¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

GV Face: El Pakistán de Malala

Malala, la joven de dieciséis años que sobrevivió a la bala del grupo Talibán y fue nominada al Premio Nobel de la Paz, está siendo celebrada por su compasión y coraje en todo el mundo. Sin embargo, continúa generando polémica en su país de origen, Pakistán. 

En el episodio de esta semana del GV Face, hablamos sobre por qué el país de Malala se siente en conflicto con ella. También observamos el papel que los medios sociales representan para la fama de Malala y la difusión de propaganda negativa contra ella. La activista, bloguera y autora del GV Pakistán, Sana Saleem (@sanasaleem) [en] se une a nosotros desde Karachi. Por su parte, Irfan Ashraf desde Illinois, EEUU; un reportero paquistaní que coprodujo la película del New York Times, ‘Class Dismissed’ (La Clase Rechazada), el primer documental sobre Malala hecho para un público internacional en 2009. 

Soy Subeditora en Global Voices, además de periodista paquistaní (@saharhghazi [en]) y presento el Hangout. Cuando le pregunté a Sana si la población paquistaní odia realmente a Malala, ella me dijo [01:00 – 02:50]:

No creo que el odio sea hacia Malala por ser una chica joven o mujer, o Malala misma, el odio es hacia el alcance occidental de los problema en Pakistán, un alcance concreto y selectivo tanto si es la Política Exterior Occidental o el orden del día de Occidente. Por lo que el odio, y hay francamente mucho odio cruel, está dirigido injustamente hacia Malala, pero es básicamente por algo o alguien que consigue ser el centro de atención en los medios occidentales y concretamente si esa persona está en primer plano sobre la violación de los derechos humanos; hay este tipo de resentimiento de que estás sacando a relucir los trapos sucios en público […]. 

En el caso de Malala, tiene suerte ya que el gobierno al menos, o las personalidades públicas, se han mostrado abiertamente a favor de ella. Pero por desgracia, gran parte del odio que se supone va dirigido al alcance selectivo occidental o que supuestamente critica la manera en que nos perciben o la cobertura condescendiente de determinados temas, se está dirigiendo hacia Malala. 

 Durante la conversación, Irfan dice [17:00 – 18:30]:

No debemos considerar este asunto de forma binaria, como Oeste o Este, o que Malala ha sido secuestrada por los medios occidentales. En nuestra área tenemos un gran problema con la “masculinidad”; una cultura de hombres que está siendo intensificada por la militarización en nuestra región, como resultado, cada vez que una voz femenina se eleva, incluso por el bien de la educación, está catalogada como occidental o como demasiado liberal, y es proyectada de tal manera que no es vista como un ser humano básico (con necesidades básicas), sino más bien como conspiración. Por lo que en lugar de Este u Oeste, creo que deberíamos también considerar nuestra propia cultura, tan masculina […], tan solo hemos hecho de la mujer el epicentro de confrontación entre las dos culturas. Creo que este es el punto culminante para las mujeres también, elevar el asunto de Malala como signo de libertad, como signo de liberación de una cultura androcéntrica que ellos han ido cultivando, alimentando y adoctrinando – este es un buen momento para ellas. 

En este capítulo, Irfan también habla más sobre la ciudad de origen de Malala, Swat, un lugar al que ella llama ‘paraíso terrenal’. Los talibanes fueron expulsados del Valle por el servicio militar paquistaní en 2009, pero la región todavía lucha por educar a sus jóvenes, después que cientos de escuelas fueran reducidas a escombros por los talibanes. 

He aquí una versión de audio del Hangout en Soundcloud:

También respondemos preguntas del público durante el hangout. Más detalles en nuestra página del evento [en].

Lee nuestra cobertura completa de Malala aquí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.