¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China fortalece armada de propagandistas digitales pagados

An icon of internet police in China to remind netizens to avoid unlawful behavior online. Photo from flickr user Harald Groven. CC BY-SA.

Un ícono de la policía digital china que recuerda a los internautas evitar comportamientos ilegales en línea. Foto del usuario de Flickr Harald Groven. CC BY-SA.

Por más de una década, el gobierno chino y el Partido Comunista han reclutado a internautas para la publicación de comentarios a su favor en línea, con el fin de manipular a la opinión pública. Pero la naturaleza irregular del trabajo del llamado 50 Cent Party (Partido de los 50 Centavos), seudónimo que se refiere al pago promedio por comentario para los internautas empleados, ha hecho difícil que el partido tome ventajas en la discusión digital.

Juzgando por temas destacados en las redes sociales chinas durante los últimos años, como el escándalo de la Cruz Roja china [en] (2011-2013), el choque de tren en Wenzhou [en] (2011), y el caso judicial de la defensa propia de Xia Junfeng [en] (2009-2013), aquellos líderes de opinión pública conocidos como los “Big Vs” (propietarios de cuentas verificadas) y los comentaristas pagados comercialmente, conocidos como la Online Navy (Armada Digital) son más potentes a la hora de la influencia digital.

Pero ahora China extiende su juego.

En la más reciente fase de la lucha ideológica, tanto los Big Vs como la Armada Digital se han convertido en objetos de censura y represión. Nuevos lineamientos judiciales publicados a principios de septiembre penan a servicios de depuración comercial de mensajes, calificándolos como una forma de chantaje.

Mientras tanto, el gobierno chino está construyendo un Partido de los 50 Centavos más profesional, así como una Armada Digital más manejable, al dar a los comentaristas digitales más profesionalismo vía un sistema de licencias. En setiembre de 2013, el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social ratificó al “analista de opinión en Internet” como un trabajo legítimo y lo registró ante el Centro de Instrucción Técnica para el Empleo en China [zh], una institución “responsable de otorgar orientaciones técnicas para el empleo y entrenamiento vocacional en todo el país”. Este reconocimiento oficial significa que las autoridades pueden abrir nuevas vacantes para “analistas de opinión en internet” con su presupuesto regular en vez de buscar fondos adicionales para emplear comentaristas independientes. 

Las noticias han indignado a los internautas chinos, a quienes les molesta que su dinero de impuestos sea oficialmente destinado para emplear a personas que los censurarán. He Qinglian, un importante comentarista en línea, explicó a Voice of America (via International Business Times) [en]:

Estos trabajos son financiados con impuestos, pero su efecto va en contra del contribuyente. La diferencia entre esta y otras industrias de la sociedad es que su propósito es fortalecer al control político. La especialidad de esta industria es consumir el capital social, sin crear valor adicional.

163.com entrevistó [zh] a un experto de una institución dedicada al análisis de opinión digital, quien afirmó que el salario mensual promedio de un analista junior es de 6,000 a 8,000 yuan, equivalentes a 1,000-1,200 dólares estadounidenses.

Según el Beijing Morning Post [zh], hay alrededor de dos millones de personas empleadas en labores como la recolección, gerencia y análiss de opinión pública en la esfera digital para los encargados de decisiones en el departamento de propaganda, así como en los portales web de los sectores comerciales. Para obtener una licencia profesional, deben tomar ocho cursos, incluyendo análisis de la opinión pública, crítica, manejo de crisis y respuestas.

El analista de opinión digital también usa software de espionaje para supervisar las opiniones basadas en palabras clave para sus clientes. Hay diferentes niveles de precios para el software, desde 50,000 a tres millones de yuan (9,000 to 500,000 dólares estadounidenses), así como niveles de funcionalidad -algunos programas pueden detectar datos de sitios web extranjeros y analizar sus resultados. Analistas de opinión trabajando para el gobierno y el Partido Comunista también pueden borrar textos con la ayuda del software de espionaje.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.