¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Juez malauí, otrora bienvenido en Zambia, podría ir a prisión

Un juez malauí del Tribunal Superior que había sido invitado a presidir un tribunal judicial creado para la investigación de dos jueces del Tribunal Superior y un juez de la Corte Suprema de Zambia en algún momento del año pasado, se encuentra ahora, en un extraño giro del destino, corriendo el riesgo de ir a prisión por desacato a la corte tras haber ignorado las órdenes del Tribunal Superior de Zambia.

The Malawian judge might end up in a Zambian prison cell if found guilty. Photo released under Creative Commons (CC BY 2.0)  by Flickr user

El juez de Malaw, Lovemore Chikopa, podría terminar en una cárcel de Zambia si se le encuentra culpable. Foto bajo licencia Creative Commons (CC BY 2.0) del usuario de Flickr Tim Pearce.

El juez malauí, Lovemore Chikopa, ha estado alojado de manera temporal en Zambia durante un año en espera de oír los casos de los jueces del Tribunal Superior Nigel Mutuna, Charles Kajimanga y del juez de la Corte Suprema Philip Musonda, quienes habrían dimitido por supuestas faltas profesionales graves. Asimismo, en el mismo periodo, el presidente de Zambia, Michael Sata, asignó a dos nuevos tribunales la investigación de Emelia Sunkutu y Timothy Katanekwa, otros dos jueces del Tribunal Supremo.

El tribunal creado por Sata, quien invitó a Chikopa, proveniente del vecino Malawi, a oficiarlo, habría sido el blanco de varias impugnaciones legales [en] a cada paso del proceso debido a la lucha de los tres jueces ante la corte.

A causa de esta situación, la corte superior de Ndola, la tercera ciudad más grande de Zambia, a 400 kilómetros de su capital, Lusaka, evitó que el tribunal siguiese adelante después que Mutuna y Kajimanga cuestionaran la constitucionalidad del tribunal [en]. Otra objeción anterior, en mayo de 2012, fue testigo de cómo los tres jueces buscaban que se emitiese una orden restrictiva que detuviese al tribunal.

A Musonda se le permitió, tras su su dimisión como juez de la Corte Suprema, una revisión judicial [en] por el juez del Tribunal Superior Florence Lengalenga en lugar del tribunal Chikopa. Sin embargo, Chikopa quiso seguir oyendo el caso de Musonda.

Ya fuese por ignorancia o impunidad, Chikopa siguió sentado incluso después de que le hubiese sido dada la orden de detenerse.

La historia fue relatada por los medios en línea de Malawi [en] y Zambia. Esto es lo que declaró el Zambian Watchdog [en]:

Se espera que el juez Lovemore Chikopa y su secretario Magaya Katunasa comparezcan ante el juez Mwiinde Siavwapa de la Corte Suprema de Ndola para responder ante cargos de desacato a la corte y para explicar por qué no deberían ser enviados a prisión o por qué no se les debería aplicar cualquier tipo de sanción por desobedecer una orden lícita de la corte […] Los abogados que representan a los jueces Nigel Mutuna y Charles Kajimanga están preparando la documentación final para el encarcelamiento de Chikopa y Katunasa por no respetar la orden de detener la audiencia.

Zambian Reports, quien cuestionó cómo es que un tribunal que ha tenido que enfrentarse a críticas [en] desde el principio pudiese continuar a pesar de estos obstáculos, escribió [en]:

Aún está por ver cómo procederá el ‘irregular’ tribunal a la luz de los eventos […] Sin embargo, Chikopa, quien se aloja en Zambia, traido de Malawi, gracias al dinero del gobierno, ha demostrado un celo más allá de lo normal por el proceso a pesar de los obstáculos.

Nyalubinge Ngwende, critica en su blog Brutal Journal [en], al presidente por un supuesto intento de protección de sus amigos, dueños del Banco de Desarrollo de Zambia, quienes le han prestado dinero para sus negocios, más o menos unos 14 billones de kwacha zambiano (aproximadamente unos 2 millones de euros). Este asunto fue manejado en algún momento u otro por los jueces Mutuna, Kajimanga y Musonda. Nyalubinge señaló:

El tribunal de Lovemore Chikopa es uno de esos casos obvios de un intento por parte del Presidente Sata para castigar a estos jueces en nombre de sus amigos […] Mutuna, Kanjimanaga y Musonda son víctimas de la valiente decisión que tomaron en un caso en el que a Mutembo Nchito (ahora Director del Ministerio Público) y Fred M'membe (dueño de The Post Newspaper y amigo confeso de Sata) se les pedía devolver K14 billones que habían cogido prestados de un banco público, el Banco de Desarrollo de Zambia.

Nchito y M’membe eran dueños de la aerolínea Zambian Airways [en] que posteriormente se declaró en bancarrota.

Ngwende también citó lo que dijo Sata al crear el tribunal Chikopa:

Mi oficina ha recibido una gran cantidad de quejas sobre los Magistrados Philip Musonda, juez de la Corte Suprima, Charles Kajimanga y Nigel Mutuna, jueces del Tribuna Superior, de la Asociación de Derecho de Zambia, varios abogados dentro de la judicatura y miembros del público […] Los términos de referencia se basarían en alegaciones que sostienen que el trío interfirió en un caso que involucra a The Post Newspapers, el Banco de Desarrollo de Zambia, la DBZ y JNC Holding Limited y Mutembo Nchito.

Mientras tanto, los zambianos, especialmente aquellos que han visto el Tribunal Chikopa como un proyecto innecesario y un gasto del dinero público, esperan el día en que el juez malauí se presente en una corte zambiana como acusado y probablemente termine en una cárcel zambiana como convicto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.