¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Culpan a policía tunecina de torturar a joven hasta matarlo

Walid Denguir

Walid Denguir

El 1 de noviembre 2013, el joven tunecino Walid Denguir, de 34 años, fue perseguido y arrestado por la policía antes de ser conducido al cuartel de policía de Sidi Bachir en Túnez la capital.

Aproximadamente una hora más tarde Faouzia, su madre, recibió un llamado telefónico del cuartel de policía diciéndole que su hijo había muerto de un ataque al corazón.

En el hospital Charles Nicole en Túnez su madre y familiares notaron lesiones en la cabeza y contusiones en el cuerpo sin vida de Denguir. Varias fotos [atención: muy gráficas: aquí, aquí y aquí] del cuerpo de Denguir, antes de ser sepultado el 3 de noviembre 2013, muestran también signos de tortura y maltrato.

“Su boca y nariz estaban ensangrentadas, toqué su frente y sentí como si el cráneo estuviera roto porque había una grieta entre la frente y la parte superior del cráneo”, dijo la afligida madre de Denguir a Human Rights Watch.

El periodista Tom Stevenson confirma:

La policía en #Tunisia [Túnez] parece haber hundido el cráneo de Walid Denguir que fue arrestado y murió en custodia el 1 de noviembre 2013.

El funeral de Denguir atrajo multitudes enfurecidas:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=GiFGF7Unn6o

En una declaración emitida el 3 de noviembre 2013, el Ministerio del Interior admitió el ‘uso de una fuerza excesiva’ y dijo que se abrió una investigación para ‘identificar las razones tras la muerte de Denguir’. El Ministerio agregó que Denguir era buscado por las autoridades ‘por delitos relacionados con drogas’ y por ‘formar bandas criminales’.

Se realizó una autopsia en el cuerpo de Walid pero los resultados aún no han sido entregados. Para Ghazi Mrabet, uno de los abogados que representa la familia de Denguir el atraso es ‘injustificable’ [fr]:

Rien au monde ne peut justifier tout ce retard pour que le médecin légiste remette la rapport d'autopsie de Walid Denguir. Quelques petites heures auraient suffit au service d'autopsie de l’hôpital Charles Nicole de mettre la lumière sur les raisons exactes de sa mort. Ce jeune citoyen tunisien est peut être un multirécidiviste ou un malfrat mais rien n'explique cette torture, ce crime organisé… Alors et avant qu'il ne soit trop tard , demandons l'arrestation des policiers qui ont interpellé ou interrogé Walid , n'attendons pas je ne sais quelle enquête administrative interne et arrêtons ces présumés coupables sachant qu'un rapport d'autopsie ne détermine pas les responsables d'une mort mais révèle tout simplement ses raisons . STOP TORTURE !!!!!!

Nada en el mundo puede justificar el atraso para que el médico legista entregue el informe de autopsia de Walid Denguir. Pocas horas habrían sido suficientes al servicio de autopsia del hospital Charles Nicole para definir las razones exactas de su muerte. Este joven ciudadano tunecino es quizás un delincuente reincidente o un criminal pero nada explica esta tortura, este crimen organizado… Por eso, y antes de que sea demasiado tarde, pedimos el arresto de los policías que interpelaron o interrogaron a Walid, no esperemos alguna encuesta administrativa interna y arrestemos estos culpables presuntos sabiendo que un informe de autopsia no determina los responsables de una muerte pero revela simplemente sus razones. ¡¡¡¡ALTO A LA TORTURA!!!!

El 6 de noviembre 2013, el periódico Al-chourouk informó que los primeros resultados de la autopsia han revelado que Denguir murió por un ataque al corazón después de haber tomado una sobredosis de canabis. Para los tuiteros tunecinos estas acusaciones son ridículas y difíciles de creer.

¿Una sobredosis de cannabis? No, esto es una burla. Esta es la respuesta de nuestro gobierno para ocultar la tortura de Walid Denguir.

La muerte de Walid Denguir sería resultado de una sobredosis. ¿De qué? ¿Canabis? Una primicia mundial.

Escribiendo para el blog colectivo Nawaat, Henda Hendoud recuerda a los lectores lo sucedido a Anis Omrani y Abderraouf Khammassi, quienes murieron en los últimos dos años después de haber sido torturados por la policía [fr]:

En effet, quand il s’agit de torture et surtout de meurtres, les médecins légistes, les magistrats et procureurs de république deviennent moins pertinents et beaucoup plus opaques dans leur traitement. Nous l’avons vu, lors de plusieurs affaires, comme le cas d’Anis Omrani, mort le 15 août 2011, au centre ville de Tunis, lors d’une confrontation entre des manifestants et la police.

Le Ministère de l’Intérieur avait déclaré que le jeune homme s’est suicidé en se jetant du balcon d’un appartement qu’il n’a jamais habité. Alors que des vidéos ont montré un policier en train de lui tirer dessus. Un autre cas similaire est celui d’Abderraouf Khamassi, mort le 8 septembre 2012, après avoir été torturé au siège de la brigade de la police judiciaire de Sidi Hassine à Sijoumi.

Les policiers accusés dans cette affaire étaient visiblement protégés tout au long de l’enquête administrative menée à l’intérieur du Ministère de l’Intérieur. L’autopsie laisse aussi entendre, dans ce dossier, que le décès n’est pas lié à la torture.

En efecto, cuando se trata de tortura y sobre todo de muertes, los médicos forenses, magistrados y los fiscales de la república son menos oportunos y mucho más opacos en su tratamiento. Hemos visto esto en varios casos como el de Anis Omrani, muerto el 15 de agosto 2011 en el centro de la ciudad de Túnez con ocasión de un enfrentamiento entre manifestantes y la policía.

El Ministerio del Interior había declarado que el joven se había suicidado arrojándose del balcón de un departamento donde jamás vivió. Sin embargo videos mostraban que un policía lo baleaba. Otro caso similar fue el de Abderraouf Khamassi, que murió el 8 de septiembre 2012 después de haber sido torturado en la oficina de la policía judicial de Sidi Hassine en Sijoumi.

Los policías acusados en este caso estuvieron visiblemente protegidos durante toda la investigación administrativa realizada al interior del Ministerio del interior. En este caso, el documento de la autopsia también sugiere que la muerte de Khammassi no fue debida a la tortura.

La muerte de Denguir mientras estaba detenido por la policía sucede cuando las organizaciones internacionales de derechos humanos daban la bienvenida a la adopción de una nueva ley contra la tortura por parte de la Asamblea Nacional Constituyente establecida el 9 de octubre.

Rupert Colville, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR), describe la adopción de esta ley como ‘un gran paso adelante en la erradicación de la tortura en Túnez’.

Walid Denguir murió estando en custodia policial tres semanas después la Asamblea Constituyente de Túnez votó una ley para evitar la tortura.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.