¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Abogados piden destitución de la Presidenta del Tribunal Supremo de Zambia

Se fijaron frentes de batalla entre la Asociación de Abogados de Zambia [en] (LAZ, por sus siglas en inglés), un organismo oficial que regula a los profesionales del derecho, y el gobierno del presidente Michael Sata, sobre el continuo mandato de la presidenta interina del Tribunal Supremo, Lombe Chibesakunda, que en circunstancias normales estaría haciendo historia como la primera mujer jefa de la judicatura en la historia del país.

La jueza Chibesakunda, de 69 años, fue designada para asumir el puesto cuando el anterior presidente del Tribunal Supremo, Ernest Sakala, renunció a principios de 2012, porque había superado la edad de jubilación de 65 años y había sido él mismo demandado por un abogado [en] por razones de edad.

El presidente Sata presentó su nombre para ratificación por la comisión parlamentaria especial, pero fue rechazada [en]. Sin embargo, ella continuó ocupando el cargo, para gran disgusto de los ciudadanos, la sociedad civil y la propia LAZ.

Un imperturbable ministro de justicia, Wynter Kabimba, que también es secretario general del gobernante Frente Patriótico, culpó a la comisión especial [en] por no haber presentado un informe al pleno de la Cámara de 158 miembros, sabiendo perfectamente que el partido gobernante tenía una pequeña mayoría para la posible ratificación de la jueza Chibesakunda si el asunto se llevase a votación.

En su petición al Tribunal Superior, presentada tras la marcha en protesta por miembros de LAZ desde su sede, a unos dos km de distancia, hasta el Tribunal Superior, LAZ sostiene [en]:

[…] Lombe Chibesakunda, en el momento de su nombramiento, había alcanzado la edad de jubilación como jueza del Tribunal Supremo; el presidente Sata sólo podía extender su contrato como jueza del Tribunal Supremo, nada superior a eso.

La segunda razón, LAZ sostiene que incluso si Sata había renovado el contrato de Chibesakunda, estaba contratada ilegalmente porque la ley dice que el contrato de un juez sólo puede ser renovado una vez.

LAZ sostiene que el ex presidente Rupiah Banda renovó el contrato de Chibesakunda en 2009 hasta mayo de 2012, por lo que no era necesario que el presidente Sata renovase su contrato, por segunda vez.

LAZ dio al gobierno y la presidenta del Tribunal Supremo un ultimátum de un mes [en] para que abandonase el cargo, de lo contrario emprenderían acciones legales. Mientras tanto, el presidente Sata, en la toma de posesión de tribunales para investigar la conducta de dos jueces del Tribunal Superior, afirmó que criminales en la judicatura [en] estaban dificultando el trabajo de la jueza Chibesakunda.

El bloguero Munshya wa Munshya, que ha estado siguiendo muy de cerca la saga de la jueza Chibesakunda, escribió [en] en uno de los artículos de su blog:

En el caso de la jueza Chibesakunda, ella no ha sido ratificada por el parlamento y, sólo por esa razón, ella debe abstenerse de seguir ejerciendo las funciones de su cargo. De hecho, el propio proceso de ratificación impone sobre nuestro sistema procedimientos específicos que deben cumplirse antes de poder asumir el papel de presidente de tribunal.

El diputado Vincent Mwale, del opositor Movimiento para la Democracia Multipartidaria (MMD, por sus siglas en inglés), escribiendo en el sitio web de medios ciudadanos Zambia Reports, afirmó [en]:

He participado en la ratificación de muchos jueces, comisionados, así como muchos otros titulares de la oficina constitucional; en el proceso de estas ratificaciones otros han sido rechazados, pero nunca en mis tiempos como diputado se han discutido en el Parlamento los nombres de los rechazados […] Por lo tanto, parece extraño que el Excmo Sr Kabimba espere que un informe de la Comisión Especial sobre una candidata que ha sido rechazada sea sometido a debate en el Parlamento.

Añadió:

He sido diputado durante 7 años y, durante todo el tiempo que he sido diputado, el Parlamento nunca ha debatido los candidatos rechazados por la Comisión Especial. Anteriores presidentes, así como el presidente Sata, siempre han retirado los nombres de los candidatos rechazados por las comisiones parlamentarias especiales.

Abundan las acusaciones sobre por qué el presidente quiere que la jueza Chibesakunda, que es pariente del presidente Sata, emita juicios sobre casos relacionados con los resultados electorales a favor del partido en el poder. Un bloguero, informando sobre declaraciones del presidente del grupo opositor MMD, Nevers Mumba, escribió [en]:

Mumba recientemente hizo una flagrante acusación que Chibesakunda insiste en permanecer como presidenta del tribunal con el fin de influir en el recurso de apelación a los resultados de las elecciones parlamentarias en el Tribunal Supremo, presentado por algunos candidatos a diputados no electos del Frente Patriótico.

La nación estará esperando la resolución del caso con ansiedad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.