- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

China: Más de 100,000 usuarios de Weibo sancionados por violar las “directrices de censura”

Categorías: Asia Oriental, China, Derechos humanos, Libertad de expresión, Medios ciudadanos

La “batalla ideológica” [1] contra los líderes de opinión en línea y las “celebridades de Internet” constituye sólo un frente en el cada vez más amplio campo de batalla de la censura en línea en China. En otro frente se encuentra un nuevo “código de conducta”, una serie de sanciones para penalizar a los internautas que no actúen conforme a las normas.

Según la Plataforma Conjunta Contra los Rumores [2] [zh] del Distrito de Pekín, más de 103.673 usuarios de Sina Weibo han sido sancionados desde agosto de 2013 por violar el “código de conducta comunitario” (CoP, por sus siglas en inglés) de Weibo y las “siete directrices de autocensura [3]“.

Una publicación oficial afirma [4] [zh] que entre los usuarios de Weibo sancionados:

Las recientemente aplicadas sanciones comunitarias van desde la suspensión temporal a la eliminación permanente de las cuentas.

La Plataforma Conjunta Contra los Rumores es una plataforma autónoma formada por 22 medios de comunicación en línea y liderada por la Oficina de Información de Internet en la Ciudad de Pekín y la Asociación de Internet de Pekín. Los medios de comunicación en línea se supone que deben contribuir a la lucha contra los rumores en línea según las siete directrices de autocensura [3] presentadas por la Oficina Estatal de Información de Internet el 10 de agosto de 2013.

22 medios de comunicación en línea se registraron para aunar esfuerzos para acabar con los rumores. Imagen de captura de pantalla. [2]

22 medios de comunicación en línea se registraron para aunar esfuerzos para acabar con los rumores. Imagen de captura de pantalla.

Originalmente, el CoP de Weibo implementado por el Centro de la Comunidad de CoP sólo pretendía suprimir [5] la diseminación de correo basura comercial, material indecente y rumores. Sin embargo, a juzgar por los datos recientemente publicados, el blanco de la represión ha cambiado. Aproximadamente el 75% de los usuarios están siendo sancionados por publicar “comentarios de ataques personales” ─ pero qué constituye un “ataque personal” es altamente arbitrario y totalmente a discreción de las autoridades. Como señaló un internauta: “Esto es sólo una excusa para silenciar a quienes critican al Partido Comunista Chino (PCCh)”. Otro usuario señaló que los comentaristas en línea patrocinados por el partido son “inmunes” a la normativa comunitaria, incluso cuando han lanzado comentarios con ataques personales contra políticos liberales. Al parecer, la denominada norma “comunitaria” sólo se aplica a las voces disidentes.

Los datos de Sina Weibo han arrojado algo de luz sobre la desaparición de “comentarios críticos” en línea [1] en los últimos tres meses ─ los disidentes tienen prohibido pronunciarse en línea y los internautas ordinarios poco a poco van siendo disciplinados para que se comporten como pasivos consumidores de información en línea, a través de la imposición del “código de conducta comunitario”.