¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La ley de amnistía de Tailandia causa revuelo

Bangkok protest against the Amnesty Bill. Photo by George Henton, Copyright @Demotix (8/7/2013)

Protesta en Bangkok contra la Ley de Amnistía. Fotografía de George Henton, Copyright @Demotix (8/7/2013)

Se supone que la Ley de Amnistía [th] tailandesa tiene por objeto reconciliar al país, pero los que se oponen a esta medida amenazan [en] con intensificar los conflictos políticos.

En un principio, la nueva ley ofrecía [en] una amnistía general a todo aquel que hubiese cometido delitos políticos a partir de 2006. La amnistía estaba especialmente dedicada a ciudadanos de a pie (y no a líderes) que habían tomado parte en mítines y manifestaciones políticas.

Sin embargo, una versión modificada aumentó [en] el alcance de la medida. Los críticos advirtieron que los políticos, oficiales del ejército y altos cargos de la policía que habían sido acusados de corrupción y violación de derechos humanos también recibirían la amnistía. Especialmente, la oposición declaró que la ley será una vía para “limpiar” [en] todos los delitos del antiguo primer ministro Thaksin Shinawatra, que abandonó el país después que un tribunal regional le declarase culpable de saquear las arcas públicas.

Thaksin fue depuesto en un golpe de Estado en 2006. Yingluck Shinawatra, su hija menor, es la primer ministro de Tailanda en la actualidad. Según comentan los críticos del régimen, la ley hará posible la vuelta al país del antiguo líder y, además, podrá recuperar su patrimonio, que fue embargado por el gobierno.

Resulta interesante que los simpatizantes del gobierno, los denominados Camisas Rojas, también muestran su rechazo con respecto a la Ley de Amnistía. De hecho, este colectivo se siente “traicionado” debido a que la nueva ley también perdonará al antiguo primer ministro Abhisit Vejjajiva (actual líder de la oposición) a quien se le acusa de haber ordenado la violenta actuación para disipar [en] las protestas contra el gobierno en 2010, donde murieron casi cien Camisas Rojas.

En resumen, la ley está recibiendo críticas tanto por parte de los grupos de oposición como por los simpatizantes del gobierno.

El Bangkok Pundit describía las disposiciones de la medida como demasiado amplias [en]:

[…] Es demasiado amplia y podría hacer referencia a muchos tipos diferentes de delitos. Es imposible aclararlo todo a la perfección, pero se deberían incluir los delitos que correspondan y, también, excluir ciertos delitos. Esto haría que todo fuese mucho más claro a la hora de saber quién está incluido y quién no.

Según Anuthee Dejthevaporn, la nueva ley traerá consigo consecuencias políticas [en] graves:

Si la “Amnistía para todos” se aprueba, habrá que considerar las consecuencias que acarreará. ¿Qué dirán nuestros hijos si en el futuro los matan también en un conflicto político y tienen que luchar por conseguir justicia desde cero? ¿Qué dirán cuando se den cuenta que nosotros, sus padres, pudimos, pero no lo hicimos, haber conseguido grandes cosas para crear una justicia de verdad en este país para ellos?

The Nation, el periódico más importante de Tailandia, explicaba por qué la nueva ley crea divisiones [en]:

Tailandia ya tiene demasiados problemas como para añadirle el peso de la nueva ley que solo ayudará a empeorar las divisiones nacionales.

¿Cómo se explica que el gobierno defiende un plan de reconciliación que amenaza con destrozar el país? La respuesta es simple: las reformas legislativas del gobierno no pretenden rectificar el origen de la causa del conflicto en Tailandia, sino empeorarlo.

Los usuarios de Twitter respondieron destacando las partes más controvertidas de la nueva ley:

¿La Ley de Amnistía ayudará a la reconciliación? Ni de lejos. Hasta los simpatizantes del gobierno tienen una opinión diferente.

La cámara ha aprobado la segunda versión modificada de la Ley de Amnistía, lo que podría suponer la vuelta de Thaksin y que recupere el dinero.

Si se aprueba esta falsa Ley de Amnistía, el partido Pheu Thai convertirá a Tailandia en un país de parias que no respecta ni la justicia ni los derechos humanos.

Carta del Ministro de Interior donde ordena a las provincias que coloquen señales en apoyo de la Amnistía.

Después de un debate de 19 horas, el parlamento aprobó la ley el 1 de noviembre. Como era de esperar, la oposición abandonó la sesión. El senado [en] abordará la medida la semana que viene.

Inmediatamente después, se organizó una manifestación [en] a la que asistieron 10.000 [en] personas. Irónicamente, el ayuntamiento de Bangkok se volcó para ayudar a los manifestantes y les ofreció baños portátiles [en] y mejor iluminación para el acto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.