¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tras atentado suicida, los rusos cuestionan su seguridad

Volgograd bus explosion caught by a windshield mounted camera. YouTube screenshot.

Explosión del bus en Volgogrado, captada por una cámara instalada en un parabrisas. Captura de pantalla de YouTube.

Una explosión a bordo de un bus de Volgogrado (antes Stalingrado) causó revuelo en la blogósfera de Rusia el lunes 21 de octubre. Informes iniciales [ru] afirmaron que el bus explotó debido a un motor a gas natural defectuoso, y que al menos seis personas [ru] había muerto. Sin embargo, a los pocos minutos, los cibernautas empezaron a especular [en] que la explosión era el resultado de un acto terrorista.

Algunos usuarios de Twitter pidieron fotos [ru] del bus estropeado, y el popular tabloide LifeNews ofreció [ru] una recompensa de 50,000 rublos por un video (ciertamente, debido al uso común de cámaras instaladas en autos, el video de la explosión apareció pronto [ru], pero no en LifeNews). Mientras tanto, fotos diversas fueron dadas a conocer en diferentes estaciones de noticias de televisión y en portales en línea de noticias, sin fuentes ni citaciones claras. Es más, algunas publicaciones usaron fotografías de otros buses quemados o estropeados para ilustrar la noticia –ejemplos que el usuario ljfun de LiveJournal escogió y reunió en un post [ru]:

К примеру, Волгоградский ресурс «Всё для вас» распространил новость с фотографией […] автобус[а] взорванн[ого] в Израиле в 2002 году палестинскими террористами. […] Еще один волгоградский сайт опубликовал фото взорванного автобуса в Бургасе (Болгария)

Por ejemplo, el medio “All for you” de Volgogrado difundió la noticia con una fotografía de un bus que explotó en Israel en 2002 a causas de terroristas palestinos. […] Otro sitio web de Volgogrado publicó la foto de un bus que explotó en Burgas (Bulgaria).

Parte de la confusión fue creada por usuarios de Twitter como Vladimir Zolin, que sostuvo ser testigo pero parecía estar tuiteando incontrolablemente información inexacta:

[…] Manejaba cinco o seis carros detrás del bus. ¡¡Durante la explosión, cuerpos carbonizados fueron arrojados por todo el camino!!..

Dos horas después de la explosión, la Comisión Investigadora de Rusia emitió un comunicado [ru] declarándolo un acto de terror. Aunque la Comisión ofreció pocos datos más allá de esto, el anuncio abrió las compuertas de la especulación. Vladimir Varfolomeyev de Echo Moskvy tuiteó, haciendo referencia a acontecimientos recientes de violencia étnica contra migrantes musulmanes en el distrito Biruylyovo de Moscú:

Sería muy malo que la explosión de Volgogrado resultara tener relación con problemas nationalistas o de migrantes. Dios no lo permita.

Una hora más tarde, surgió información según la cual el atentado lo llevó a cabo una mujer que usaba una hijab. Supuestamente, era Naida Asiyalova, una joven musulmana casada con un hombre de etnia rusa convertido al Islam, que se convirtió en terrorista operando en Daguestán. Aparentemente, Asiyalova estaba con una enfermedad terminal– hace dos años, sus amigos emprendieron una colecta [ru] en la red social VKontakte, afirmando que necesitaba una cirugía de reemplazo de mandíbula.

Los nacionalistas rusos fueron rápidos, como siempre, en hacer ver que Asiyalova es del Norte del Cáucaso. El publicista nacionalista Egor Holmogorov, por ejemplo, se burló de la antigua frase que dice “el crimen no tiene nacionalidad”:

Por supuesto que el bombardero suicida de Volgogrado no tiene nacionalidad. Desde luego, era alguien de Chuvasia entrenado en campos terroristas irlandeses.

Algunos, como el bloguero Yuri Pronkou, ve [ru] que la respuesta a esos actos de terror es darle al aparato de seguridad de Rusia más libertad de la que ya tiene:

Еще раз о моей позиции по работе спецслужб: в стране должна быть система противовесов, которая позволит (с санкции суда) спецслужбам производить прослушку, прочитку и т.д. подозреваемых лиц. 

De nuevo, acerca de mi posición sobre los servicios especiales: Rusia debería tener un sistema de frenos y contrapesos que permitiría (con aprobación de la corte) que los servicios especiales intervinieran, dieran seguimiento electrónico, etc a los sospechosos.

En el mismo artículo, Pronkou preguntó a sus lectores si estarían de acuerdo en intervenir el teléfono si supieran que eso los haría estar más seguros. Solamente diez por ciento respondió positivamente.

El resto siente que Putin y el aparato de seguridad de Rusia no han logrado mantener sus promesas de seguridad personal. Por ejemplo, el bloguero irlandets01 escribió [ru]:

 Заплатив за безопасность свободой мы купили явно бракованный и тухлый товар.

Hemos pagado por la seguridad con nuestra libertad, y claramente hemos adquirido bienes defectuosos y malogrados.

Muchos rusos se dan cuenta de que Putin no los puede proteger de los continuos actos de terror. Pero con los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi a casi tres meses, puede ser que los servicios de seguridad de Rusia tampoco puedan proteger a los visitantes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.