¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los 20 años de paz de Mozambique están en grave riesgo

Morning mist in Gorongosa. Photo by Bart Wursten on Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Bruma matutina en Gorongosa. Foto de Bart Wursten en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

El lunes 21 de octubre las fuerzas armadas mozambiqueñas lanzaron una incursión contra la base donde desde hace un año se encuentra el líder de oposición y antiguo líder de la guerrilla Afonso Dhlakama en Gorongosa, en el centro del país. Luego de una serie de incursiones atribuidas al movimiento rebelde Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo) contra las fuerzas de seguridad, algunas incluso en la carretera nacional, y una serie de negociaciones fallidas en Maputo, la capital del país, entre Renamo y el gobierno, las fuerzas armadas mozambiqueñas habían rodeado la base de Renamo en las últimas semanas.

Luego del ataque del lunes 21, un portavoz de Renamo declaró que se trataba de un intento de asesinato contra Dhlakama y suponía el final de un acuerdo de paz de 20 años, suscrito en 1992 en Roma [en]. Renamo anunció que Dhlakama había huido a la selva y se informó que había dicho que “no podía controlar” la respuesta de sus partidarios sobre el ataque del gobierno.

Renamo y el estado de Mozambique (encabezado desde la independencia por el partido de gobierno Frelimo) lucharon por el país durante un sangriento periodo de guerra civil, avivado por la política de la Guerra Fría y prolongadas rivalidades. Cuando Renamo regresó de la selva, estuvo de acuerdo en convertirse en partido de oposición como parte de una democracia “multipartidaria”. El grupo nunca tuvo una relación armoniosa con el gobierno, trató de hacer problemas en algunas elecciones, pero siguió en el Parlamento desempeñándose como el principal partido de oposición de Mozambique.

Un importante contexto del creciente conflicto de este año son las próximas elecciones municipales (que Renamo estaba boicoteando) y el continuo descubrimiento de grandes depósitos de hidrocarbono en la costa del Océano Índico de Mozambique (ver nuestra cobertura).

Rápidamente llegaron los comentarios sobre el aumento de las hostilidades, gran parte de ellos de una generación que creció después de la sangrienta guerra civil del país. En Twitter, muchos se unieron al coro que decía “no” a la guerra.

NO a los “antiguos combatientes” en el “poder” #NÃO [no].

No queremos guerra aquí.

Recen por mi país #Mozambique. Quien quiera guerra, que mejor sepa que le DECIMOS NO a la guerra. #Peace [paz] #Hope [esperanza]

Los comentaristas en el muro de Facebook del periódico @Verdade anotaron que son las personas comunes y corrientes quienes pagan el precio de los conflictos, o “llevan la peor parte” [pt] mientras los líderes parecen “muy relajados” [pt].

Varios jóvenes se refirieron en broma a Dhlakama como un “Bin Laden” [en].

La cuenta de Twitter de Afonso Dhlakama, aún no confirmada y aparentemente falsa, tuiteó “Estoy vivo y en un lugar seguro” [pt], lo que provocó una serie de respuestas sarcásticas e irrespetuosas.

El bloguero de larga data en Mozambique JPT, escribió [pt]:

Olho o telefone, deixado em silêncio, e está cheio de mensagens, alarmadas, o temor da escalada… E a paz, esse bem supremo, está em perigo

Miro mi teléfono, que está en silencio, y está lleno de mensajes, alarmado, con miedo de una incursión… Y la paz, ese bien supremo, está en riesgo.

Muchos están extremadamente preocupados por la incertidumbre que se viene. Fransisco Moises comentó en el blog Moçambique para Todos [pt].

Pelos vistos, o acordo de Roma morreu. Tudo é agora possivel. Tomar e quebrar uma base nao é ganhar a guerra. Os que se encontram nas matas poderao agora lançar a guerrilha, principalmente sem o controlo do Dhlakama que era impedimento para muitos homens que queriam actuar.

Por lo visto, el acuerdo de Roma ha muerto. Ahora todo es posible. Tomar y arrasar una base no es ganar la guerra. Los que están en la selva pueden lanzar ataques de guerrilla, principalmente sin el control de Dhlakama que era un impedimento para muchos hombres que querían actuar.

No todos fueron tan críticos del ataque del gobierno. El comentarista Antonio Vasco escribió en el blog Moçambique para Todos [pt]:

Era a hora!
Bases militares ou pro-militares da Renamo em Moçambique?
Mas,a Renamo nao é ela um Partido Politico?
Se o desaparecimento do Lider da Renamo for permanente,talvez,talvez a Renamo como Partido Politico poderá ela transformar-se num verdadeiro partido politco.
Boa Noticia! Se for necessario,que as forças de Seguarança e militares de Moçambicanas que destruam todas palhotas dessa base.Boa,boa e boa noticia!

¡Ya era hora!

¿Bases militares o promilitares de Renamo en Mozambique? Pero, ¿Renamo no es un partido político? Si la desaparición del líder de Renamo fuera permanente, tal vez, tal vez Renamo como partido político podría transformarse en un verdadero partido político.

¡Buena noticia! De ser necesario, las fuerzas armadas deberían destruir todos los refugios de esa base. ¡Buena, buena y buena noticia!

Por su parte, el presidente Armando Guebuza lleva a cabo su gira “Presidencia abierta”, curiosamente en la misma provincia de los ataques y en vísperas de las elecciones municipales programadas para el 20 de noviembre.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.