que debe ser constante por la bocanada de aire limpio que aportan al país y porque, con movimientos como este, se podrían alcanzar muy pronto los sueños de todo Guinea-Bissau.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.