¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La violencia se adueña del clásico del fútbol uruguayo

Foto publicada por Jimmy Baikovicius en Flickr, bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 2.0)

Foto publicada por Jimmy Baikovicius en Flickr, bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 2.0)

La hinchada de Peñarol protagonizó un violento incidente en la tribuna Ámsterdam del Estadio Centenario durante el clásico de Nacional y Peñarol para el Torneo Apertura, con un saldo de nueve policías heridos y varias personas detenidas. El partido debió suspenderse momentáneamente debido a los altercados cuando transcurrían doce minutos del segundo tiempo.

El motivo de los disturbios habría sido, según las declaraciones de la parcialidad, el robo de una bandera que recordaba a Rodrigo Aguirre, el hincha de Peñarol que fuera asesinado por la hinchada de Nacional en el 2011, y que por algunos minutos fue exhibida en la tribuna Olímpica por los hinchas de Nacional, tal como lo testimonia una fotografía que apareciera en el artículo de El Observador titulado “La bandera de la discordia” .

El vicepresidente de Peñarol Edgard Welker confirmó la versión de la parcialidad aurinegra a Radio Universal, según el mencionado artículo de El Observador, de acuerdo a lo cual, los hinchas de Peñarol habrían reaccionado ante el hurto con agresiones y desmanes.

Los policías heridos resultaron con traumatismos varios, cortes en miembros superiores e inferiores y pérdida de piezas dentales, según lo declarado a El País por la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior. Los funcionarios policiales habrían realizado la denuncia en la Seccional Novena.

La rivalidad entre Nacional y Peñarol se remonta a la fundación de dichos equipos, los más populares e importantes del Uruguay, que disputan incluso sobre quién es el club más antiguo en el país. Este enfrentamiento clásico del fútbol uruguayo es el segundo más antiguo del mundo, luego del clásico entre los equipos Manchester United y Liverpool de Inglaterra y suele concitar la atención de las parcialidades que asisten masivamente a los encuentros.

Durante los diez minutos que duró la suspensión, unos 200 hinchas de Peñarol se lanzaron a destrozar el vallado y equipamiento de la tribuna Ámsterdam intentando llegar a la tribuna Olímpica, donde se encontraba la parcialidad de Nacional. Las fuerzas policiales intervinieron tratando de controlar las escaramuzas chocando con la reacción de los hinchas de Peñarol, en un enfrentamiento que dejó varios policías heridos.

El periodista especializado Sergio Gorzi (@camaraceleste) expresó su disconformidad con la actuación policial en Twitter.

Por otra parte, el juez de turno Juan Carlos Fernández Lecchini, a cargo de los incidentes en los alrededores de la Seccional Novena, declaró a Ovación Digital que: “los cuatro detenidos quedaron en libertad. No tuve 20 detenidos por el clásico”.

Según el comunicado de prensa del Ministerio del Interior, reseñado en el citado artículo de Ovación Digital, los detenidos habrían sido veinte, “quince por desórdenes, dos por agresión al personal policial y tres por hurto”.

También de acuerdo a Ovación Digital, los daños sufridos por las tribunas Ámsterdam y Colombes son de tal entidad que las reparaciones podrían no estar listas para la próxima fecha del campeonato, el sábado 30 de noviembre.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.