Los demagogos de Rusia no pueden llevarse bien

Zhirinovsky (on the left) debating Maksim Shevchenko on "The Duel." YouTube screenshot.

Zhirinovsky (izquierda) debate con Maksim Shevchenko en “El duelo”. Captura de pantalla de YouTube.

El parlamentario ruso Vladimir Zhirinovsky a menudo sirve como una especie de guía del rebaño para el Kremlin, un papel que adoptó a comienzos de los años 90 cuando sus demócratas liberales, concebidos al estilo de la KGB, se convirtieron en un partido de oposición leal nacionalista en la Duma. Sus afirmaciones aparentemente indignantes a menudo preceden a verdaderas reformas del mismo estilo –solamente menos radical. De esta manera, hace que el nuevo curso sea más aceptable por comparación, y al mismo tiempo da un medio de salida a los sectores marginados, lo que permite al Kremlin aplacarlos.

Así que no sorprendió cuando Zhirinovsky se quejó de los ciudadanos originarios del Norte del Cáucao en el popular programa de debates “El duelo” el 24 de octubre [YouTube] –apenas semanas después de los disturbios étnicos en Biryulyovo y de un atentado suicida en Volgogrado. Como suele ser, su retórica fue pomposa:

Они должны рожать столько детей, сколько рожает в среднем человечество, два, один, все, за третьего — штраф. Не хотят — ограничим, окружим колючей проволокой, закроем все, что можно, пусть сидят там. 15-20 детей пусть сами кормят, сами дают работу. Но убивать в России никому не позволим. Вот этот автобус Москва-Махачкала надо закрыть немедленно. На этих автобусах уже неоднократно приезжали террористы, убийцы, криминал.

Deberían dar a luz a una cantidad de hijos que sea equivalente al promedio universal, dos, uno, nada más, por un tercero te multan. Si no están de acuerdo –los confinamos, los rodeamos con alambre de púas, los encerramos todo lo que podemos, déjenlos que se sienten ahí. Dejen que alimenten a 15 o 20 hijos ellos solos, déjenlos que disfruten. Pero no vamos a permitirle a nadie que mate en Rusia. El bus Moscú-Makhachkala [capital de Daguestán] tiene que clausurarse de inmediato. Terroristas, asesinos y criminales nos han visitado frecuentemente en esos buses.

La rama chechena del Partido Liberal-Demócrata de Rusia primero condenó las declaraciones de Zhirinovsky, pero después se retractó, insinuando que sus declaraciones fueron hechas bajo coacción. Por su parte, la blogosfera rusa reaccionó a su manera — inmediatamente alguien aplicó Photoshop a Zhirinovsky y lo retrató como Hitler.

Vladimir Zhirinovsky as Hitler. Anonymous image distributed online.

Modificación cruda pero efectiva con Photoshop de Vladimir Zhirinovsky como Hitler. Imagen anónima distribuida en linea.

El activista de oposición Ilya Yashin publicó el afiche de campaña daguestano de Zhirinovsky, donde el político tiene puesto un tradicional sombrero de lana del Cáucaso y sostiene un rifle. Yashin notó la ironía:

Zhirinovsky quiere encerrar el Cáucaso con alambre de púas y limitar su índice de natalidad. Durante las elecciones en Daguestán dijo otra cosa.

El líder de la República Chechena, Ramzan Kadyrov, que es un profesional en el uso de la exageración para efectos políticos, respondió casi de inmediato en sus cuentas de LiveJournal [ru] y de Instagram [ru]. Ambas entradas incluyeron una foto de Zhirinovsky usando una peluca de payaso. En una retórica vehemente, Kadyrov se burló de Zhirinovsky y al mismo tiempo reafirmó su lealtad a Putin y el estado ruso:

Я знаю, что президент страны Владимир Путин никогда не позволит развязать межнациональные и межрелигиозные конфликты. Это наша с вами страна, уважаемые россияне! Жириновский может жаждет, чтобы воцарились хаос, смута! Но этому не бывать. Жириновские приходят и уходят, а Россия остается.

Sé que el presidente Vladimir Putin nunca dejará que se desencadenen conflictos étnicos y religiosos. Este es nuestro país juntos, rusos queridos. ¡Zhirinovsky tal vez tenga ganas de caos y malestar! Pero esto no ha de ser. Los Zhirinovskies pueden ir y venir, pero Rusia queda.

Sin embargo, los nacionalistas rusos no se están comprando esta visión de una Rusia unida. Vladimir Tor, nacionalista de oposición, se dirigió a Kadyrov en su blog [en]:

Жириновский, конечно, ещё тот марципанчик – но никакой общей “нашей с вами страны, уважаемые россияне” в природе не существует. И никаких россиян – мифической общности, где русские братаются с чеченцами – тоже нет.
Это всё бредовые фантазии в голове Путина и Кадырова.

Zhirinovsky es, por supuesto, un demente -pero en general no puede haber nada de “este es nuestro país juntos, queridos rusos”. Ni tampoco hay rusos cívicos –no hay comunidad mítica donde los rusos sean hermanos de los chechenos. Son simplemente fantasías ilusionadas en las cabezas de Putin y Kadyrov.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.