¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

No se escuchará el sonido de las congas en los estadios de béisbol en Cuba

Estadio Latinoamericano en La Habana (Foto cortesía de la autora)

Estadio Latinoamericano en La Habana (Foto cortesía de la autora)

La Dirección Nacional de Béisbol cubana dio a conocer una nueva circular que ha provocado la indignación de los amantes del deporte nacional: se prohíbe “la música generada por congas, orquestas y otros instrumentos musicales como trompetas durante el desarrollo del juego”.

Según la directiva, “se exonera de ello los entreinnings, léase minutos de descanso por entrada y salida de los equipos al terreno”.

Las reacciones no tardaron en llegar a los blogs, las redes sociales y los comentarios en medios de prensa nacionales. La columna Strike 3, del periodista cubano Michel Contreras, cuenta actualmente con más de 400 comentarios sobre el tema. “Qué pronto quieren convertir los juegos alegres en funerales, somos cubanos y la música corre por dentro”, señala Erik Fundora.

La nueva circular refiere que,

las congas están interfiriendo en la concentración de los jugadores” e inciden negativamente en “las efectivas comunicaciones de las direcciones de los equipos con los atletas en el terreno, afectando también en las transmisiones de la televisión y de radio.

De acuerdo con el comentarista Lafb, la Dirección Nacional de Béisbol:

debe enfocar sus preocupaciones a otras situaciones que viene afectando negativamente a nuestro pasatiempo nacional y dejar las congas ahí, que ya son un icono en nuestro béisbol.

Según Pepecito,

nosotros vamos al estadio a divertirnos y a gozar de lo lindo, el equipo de Santiago no es Santiago sin su conga, que se revuelva el panal y suene el carnaval de Laritza Bacallao que fiesta es lo que hace falta.

Para Alejandro Ulloa, autor de Esquinas, el estadio sin conga “es como si asistiéramos a una función de ballet muda, en la que solo habrá música en los intermedios”.

Un post publicado esta semana en Bloggers Cuba llamó la atención sobre el aumento de prohibiciones en los últimos tiempos en el país:

La pelota es un espectáculo. Los fanáticos o seguidores de un equipo, son el décimo jugador. Para nadie es secreto que una afición entregada contagia e inspira al pelotero, y también desestabiliza al contrario. Limitar esta entrega es poner otro cerrojo a la ya escasa participación de público en los estadios cubanos.

Hace apenas unos meses se aprobó en Cuba una nueva política de remuneración para atletas, entrenadores y especialistas del deporte que regula el pago profesional por la práctica de la actividad deportiva a los deportistas de alto rendimiento, el pago por resultados deportivos en los principales certámenes competitivos, la homogenización y generalización de la entrega de los premios, tanto individuales como colectivos, de los premios en metálico alcanzados, y la posibilidad para los deportistas cubanos en activo de contratarse en el exterior sin desvincularse, necesariamente, del movimiento deportivo nacional.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.