¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siria: La cruda política de Banksy

El vídeo publicado por Banksy donde se burla del conflicto sirio, titulado “Ataque de los rebeldes con una bazuca” ha dejado a sirios y a agudos observadores del conflicto confundidos y decepcionados.

El vídeo, publicado el 6 de octubre, ya fue visto por unos 5 millones de usuarios en YouTube y ha conseguido, aproximadamente, 25.000 me gusta y 5.000 no me gusta. Para promocionar el vídeo, el anónimo grafitero británico publicó un tráiler en Instagram [en] con el siguiente comentario:

Hoy no voy a publicar ninguna imagen. No después de este chocante vídeo que ha aparecido. Vayan a banksy.co.uk para ver el vídeo completo.

El tráiler recibió 3.000 me gusta y alrededor de 300 comentarios de opiniones muy variadas.

En lo que parece ser una filmación de aficionado hecha por los rebeldes, la parodia comienza con dos rebeldes apuntando con una bazuca a un objeto en el cielo. El audio del vídeo, según informa Nader [en], se tomó del vídeo [ar] de la base aérea de Meneg, situada en la devastada ciudad siria de Alepo, que fue publicado el 23 de febrero. La voz del fondo dice “Den la vuelta, den la vuelta, den la vuelta” y otra dice “Alá es el más grande, batallón de defensa aérea del consejo militar de Alepo”. Instantes después del lanzamiento del cohete, Dumbo cae del cielo herido y con golpes. Los rebeldes ocultos entre sus ropas (los shalwar kameez) bailan, a modo de celebración, alrededor y encima del personaje de dibujos animados ya muerto. En ese momento, un niño vestido de forma similar entra en escena, mira a Dumbo y le da una patada al rebelde de la bazuca. En todo el vídeo, se escucha a los rebeldes gritando el infame Takbir, un coro que los islamistas usan con frecuencia durante las protestas y que los musulmanes moderados usan para alabar a Alá: “Allahu Akbar” que significa “Dios es el más grande”.

Mientras el video dejó a muchos pensando [en] sobre el significado de “Allahu Akbar”, también encontró críticos análisis de las ideas de izquierda de Banksy. Max Fisher, de The Washington Post, escribió sobre la extraña naturaleza política del trabajo [en]:

A diferencia de su trabajo en la Ribera Occidental, no está tratando realmente con el conflicto o sus efectos más importantes, incluso si se mira desde una sola perspectiva ideológica. No se acerca a lo verdaderamente importante, sino que, más bien, se centra en uno de los pocos aspectos que los movimientos de izquierda, tanto europeos como árabes, han tratado con comodidad, mientras que se olvida del resto. Con esto, naturalmente, no quiero decir que el vídeo sea malo o esté mal como arte político.

De forma similar, el bloguero sirio Darthnader observa [en] el trabajo a través de los ojos de Edward Said y añade que tanto las imágenes como el contexto son ofensivos. Además, pregunta:

¿Exactamente cuál es el mensaje? ¿Que los aviones del régimen son comparables a elefantes voladores? ¿Qué los rebeldes sirios son un grupo de payasos que intentan matar hasta la criatura más inocente?

El usuario de Twitter MadeInNablus extendía su opinión:

Completamente desconcertado por el vídeo de Siria de Banksy. Para mí, tiene un aire oriental… rebeldes salvajes que gritan allahu-akbar, etc.

Algunos incluso cuestionaron el objetivo del vídeo, por lo que se concluyó, como sostiene el escritor satírico libanés Karl Sharro [en] en PRI, que Banksy trató un tema “que no termina de entender lo suficiente”. Asimismo, Paul Woodward de War in Context también comentaba que [en] el vídeo estaba vacío de contenido:

La última proeza de Banksy es solo eso: una proeza que busca la atención y que se debe básicamente al deseo de no pasar desapercibido. Es el grito de una persona que no tiene nada que decir, pero que quiere que le escuchen, y no un brillante trabajo sobre política.

Otras personas creyeron que Banksy apoyaba a El-Assad y, por ello, lo criticaron por burlarse de un movimiento de resistencia que empezó pintando grafitis por la libertad. Por su parte, Rana Kabbani tuiteó:

Banksy apoya a El-Assad. Se olvida que la revolución siria empezó con pintadas de grafiti y que a los jóvenes, como castigo, les arrancaron las uñas. 

Mientras que algunos le quitaban importancia al vídeo, otros recalcaron que únicamente fue objeto de atención debido a la fama internacional que ha ido ganando Banksy con el paso de los años. Sin embargo, muchos otros, especialmente los sirios, no mostraban atención por el vídeo como se puede observar en el tuit de Donatella:

El vídeo de Banksy: le encanta a todos mis amigos (que no son de Siria), mis amigos sirios no lo han visto ni quieren verlo.


Fuente de la imagen de miniatura [en]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.