¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La catástrofe ecológica del Prestige se salda sin culpables en España

Marea negra en una playa gallega. Foto de Wikimedia Commons con licencia CC by SA 3.0

Marea negra en una playa gallega. Foto de Wikimedia Commons con licencia CC by SA 3.0

El 13 de noviembre de 2002, el petrolero Prestige naufragó frente a las costas gallegas, provocando una marea negra de fuel altamente contaminante que afectó a las costas de España y Francia, en lo que se considera uno de los peores desastres medioambientales [en] de la historia de la navegación.

Once años después, tras 10 años de instrucción y nueve meses de juicio oral, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha absuelto del delito contra el medio ambiente a los tres acusados: el capitán del barco, Apostolos Mangouras, el jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors.

La catástrofe se produjo cuando uno de los tanques del Prestige se resquebrajó por causas nunca aclaradas cerca de la llamada «costa de la Muerte». El capitán del barco pidió refugio a las autoridades españolas, que por temor a que el barco contaminase el puerto que lo albergara, obligaron al capitán a alejarlo de la costa. La misma respuesta obtuvo por parte de las autoridades portuguesas y francesas. El Prestige tuvo que volver a alta mar con una grieta en el casco en plena tormenta, lo que provocó su hundimiento y una gravísima catástrofe ecológica y económica.

El petrolero Prestige a punto de hundirse tras partirse en dos. Foto del blog Ecología Verde con licencia CC by NC 3.0

El petrolero Prestige a punto de hundirse tras partirse en dos. Foto del blog Ecología Verde con licencia CC by NC 3.0

Según el blog El ojo Sostenible,

  • La catástrofe del Prestige fue la mayor catástrofe de este tipo ocurrida en Europa y la segunda del mundo después de Exxon Valdez en Alaska.
  • 2.000 km de costa se vieron afectadas y entre 250.000 y 300.000 aves murieron.
  • El coste supuso más de 10.000 millones de euros.

La sentencia absolutoria ha tenido un gran eco, no solo nacional sino también internacional: medios como Aljazeera [en], The Telegraph [en], The Times [en], BBC [en], The New York Times [en], Le Monde [fr], o Spiegel [de], entre otros, han dedicado artículos a esta noticia.

En España la decisión del tribunal ha indignado a los ciudadanos, que volcaron su frustración en las redes sociales. En Twitter, «Prestige» ha sido trending topic varios días seguidos.

Algunos tuiteros incidieron en la disparidad de esta sentencia con otras sanciones:

Iván Pandora, en su blog La caja de Pandora comenta:

Un grupo de voluntarios trabaja, en la localidad de Muxía, en la limpieza del fuel vertido por el petrolero 'Prestige'. Foto de eldiario.es con licencia CC by SA

Un grupo de voluntarios trabaja, en la localidad de Muxía, en la limpieza del fuel vertido por el petrolero ‘Prestige’. Foto de eldiario.es con licencia CC by SA

Parece que el hecho de que ese barco (monocasco) – que según los expertos era muy anticuado y con medidas de seguridad más que precarias – tuviera permiso para navegar por las costas gallegas no es punible.

La controvertida decisión de alejar el barco y esparcir el fuel durante horas por toda la costa, tampoco.

La pésima gestión del gobierno y la lentitud por no decir inoperancia, parece que no merece ninguna disculpa oficial.

El bloguero Juantxo López de Uralde se lamenta de que los principales responsables nunca fueran encausados por la catástrofe:

Ya al juicio se llegó sin que ninguno de los responsables políticos reales de aquella tragedia se sentaran en el banquillo. (…) Pero no sólo nos llama la atención la falta de políticos, sino también hay que preguntarse cómo es posible que ninguno de los responsables del fuel, del flete, de las compañías propietarias del buque… se sentaran en el banquillo. Pero es muy doloroso que quede impune la negligencia criminal de aquellos que mandaron el barco “al quinto pino”.

La plataforma Nunca Máis ha decidido no recurrir la sentencia, y las cofradías de pescadores de la zona también están considerando no recurrirla por la altísima cuantía de las tasas judiciales. Los contribuyentes son los grandes perdedores de esta catástrofe, según El Confidencial:

Voluntarios limpiando la playa de Carnota (La Coruña). Captura de pantalla del vídeo «Historias del Chapapote» con licencia CC by SA 3.0

Voluntarios limpiando la playa de Carnota (La Coruña). Captura de pantalla del vídeo «Historias del Chapapote» con licencia CC by SA 3.0

La sentencia considera que los únicos tres procesados por el accidente no incurrieron en ningún delito, por lo que no se le puede exigir responsabilidad civil a nadie. La consecuencia más importante es que los seguros del armador no cubrirán los gastos que generaron las labores de regeneración de la costa. (…) La Fiscalía cifró en 4.328 millones de euros los gastos y los daños generados (…). Pero el dictamen anula cualquier reclamación económica.

Factura que podría aumentar si prospera la iniciativa de los afectados franceses de reactivar el recurso administrativo que presentó el sindicato de protección de litoral de las Landas ante la Audiencia Nacional días después del desastre. Según su abogado, Renaud Lahitète:

Lo presentamos al día siguiente de llegar fuel a nuestras costas por precaución, para poder actuar en caso de que se dictaminase que no había delito penal, como así lo dice ahora la sentencia.

Greenpeace España considera la sentencia «una carta blanca a la industria petrolera para poner en riesgo el medio ambiente y a los ciudadanos». Mª José Caballero, directora de campañas de la organización ha declarado:

La sentencia demuestra que en España no estamos preparados para juzgar una catástrofe medioambiental, ni para condenarla, ni para defender el medio ambiente.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.