La anulación de la sentencia de Alexey Navalny

Cartoon Alexey Navalny, animated by YouTube user KuTstupid, 22 August 2013, screen capture.

Dibujo de Alexey Navalny, realizado por el usuario de YouTube KuTstupid, 22 de agosto de 2013, captura de pantalla.

Después de la controvertida sentencia del pasado mes de julio en la que se condenaba a Navalny a cinco años de prisión, el 17 de octubre, un tribunal decidió anular dicha sentencia. Por tanto, Alexey Navalny, el líder más importante de la oposición rusa, quedó en libertad condicional. Asimismo, aunque la legislación rusa impide que personas imputadas puedan presentarse a elecciones u ostentar cargos públicos, la nueva sentencia le da algo de flexibilidad [ru] a Navalny y, por tanto, sigue comprometido con Moscú y la política nacional. Por ejemplo, en menos de una semana, Navalny lanzó una nueva iniciativa ciudadana [ru] contra el plan del gobierno de congelar las cuentas de ahorro particulares del sistema de pensiones.

Desconfiados del sistema jurídico de su país y sospechando de las razones para haber suspendido la sentencia, muchos rusos están confusos en cuanto a la rebaja del castigo de Navalny por parte del tribunal de Kirov. El diario Vedomosti sugería [ru] lo siguiente: ¿Ha sido un esfuerzo para aumentar la confianza de los empresarios rusos en una época en la que la economía va mal? ¿Era parte de un plan mayor en el que se quería llevar a Navalny a un plano político secundario al mancillar su credibilidad?

No es sorprendente que en RuNet se esté especulando por todas partes con teorías que intentan explicar la sentencia anulada de Navalny y que la gente esté opinando. El usuario de LiveJournal teh_nomad incluso llegó a compilar [ru] tuits de varios políticos, periodistas y otras personas.

Ilya Yashin, activista político de la oposición, tuiteaba lo siguiente:

El veredicto básicamente pretende el aislamiento político. Navalny no tienen la libertad de poder viajar por el país o el mundo y no puede participar en las elecciones.

La celebridad televisa Ksenia Sobchak se lamentaba:

A la gente inocente se les anula la sentencia (p. ej., se les declara culpable), Alexey no va a poder participar en las elecciones y nosotros, al parecer, estamos contentos.

Oleg Kashin, periodista que apoya a Navalny, resumió la sentencia de Navalny en un tuit de una palabra [ru]: УСЛОВНЫЙ (ANULADO).

En otras partes de Twitter, las opiniones eran diversas y numerosas. Por ejemplo, Dmitriy Zykov puso en evidencia el lado oscuro de la plataforma política de Navalny al hacer referencia a sus pensamientos con respecto a los territorios del sur de Rusia que podrían interpretarse como xenófobos:

Navalny es necesario como mediador entre el gobierno y los manifestantes para que nos pueda informar desde el podio: “Los negros tienen la culpa de todo” y “Disolvámonos [acabar con la inclusión del norte del Cáucaso, que es musulmán, por parte de la Federación Rusa]”.

Por otra parte, Kirill Martynov, profesor en la Escuela Superior de Economía, pensó que la reacción de Navalny sobre los disturbios en Biryulevo demostraba su ascensión a un nuevo y más refinado estatus social:

Ahora, deberíamos encontrarnos con un Navalny nuevo, bien arreglado y simpático. Declaró sus primeros comentarios el otro día en su nuevo puesto, sobre el tema de Biryulevo.

La periodista Olga Kuzmenkova escribió que las personas que estaban presentes durante la anulación de la sentencia de Navalny se temían lo peor:

En pocas palabras, para que entiendan la situación: los abogados, demandados, esposas y gran parte de los periodistas estaban seguros de que este era el final.

Mikhail Prokhorov escribió [ru] en Facebook sobre las dos caras de la anulación de la sentencia de Navalny:

Навальный остается на свободе, это хорошо, Алексея можно только поздравить. На мой взгляд, приговор отражает уровень компромисса между разными группами высшей бюрократии и ручной характер управления судебной системой в России. Телефонное право никто не отменял, и на событиях, развернувшихся вокруг Навального, мы это отчетливо видим: посадили на невероятный срок, выпустили по ходатайству прокуратуры, что само по себе нонсенс, отпустили на свободу, но с условным сроком. Такой приговор демонстрирует узкий коридор, в котором вынуждена действовать оппозиция. Условный срок — это признание, что фактически преступления не было, но политика, которого теперь сделали всероссийски известным, сохраняют в подвешенном состоянии — с возможностью в любой момент отправить в зону.

Navalny continúa en libertad, lo cual es bueno y tenemos que felicitar a Alexey; sin embargo, la sentencia muestra el grado de compromiso entre los diferentes grupos de la alta burocracia y la fácil manipulación del sistema judicial ruso. La “justicia por teléfono” de la época soviética no ha desaparecido y, teniendo en cuenta el caso Navalny, podemos observar claramente que: recibió una sentencia difícil de creer, fue liberado bajo petición de la fiscalía (lo cual no tiene ningún sentido), y en última instancia fue liberado, pero con libertad condicional. Este veredicto muestra el poco margen de actuación que tiene la oposición. La anulación de una sentencia reconoce que no se produjo ningún delito; pero el político, que ahora es famoso en toda Rusia, se queda en el limbo, ya que sigue existiendo la posibilidad de que le puedan volver a enviar a la cárcel en cualquier momento.

Eduard Limonov, 29 March 2013, YouTube screen capture.

Eduard Limonov, 29 de marzo de 2013, captura de pantalla de YouTube.

Mientras tanto, la reacción [ru] del escritor y disidente político Eduard Limonov fue extraña y con muestras de desprecio:

¡Ratas [del Internet]! ¡Tu cenicienta —Alexey Navalny— se ha convertido en princesa! ¡Celébrenlo, ratas! Todos al [café] Jean-Jacques. ¡Comida para todos!

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.