¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo puede ayudar a las víctimas del tifón de Filipinas

Tacloban typhoon survivors wait in line during a relief distribution. Government photo

Supervivientes del tifón en Tacloban esperan en cola durante la distribución de ayuda. Foto publicada por el gobierno.

Véase también Haiyan devasta Filipinas, nuestra página de cobertura especial.

Al escribir estas líneas, 2357 personas han muerto [en] y 338 000 están alojadas en centros de evacuación, una semana después de que el súper tifón Haiyan (Yolanda) azotase la zona central de Filipinas. Se espera que las víctimas aumenten [en] cuando los equipos de rescate puedan llegar y determinar la situación en las partes remotas de las provincias de Samar y Leyte.

Miles de personas murieron cuando una marejada alcanzó Tacloban, la capital de Leyte. Varias ciudades quedaron devastadas dejando a muchas personas sin hogar. Los supervivientes se han quejado de que el gobierno no les está proporcionando ayuda. Existen informes de que algunos refugiados están muriendo [en] de hambre. Pero el gobierno niega [en] ser lento en la prestación de asistencia a las víctimas del tifón.

Se necesitan urgentemente donaciones para salvar más vidas y rehabilitar las poblaciones afectadas. Afortunadamente, la ayuda está llegando de todas partes del mundo. El gobierno ha elaborado una lista de agencias [en] que pueden recibir donaciones internacionales. Varias fundaciones y colegios [en] también aceptan todo tipo de ayuda. Se pueden enviar donaciones incluso a través de iTunes [en] y teléfonos móviles [en]. Western Union no cobrará [en] por transferencias de dinero a Filipinas hasta finales de mes.

Este autor recomienda los esfuerzos de ayuda de Centro Ciudadano de Respuesta a Desastres [en], Alianza Nacional para Asuntos Filipinos (para residentes en Estados Unidos [en]), y Sagip Migrante [en].

La mitigación de desastres del gobierno y mapa de respuesta. Las zonas rojas son las provincias más afectadas en las Visayas.

Mitigación de desastres por el gobierno y mapa de respuesta. Las zonas rojas son las provincias más afectadas en las Visayas.

El sitio web oficial [en] del gobierno ofrece información actualizada sobre el impacto de Haiyan y actividades de ayuda humanitaria. Quienes estén buscando a familiares o amigos desaparecidos pueden solicitar ayuda a través del buscador de personas de Google [en] y el formulario de localización [en] de la Cruz Roja de Filipinas. Mientras tanto, el gobierno ha publicado una lista de personas fallecidas [en] en las provincias [en] devastadas por el tifón.

En Twitter, la principal etiqueta para el seguimiento de la situación es #yolandaph [en]. Para labores de ayuda humanitaria, #reliefph [en]. Para búsqueda y rescate, #rescueph [en]. Y para la búsqueda de personas desaparecidas, #tracingph [en].

Robert Plaza comenta el papel de los medios sociales [en] en la coordinación de respuestas durante y después del desastre:

Es sin duda el momento perfecto para que los medios sociales ejerzan su labor, por desgracia, en medio de tal devastación. Hasta el momento, los medios sociales no decepcionaron — excepto, por supuesto, en las zonas donde las líneas eléctricas y de comunicaciones están cortadas, y eso es comprensible. Fuera de las zonas afectadas, sin embargo, es una historia diferente: los medios sociales se convirtieron en una herramienta muy útil para que más gente pueda responder a la calamidad.

Vista aérea de la destrucción en Leyte

Una iglesia dañada en la provincia de Aklan. Foto de la página de Facebook Aklanon AKO ( I Love Aklan)

Una iglesia dañada en la provincia de Aklan. Foto de la página de Facebook Aklanon AKO ( I Love Aklan)

Una operación de embalaje de ayuda en Tacloban. Foto publicada por el gobierno

Una operación de embalaje de ayuda en Tacloban. Foto publicada por el gobierno

El contenido del paquete de alimentos que el Gobierno da a los supervivientes del tifón

El contenido del paquete de alimentos que el gobierno da a los supervivientes del tifón

Ayuda llega a la isla Pan de Azucar en Concepción, Iloilo, en helicóptero. Nuestros esfuerzos no son sólo en Visayas Oriental.

Un arco iris aparece sobre Tacloban, marcando el comienzo de la primera semana de la tragedia. Existe la esperanza.

Manila Times enumera lo que el gobierno debería priorizar [en] en las labores de socorro:

Un sinnúmero de muertos permanecen sin sepultar y sus cuerpos en descomposición tienen el potencial de propagar enfermedades. Como mínimo, el hedor que sus cadáveres emiten hacen el trabajo de rescate y recuperación insoportable.

Luego están los gravemente heridos o enfermos. Si no reciben asistencia médica lo más pronto posible, se debilitarán y morirán, y serán parte de las estadísticas que ya son demasiado dolorosas de soportar.

También están los cientos de miles de personas que no tienen nada, literalmente nada. Ni casas (que fueron destruidas), ni comida (ya que perdieron la comida que tenían durante la tormenta), y nada más que la ropa que llevan puesta (todas sus ropas quedaron también irremediablemente dañadas por Yolanda).

Boo Chanco reconoce el valor de criticar [en] las lentas operaciones de socorro del gobierno:

Ahora pongo en duda la validez de las llamadas a dejar de criticar la lentitud de las operaciones de socorro gubernamentales. Parece que la crítica, especialmente si viene de medios de comunicación extranjeros, es lo único que consigue que nuestros burócratas reconozcan la urgencia de la situación. Debemos unirnos como pueblo para superar esta tragedia, pero eso no quiere decir que no debamos señalar cómo las cosas pueden y deben hacerse mejor durante el proceso.

Violeta López Gonzaga (a través del Facebook de Mila Aguilar), trabajadora social [en] del gobierno, pide al público ser más considerado al juzgar la respuesta del gobierno:

Somos lentos, sí. Pero dense cuenta de que sólo alrededor de 5 empleados, incluyendo al director y subdirector que permanecen en nuestra oficina en Tacloban, están yendo al trabajo. No sabemos si otros empleados están vivos o heridos o incluso muertos. No tenemos tiempo de buscarlos.

Las carreteras siguen bloqueadas con escombros, por lo que no hay transporte directo. Nuestros trabajadores sobre el terreno también son seres humanos. Estos son seres humanos, que fueron ellos mismos víctimas también; el gobierno es criticado ahora por su lentitud. No somos lo suficientemente rápidos, incluso por nuestros propios estándares, pero por favor, entiendan que Yolanda excede lo que esperábamos, excede todo para lo que nos preparamos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.